Dieta de la Piña: perfecta para eliminar líquidos.


La hidropesía o retención de líquidos, es un problema que afecta a millones de mujeres en el mundo, sobre todo a las mujeres embarazadas. En sí mismo no es un enfermedad, y aunque puede ser causado por ello, lo normal es que se deba a un mal funcionamiento de nuestro organismo producido por una mala alimentación y el sedentarismo.

La piña es sin duda alguna uno de los mejores diuréticos que podemos encontrar y además es perfecta para combatir el calor en ésta época del año. Si quieres eliminar líquidos, la dieta de la piña será tu aliada.

En ésta época nos ayuda a combatir el calor
La piña es de los alimentos más diuréticos que existe

¿Cómo sé si tengo retención de líquidos?

Existen trucos muy sencillos que nos pueden ayudar a confirmar o desmentir si estamos reteniendo líquidos. Es muy habitual que cuando nos ponemos a dieta no bajamos de peso e incluso nos sentimos más hinchadas, por lo que presta atención a tu cuerpo:

  1. Piernas cansadas, con pesadez y a menudo con molestos calambres.
  2. Los tobillos se hinchan y éste estado empeora a medida que avanza el día.
  3. Hinchazón de piernas e incluso vientre.
  4. Por último, si al apretar la zona hinchada (por ejemplo las piernas) la marca del dedo se sigue viendo transcurridos unos segundos, lo más probables es que tengas retención de líquidos.
Las piernas y los tobillos se hinchan
La retención de líquidos afecta a millones de mujeres

Dieta de la Piña

La dieta de la piña es muy sencilla, fácil, barata y, sobre todo, que no nos supondrá demasiado esfuerzo si no tenemos fuerza de voluntad, ya que su duración es tan corta que será casi imposible que caigamos en la tentación.

El secreto está en su ingrediente base: la piña. Es rica en vitaminas C, B1,B6, ácido fólico y minerales, además de ser altamente depurativa, diurética y baja en grasas. Sus propiedades nos ayudarán eliminar toxinas a través de la orina, nos ayudan a evitar el estreñimiento por su alto contenido en fibra y, debido a la bromelina (una enzima digestiva) nos ayuda a mejorar la digestión y eliminar parásitos intestinales.

Los efectos de la dieta de la piña son casi inmediatos, aunque no os fiéis mucho de la báscula ya que es para la eliminación de líquidos y lo que perderemos será volumen, los resultados podréis apreciarlos mejor en la ropa. Por lo que si queréis probar, os aconsejamos que os midáis el contorno, sobre todo el de cintura y caderas, antes y después de hacerla.

DURACIÓN: Realizaremos la dieta de la piña dos días a la semana durante dos semanas. Si necesitamos eliminar más líquidos, esperaremos otras dos semanas antes de retomarla. Los días que la hagamos podemos escogerlos nosotros, aunque lo recomendado es el lunes y el martes o el lunes y el miércoles para eliminar los excesos del fin de semana.

  • DESAYUNO:
    • Café solo/Infusión/Té sin azúcar ni edulcorante.
    • 60gr. de pan integral con una cucharadita de aceite de oliva.
  • MEDIA MAÑANA:
    • 1 rodaja de piña.
  • ALMUERZO:
    • 4 rodajas de piña.
    • 1 filete de pollo a la plancha (sólo el filete, sin verduras ni ningún otro acompañante).
    • 1 infusión de cola de caballo.
  • MERIENDA:
    • 1 yogurt desnatado sin azúcar.
    • 1 rodaja de piña.
  • CENA:
    • 3 rodajas de piña.
    • Tortilla francesa de 1 huevo.
    • 1 infusión de cola de caballo.

Recomendaciones

Ya que la dieta de la piña sólo son dos días a la semana, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones que debemos cumplir sino queremos tener otro tipo de problemas:

  • No hacer más días de los recomendados, ni alargar la dieta más tiempo del indicado.
  • Beber de 1,5 a 2 litros de agua diarios.
  • Hacer mínimo media hora de ejercicio.
  • No saltarse ninguna comida.
  • En los días “libres” de piña, llevar una alimentación equilibrada. Recordad que las dietas milagro no existen y si nos damos el atracón el resto de días, no servirá de mucho.