Curar el herpes zoster… ¿es posible? ¿Hay una solución?


Cuando éramos chicos, las curanderas, especiales integrantes de la comunidad, curaban diversas enfermedades pero también las llamaban para curar el herpes zoster… ¡más popularmente conocido como culebrilla!  Sin embargo actualmente la ciencia ha avanzado y sabemos un poco más sobre esta enfermedad de la piel.

Curar el herpes zoster
El herpes zoster es causado por el mismo virus que la varicela

Esto te interesará: Cómo curar el herpes labial

Aprende más sobre el herpes zoster

Según los Institutos Nacionales de la Salud, el herpes zóster, como dijimos mejor conocido como “culebrilla”, es causado por el mismo virus que la varicela. Y si bien todos, o la mayoría, estamos vacunados contra esa enfermedad, la erupción puede aparecer en cualquier momento de la vida impulsada por varios factores.  Como sucede con muchos  virus, no es sencillo curar el herpes zóster.

La culebrilla se presenta como un sarpullido en la piel que pica, duele y se parece a un conjunto de ampollas. Se puede ver como una franja colorada e irritada; por lo general aparece en el pecho, la cara o los ojos, pero puede brotar en cualquier parte del cuerpo, como el abdomen o la espalda.

Y si bien la erupción no dura mucho tiempo, es posible curar el herpes zóster con algunos tratamientos.

Causas del herpes zoster

Como explicamos, el virus que causa el herpes zoster es el mismo virus que causa la varicela.  Este virus queda en estado latente durante toda la vida en el organismo de la persona que la ha padecido. En la mayoría de los casos jamás se reactiva pero muchas veces vuelve a atacar y eso es lo que llamamos herpes zóster.

Si bien no se sabe exactamente qué es lo que lo reactiva, algunas de las causas pueden ser la edad, el sistema inmunológico debilitado o los nervios.

Los síntomas pueden ser confusos porque se siente picazón o cosquilleo donde aparecerá la erupción pero no se ve nada durante algunos días. Luego aparece un sarpullido similar a los granos que se convierten en ampollas que se abren a la semana para formar la costra que eliminará la erupción. En los casos más severos se puede padecer fiebre, cansancio, dolor muscular y de cabeza.

¿Cómo curar el herpes zoster?

Curar el herpes zoster
Los niños pequeños con herpes zoster no deben recibir aspirinas

Al ser un virus  casi inofensivo no necesita tratamiento, sino esperar con paciencia que pasen los síntomas. Eso sí, si aparece en la cara es importante acudir al médico para evitar que llegue a los ojos.

Para curar el herpes zoster el médico indicará un tratamiento paliativo ya que no hay forma de curar el herpes zoster.

Los medicamentos antivirales serán necesarios en casos donde la erupción sea muy severa o se presente en lugares complejos como los ojos o los genitales. Estos medicamentos aplacarán al virus e impedirán que siga extendiéndose.

Para curar el herpes zoster los médicos podrán indicar el uso de alguna crema o tópico que se aplique sobre la piel afectada y la anestesie, reduciendo así la picazón que puede llegar a ser realmente molesta. Rascarse mucho la erupción puede ser peligroso ya que puede provocar lastimaduras y estas infectarse por estar la zona cubierta de ampollas con pus y ser más vulnerable.

Si la consulta con el médico se dilata y quieres hacer algo para curar el herpes zoster en casa,  te sugerimos asear suavemente con agua y jabón para mantener siempre bien limpia la zona afectada. Si el dolor o la picazón son muy fuertes se pueden aplicar compresas frías y húmedas varias veces al día. En caso de ser posible, bañarse con agua fresca también es útil.

Es importante no medicarse sin recomendación médica, en especial si se trata de niños o adolescentes y nunca, nunca, darles aspirinas.  ¿Te sorprende? El motivo es evitar la rarísima enfermedad conocida como síndrome de Reye, que sucede al administrase medicamentos con salicilatos como la aspirina durante una infección viral.

Si por rascarse mucho se producen heridas en la piel es importante cubrirlas, cambiar los vendajes con frecuencia y lavar con agua caliente todas las prendas, incluso las sábanas, que tuvieron contacto con la zona afectada.

Y si estás embarazada por favor, ten cuidado, recuerda que es el mismo virus que provoca la varicela.

Y así como siempre recomendamos si estamos padeciendo alguna enfermedad y aunque no sirva para curar el herpes zoster, durante el tiempo que dure la erupción es importante mantener reposo o intentar no sudar mucho. También mantener una alimentación lo más natural posible evitando alimentos picantes, fritos o muy condimentados.

¿Qué se puede hacer para prevenirlo?

Hemos visto que no es sencillo curar el herpes zoster pero estar vacunado contra la varicela ayuda mucho; si ataca la erupción será más leve y casi no necesitarás consulta médica.

Es importante que si afecta a un niño, antes de que el médico indique cómo curar el herpes zoster no concurra al jardín de infantes para evitar el contagio.   De la misma manera, si la persona afectada está en contacto con embarazadas, personas con el sistema inmunológico debilitado o que no haya padecido varicela.

Remedios caseros para curar el herpes zoster

Existen muchas recetas caseras para aliviar los síntomas que provoca, entre ellos los más populares son los baños de avena o almidón de maíz.

Prueba llenar la bañera con agua tibia, agregar uno o dos puñados de avena o almidón de maíz y sumergirse durante unos minutos. Esto es ideal hacerlo antes de dormir porque alivia la picazón y ayuda a relajarse.

La miel o el polen también son útiles para ayudar a curar el herpes zóster más rápido.

¿Has padecido herpes zóster? ¿Conoces algún otro medicamento casero para aliviar la picazón?

Curar el herpes zoster
Mile y polen entre otros remedios caseros pueden mitigar el herpes

Descubre cómo evitar: El herpes genital