Dieta para el Síndrome Premenstrual: ¿podemos aliviarlo?


Si eres de esas mujeres a las que les afecta en gran medida el Síndrome Premenstrual o SPM, ya sabrás lo molesto que es. En ocasiones, puede llegar a ser incluso peor que los propios días del período. Y es que nuestro cuerpo también experimenta cambios en esta etapa del ciclo, de hecho durante todo el ciclo menstrual está en constante cambio, pero es a partir de esta etapa cuando más cambia nuestro cuerpo. De hecho, hay muchas mujeres que siguen una dieta para el Síndrome Premenstrual.

La alimentación es clave para cuidar nuestro cuerpo y nuestra salud. Sin una alimentación balanceada y sana, nos cargaremos pronto nuestro engranaje, nuestra máquina perfecta, pero además, también gracias a ella podemos aliviar ciertas dolencias como este SPM.

Si es tu caso, si el SPM te tortura cada mes, sigue leyendo y te contamos cuál es la mejor dieta para el Síndrome Premenstrual. ¡Qué nada arruine tu día!

Otros artículos de interés: ¿Qué es y en qué consiste el Síndrome Premenstrual?

Descubre la mejor dieta para el Síndrome Premenstrual

Menos azúcar:

Una de las primeras cosas que tu médico te dirá que debes apartar en la mayor medida posible durante el Síndrome Premenstrual es el azúcar. Y es curioso, porque ya sabrás que es precisamente lo que nos pide el cuerpo cuando estamos empezando con la menstruación y durante la misma. ¿Cuántas veces no has dicho que quieres comer más chocolate porque estás con la regla?

En este caso, si el SPM te afecta bastante, debes tener fuerza de voluntad y no escuchar a tu cuerpo en esta ocasión, ya que el consumo de azúcares agravará los síntomas. Apuesta por los productos sanos y naturales, por mucho que te apetezca una tarde de comida de chucherías, y verás como notas que te sientes mejor y que los síntomas se alivian en mayor o menor medida.

En realidad, deberías intentar apartar los azúcares todo lo que puedas. En general, esta generación consume demasiado y nuestra falta de fuerza de voluntad nos impide dejarlos en el supermercado y no traérnoslo a casa. Para sentirte mejor, di no a los azúcares, al menos durante un tiempo o mientras que pasa el síndrome premenstrual.

Menos sodio:

Otra de las características de la dieta para el Síndrome Premenstrual es que debemos controlar la ingesta de sodio. Sí, la sal es imprescindible en las comidas si no queremos comer todo soso y sin sabor, pero cuidado porque en exceso tiene muchas contraindicaciones: retención de líquidos, inflamación, problemas cardíacos y de circulación…

Por tanto, te recomendamos que siempre controles su consumo. Pero más durante estos días si quieres sentirte mejor. ¿Cómo podemos reemplazarla? Busca alimentos que ya tengan buen sabor por sí solos o acude a otro tipo de aderezos, como especias, para darle sabor a tus comidas y evitar tener que rociar todo con sal como si no hubiera un mañana.

Además, como te decimos, esto también te sentirá bien el resto de tus días, no solo durante el síndrome premenstrual. Ve acostumbrándote poco a poco a reducir el sabor de la sal en tus comidas y verás como en unas semanas ya casi no la echas en falta. Si en casa o tus amigos te dicen que siempre te pasas con la sal, pero tú notas las comidas de forma correcta, hazles caso y trata de reducirla, ya que seguramente sea cierto que le echas demasiado y puedes tener problemas en el futuro no muy lejano.

El calcio es tu aliado:

Te hemos dicho que no debes tomar azúcares ni sodio, pero entonces, ¿qué alimentos sí recomendamos? Por ejemplo, aquellos ricos en calcio son excelentes aliados para una dieta para el Síndrome Premenstrual. Nos ayudarán a aliviar los síntomas de esta etapa a la vez que cuida nuestra salud, ya que el calcio es imprescindible para nuestro organismo.

Si has pensado en calcio y te viene inmediatamente a la mente la leche, tendrás que saber que no solo lo encontrarás en este alimentos. También son fuentes muy ricas en calcio la soja, los huevos, los boquerones o incluso ciertos tipos de frutos secos.

Como ves, consumir calcio es mucho más sencillo de lo que crees y no solo en el desayuno o en el café de la merienda puedes agregarlo a tu dieta. Busca también alimentos enriquecidos con él, por ejemplo, las leches con un plus de calcio o incluso ciertos tipos de quesos o mantequillas. Pero vigila de atraerte solo por la publicidad. Aunque lo anuncien a bombo y platillo en el envase, coge el producto y lee bien su etiqueta para determinar si realmente la inclusión de calcio es significativo o se trata más de un reclamo publicitario.¡ que de otra cosa.

Más omega 3:

Además de calcio, otro de los nutrientes que no pueden faltar en tu dieta para el Síndrome Premenstrual es el omega 3. Estos ácidos grasos combaten la inflamación y actúan como un antiinflamatorio natural, además de aliviar nuestras digestiones y mejorar nuestro bienestar.

Si pensamos en omega 3, nos viene inmediatamente a la cabeza varios tipos de pescado, como las sardinas o el salmón, pero quizás te sorprenda saber que también encontrarás los ácidos grasos omega 3 en el aguacate, el aceite o incluso algunos frutos secos. Sí, al igual que cuando hemos hablado del calcio, los frutos secos también son una fuente muy rica de omega 3, aunque es evidente que por su pequeño tamaño necesitarás comer regularmente un puñado generoso para notar sus beneficios.

Apuesta por alimentos sanos y ricos en nutrientes si quieres disfrutar de un ciclo menstrual sin dolores o, al menos, si no quieres que los síntomas se agraven a causa de una alimentación inadecuada e insuficiente. Cuida la maquinaria de tu cuerpo y este te devolverá el favor a modo de unos días limpios de dolores y cualquier otro tipo de afección que te impide tener una vida sana y feliz. A la primera persona que debes cuidar es a ti mismo.

Más alimentos naturales y menos procesados:

En resumen, todo lo que te hemos contado se resume en que debes apostar más por los alimentos naturales y menos por los procesados o artificiales. Frutas, verduras, legumbres… todos ellos son excelentes aliados e imprescindibles en una dieta para el Síndrome Premenstrual.

Evita la sal, los azúcares, los productos procesados o refinados y apuesta por una dieta rica en productos de la huerta y del mar, en omega 3, en calcio, en aquellos ingredientes que no solo te van a ayudar a perder peso o a aliviar los síntomas del SPM, también te conducirán poco a poco y día a día a ese estilo de vida saludable que a todos nos gustaría conseguir pero que pocos nos decidimos a hacerlo. Cuídate y notarás la diferencia.

Y por último, si los síntomas del SPM son tan molestos que te impiden llevar una vida normal incluso cuidando tu alimentación, te recomendamos que acudas a un doctor para que evalúe si existe algún tipo de problema añadido o si hay algún tratamiento (natural o médico) que pueda hacer que destierres para siempre estos molestos días que sufres cada mes antes del período menstrual.

Y tú, ¿cómo combates el SPM? ¿Sigues algún tipo de dieta para el Síndrome Premenstrual? ¿Nos lo cuentas?

Sigue leyendo: Otras formas de aliviar el Síndrome Premenstrual