Dolor de ovarios síntoma de embarazo normal ¿o de embarazo ectópico?


Muchas mujeres se sienten preocupadas acerca de si puede ser el dolor de ovarios síntoma de embarazo.  Es más: una sencilla búsqueda en Internet arroja miles de resultados afirmando que… ¡el dolor de ovarios es normal durante el embarazo! Sin embargo, es necesario aclarar dos cosas: primera, que los ovarios no duelen (duelen los órganos que los rodean debido a enfermedades o desequilibrios); segunda, que el dolor de ovarios ante una falta menstrual y la sospecha de estar embarazada no debe ser tomado a la ligera.  ¡Puede tratarse de un embarazo ectópico!

Descubre: Síntomas de la ovulación

Dolor de ovarios sintoma de embarazo
Si sospechas que estas embarazada y sientes dolor de ovarios no lo dejes pasar.

Qué ocurre en los ovarios al quedar embarazada

Un pequeño repaso de nuestros conocimientos de anatomía femenina nos ayudará a comprender por qué puede ser el dolor de ovarios síntoma de embarazo ectópico.

Los ovarios son dos; son los órganos reproductores femeninos y se encuentran uno a cada lado del útero, al que están sujetos por un pliegue peritoneal.  Cuando estás de pie, tus ovarios cuelgan casi verticalmente.

Los ovarios están encargados de producir óvulos y hormonas.   Los óvulos u ovocitos se encuentran depositados en un tejido superficial de los ovarios llamado folículo ovárico.  Al nacer, una niña tiene más de un millón de folículos, pero la mayoría desaparecen hacia la pubertad.  A partir de la madurez sexual los folículos se van reduciendo con cada ovulación.

En cada período, las hormonas estimulan entre 10 y 20 folículos de los cuales sólo uno se convierte en un folículo dominante y despide un óvulo enviándolo hacia el útero a través de las trompas de Falopio.  El ovocito permanece 24 horas en la trompa y es el momento en el que puede ser fecundado.

Si es alcanzado por un espermatozoide y éste lo fecunda, el óvulo migra hacia el útero.  Si no, se descompone es expulsado fuera del organismo mediante la menstruación junto con todos los tejidos que estaban preparados para la fecundación y el proceso comienza nuevamente.

Si el óvulo es fecundado se ubica en el útero y los ovarios comienzan a favorecer la síntesis de hormonas sexuales esenciales.  Pero como la función de los ovarios es exclusivamente reproductiva, si el óvulo ha sido fecundado los ovarios no tienen mucho trabajo hasta que el embarazo finalice y puedan comenzar a producir óvulos nuevamente, ya que ovulación y embarazo son dos procesos completamente opuestos.

¿Por qué pueden doler los ovarios?

Como decíamos anteriormente, los ovarios no duelen; lo que puede doler son los órganos que los rodean, debido a enfermedades o desequilibrios en los procesos.  Lo que comúnmente se llama dolor de ovarios, es un dolor pélvico o dolor en la parte baja del abdomen que es aproximadamente donde se ubican los ovarios.

Este dolor puede ser constante o esporádico, intenso o más suave, punzante en un lugar específico o suave en un área amplia.  El dolor pélvico puede aparecer durante el período menstrual y puede ser un signo de un problema en alguno de los órganos, o un signo de infección en las vías urinarias, intestino, recto, músculos o huesos o varias de estas causas al mismo tiempo.    También pueden producirse calambres o molestias en el vientre.

Este tipo de dolor es originado por la menstruación, ya que una de las hormonas que segregan los ovarios es la prostaglandina, que puede provocar contracciones en los músculos del útero.  Otras causas de los dolores pueden ser inflamaciones del útero, ovulaciones dolorosas, quistes  o dismenorrea o endometriosis, que es el crecimiento de las células del endometrio, preparadas para recibir un óvulo fecundado, fuera del útero.

Ante un dolor de ovarios, lo más importante es consultar con el médico para que pueda descubrir las causas e indicar el tratamiento más adecuado.

El dolor de ovarios síntoma de embarazo ectópico

Comparación entre el proceso de implantación del embrión en un embarazo normal con relación a uno ectópico

Sin embargo… ¡todo esto sucede durante un período en cual el óvulo no ha sido fecundado!  Es decir que la mayoría de las veces, no es el dolor de ovarios síntoma de embarazo sino todo lo contrario.

Por eso, si sientes este tipo de dolores, se ha producido una falta menstrual y tienes serias sospechas de estar embarazada, te recomendamos consultar cuando antes con tu médico.

Lo que queremos dejar muy en claro es que no puede ser el dolor de ovarios síntoma de embarazo normal sino un síntoma de un problema con tu embarazo: el embarazo ectópico.

El embarazo ectópico se produce cuando el óvulo, en vez de comenzar a crecer en el útero, lo hace en otro lugar, generalmente en las trompas de Falopio.

La mayoría de los embarazos ectópicos finalizan con un aborto espontáneo y a veces las mujeres ni siquiera llegan a enterarse de que estuvieron embarazadas.  La buena noticia es que las mujeres que han tenido un embarazo ectópico luego pueden quedar embarazadas normalmente.

Los síntomas de embarazo ectópico son los síntomas de un embarazo normal como falta de un período menstrual, sensibilidad en las mamas, náuseas matinales, fatiga, necesidad más frecuente de orinar, y tempranamente dolor y sangrado vaginal.   Los dolores pueden sentirse de un solo lado de la pelvis o en toda la parte baja del abdomen, y pueden ser leves o intensos y agudos.  También pueden doler hombros o cuello.

Otros síntomas del embarazo ectópico son:

  • Mareos o vértigo junto con la pérdida de sangre.
  • Baja tensión arterial junto con la pérdida de sangre.

En las etapas más tempranas del embarazo, es decir, menos de cinco semanas después de la última menstruación, es muy difícil detectar el embarazo o saber si es un embarazo ectópico, por lo que tu médico puede indicarte esperar unos días antes de volver a realizar análisis o estudios.

Sin embargo, los embarazos ectópicos no son tan comunes.  Según la revista Onmeda los embarazos ectópicos pueden alcanzar un 1 a 2% del total de embarazos, y los factores de riesgo son:

  • Antecedentes de cirugía ginecológica o abdominal.
  • Utilización de un dispositivo intrauterino al momento de la concepción.
  • Alto número de parejas sexuales.
  • Alcoholismo.
  • Antecedentes de embarazos extrauterinos.
  • Antecedentes de infección en las trompas de Falopio por clamidias.
  • Trastornos de fertilidad.
  • Daños en las trompas de Falopio causados por abortos, cirugías, píldora del día después, endometriosis o tuberculosis.
Concurre cuanto antes a la primera consulta para comenzar con los cuidados prenatales

Aprende más: Embarazo ectópico