¿Cómo mejorar la capacidad pulmonar en el hogar?


Si pasaste por un episodio que pudo haber afectado a la salud de tus pulmones, o simplemente quieres reforzar tu capacidad pulmonar, no te `pierdas este artículo. Te contaremos cómo saber el estado de tus pulmones y cómo mejorarla.

¿Qué es la capacidad pulmonar?

Se llama capacidad pulmonar a la cantidad de aire que los pulmones pueden inhalar. Cuando estamos en reposo la capacidad es de 12 litros aproximadamente. En cambio, cuando realizamos ejercicios, se exige una mayor demanda de oxígeno y respiramos más rápidamente. Llevando la capacidad a unos 100 litros dependiendo del tipo de ejercicio y estado físico.

Para aprovechar mejor el aire se debe respirar profundamente sintiendo que el abdomen se hincha porque baja el diafragma, provocando al mismo tiempo la expansión de las costillas. Aguantar unos segundos y expulsar el aire lentamente.

capacidad pulmonar

¿Existe una rehabilitación pulmonar?

Los avances médicos hacen posible que la salud pulmonar se recupere de manera parcial o total, aunque se haya sufrido un daño agudo o crónico. Tales como EPOC o Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que afecta a un 10% de las personas mayores de 40.

Para el tratamiento de estas enfermedades se recurre al suministro de oxígeno por las noches o el uso de un broncodilatador. Actualmente existen técnicas de rehabilitación pulmonar. Las cuales consisten en pasos que se pueden realizar en un centro de salud y en sus hogares.

Interviene un equipo formado o un kinesiólogo, nutricionista y psicólogo para acompañar los cambios que debe realizar la persona para tener una mejor calidad de vida.

¿Quiénes pueden realizar una rehabilitación pulmonar?

Existe un gran número de personas que desconocen la salud de sus pulmones. En principio, una rehabilitación pulmonar puede ayudar a las personas que posean EPOC, distrofias musculares, fibrosis quística, enfermedad intersticial o aquellas personas que hayan pasado por una cirugía pulmonar.

¿Cuál es tu capacidad pulmonar actual?

La cantidad de aire que nuestros pulmones pueden inhalar se denomina capacidad pulmonar. Hay varios tipos de capacidad pulmonar. La capacidad inspiratoria, que indica el aire que puede recibir en una espiración normal.

La capacidad residual funcional, indica el aire que queda en los pulmones luego de espirar, es decir, el oxígeno que queda en el sistema respiratorio. Otro tipo es la capacidad vital que indica la máxima cantidad de aire que podemos expulsar de los pulmones. Mientras que la capacidad pulmonar total es el aire que queda en el sistema respiratorio luego de realizar una inhalación.

Estos valores se obtienen a través de un examen con espirometría, gracias al cual se puede detectar algunas enfermedades que pueden pasar desapercibidas. Entre ellas se encuentra el asma, enfisema y bronquitis.

La prueba consiste en respirar dentro de una boquilla que está conectada a un dispositivo llamado espirómetro, capaz de medir la cantidad y frecuente del aire que se inspira y espira.

capacidad pulmonar

¿Cómo aumentar la capacidad pulmonar en casa?

La rehabilitación pulmonar so puede suceder de un día para otro. Es un proceso lento que requiere voluntad para lograr grandes beneficios.

Desde tu propio hogar puedes hacer mucho por tus pulmones y recuperar la capacidad pulmonar perdida por una afección crónica o genética.

Ejercicios físicos

Realizar ejercicios físicos durante al menos media hora por cinco días de la semana. De acuerdo a tus posibilidades puedes nadar, correr, andar en bicicleta o practicar yoga.

La técnica de respiración del yoga, llamada Pranayama se basa en tratar de obtener un incremento de oxígeno, resistencia y recuperación. El ejercicio consiste en inhalar profundamente de manera consciente y exhalar de manera controlada y pausada. El objetivo es que el tiempo de exhalación sea más extenso que el de inhalación.

Si eres un corredor y deseas tener más resistencia, te recomendamos subir la intensidad durante 10 minutos y bajar el ritmo hasta que las pulsaciones lleguen a 120ppm. Repite esta modalidad 3 veces.

Silbar o inflar un globo

Practicar silbar o expulsar el aire espirando más del tiempo que inspiramos ayuda a reforzar la función pulmonar. El mismo efecto tiene inflar un globo, inflar dos globos por semana será suficiente. Puedes alternar entre una actividad y otra para fortalecer los músculos que intervienen en la respiración.

Aguantar la respiración

Practica respirar hondo y tratar de aguantar la respiración por el mayor tiempo posible. Trata de volver a repetir esta actividad día por medio.

Otros consejos

Antes de dormir toma conciencia de tu respiración e inhala y exhala profundamente. Acuéstate y coloca una mano en el vientre y la otra en el pecho. Cuando inhalas el vientre se debe hinchar y el pecho permanecer en su lugar. Al exhalar hazlo lento y con pausas.

Otras posturas que ayudan a expandir el tórax consiste en sentarse y entrelazar las manos adelante y levantar los brazos, lo más que puedas. Mientras levantas los brazos inhalas. Después bájalos exhalando lentamente.

capacidad pulmonar

Otro ejercicio que ayuda a expandir las costillas es pararse e inclinarse de a poco de costado levantando el brazo opuesto. Inspira al hacer el movimiento y exhala cuando vuelve a la posición. Al hacer este ejercicio se debe mantener las rodillas levemente flexionadas.

Remedios caseros para aumentar la capacidad pulmonar

Mantener limpio el ambiente donde te encuentras la mayor parte del día y de la noche es vital para ayudar a la salud de los pulmones. Trata de incluir algunas plantas en el hogar para limpiar el ambiente de sustancias tóxicas.

Beber agua también es uno de los remedios naturales que ayudan a mejorar las funciones de todos los órganos de la piel. Junto a estos remedios naturales que contamos a continuación, te aconsejamos alejarte de algunos malos hábitos como el cigarrillo.

Eucalipto

Esta planta posee un compuesto activo llamado eucaliptol, un potente descongestionante y expectorante en infecciones respiratorias del tracto superior o inflamaciones. Una de las formas de sentir su efecto es a través de vahos. Para prepararlo tienes que hervir un puñado de hojas de eucaliptos en dos litros de agua.

Cuando hierve el agua se debe tratar la olla para que el vapor se concentre. Después, retira del fuego y destapa cerca del rostro para aprovechar al máximo su efecto.

Té de castaña de indias

La castaña de indias posee escina, una sustancia antiinflamatoria. Para preparar el té se debe colocar 5 gramos de esta hierba en una taza de agua hirviendo.

Té de raíz del regaliz

Esta hierba posee saponinas que actúan como expectorante con acción secretolítica y secretomotora para la tos y las inflamaciones de las vías respiratorias. Para preparar el té tienes que colocar un poco de raíz de regaliz en una taza con agua hirviendo.

Los remedios naturales mencionados para recuperar o aumentar la capacidad pulmonar no reemplazan en ningún caso a los remedios indicados por el médico. Consulta con él antes de probar algunos de ellos.

Todo el organismo necesita oxígeno, incluyendo el cerebro, en el siguiente artículo te contamos: Actividades para oxigenar el cerebro.