Creatinina: buen indicador del funcionamiento de los riñones


La creatinina es un compuesto químico que se forma como consecuencia de la degradación de la creatina, conocida molécula que forma parte del músculo. La creatinina así formada se elimina por medio de los riñones.

En cuestión de salud, si no somos expertos en la materia es cierto que es muy fácil perderse y no entender bien determinados términos ni su funcionamiento. Hoy queremos ayudarte a conocer un poco más sobre medicina con un tema de rabiosa actualidad que te será muy útil: ¿Conoces la importancia de la creatinina? Te lo vamos a explicar de la forma más sencilla posible. Toma asiento que empezamos ahora mismo.

Conoce más: El funcionamiento de los riñones

Los niveles de creatinina en sangre son expresión del adecuado funcionamiento o no de la función renal
La función renal se expresa por los niveles de creatinina en sangre. El funcionamiento de los riñones humanos es complejo.

¿Por qué la creatinina es un buen reflejo del funcionamiento de los riñones? Creatinina, ¿qué es?

Al ser la creatinina, un producto de desecho que es consecuencia de la degradación de la creatina, es decir es parte del metabolismo normal, propio de la actividad muscular que realizan los seres humanos. La creatinina que se encuentra circulando en sangre es filtrada por los riñones y eliminada por la orina.

De esta forma si el riñón funciona bien los niveles de creatinina están en el rango de los valores normales y es la razón por lo que la creatinina es considerada un parámetro esencial que se estudia de forma rutinaria entre los análisis de sangre para así definir como los riñones ejecutan su tarea principal: la depuración de productos tóxicos para nuestro cuerpo.

Si se detectan niveles altos de creatinina en sangre puede traducir que los riñones no funcionan correctamente, evidenciando que al no ser depurada la creatinina de forma adecuada, da lugar a que se mantengan elevado el valor de esta en sangre.

Y es que la orina es un ultrafiltrado del plasma, y se caracteriza por ser casi libre de proteínas. La orina se modifica en el interior de las estructuras del riñón llamados túbulos renales hasta que se convierte en la orina definitiva. A nivel del túbulo se reabsorbe el 90 % de la orina que pasa el filtro glomerular, y arrastra el 40 % de la urea, el 100% de la glucosa, asi como el calcio, fósforo, aminoácidos, ácido úrico y el 70 % del potasio.

Se consideran aumentados los niveles de creatinina en sangre solo cuando el valor del filtrado del riñón, es decir, la llamada tasa de filtrado glomerular (TFG), desciende a menos de la mitad del valor normal, es decir, que existe una afectación avanzada de la función renal.

¿Cómo se determinan los valores de creatinina en sangre?

creatinina
Examen médico de creatinina, un valor que debemos controlar. La creatinina y el riñón están estrechamente relacionados

¿De qué está compuesta la creatinina y qué es? Los valores de creatinina se determinan a través de una prueba con sangre de forma rápida y sencilla y es una parte esencial del diagnóstico de las enfermedades renales, permitiendo al médico establecer la clasificación del daño y compromiso de la función renal.

El rango considerado como normal de creatinina en sangre para el hombre es de 0.7 a 1.4 mg/dL y de 0.5 a 1.1 mg/dL en la mujer. Pero, más trascendente que un nivel absoluto de creatinina, es el comportamiento de la tendencia de estos valores de creatinina en un plazo de tiempo determinado; es decir: si aumenta el nivel indica que existe una potencial lesión de los riñones, en tanto si el nivel de creatinina desciende, es índice de que existe una mejoria de la función renal.

¿Qué puede afectar los niveles de creatinina en sangre? ¿De qué está compuesta la creatinina?

Es un indicador que se modifica con la edad. En otros términos, la concentración de creatinina aumenta con la edad, debido a que la función de filtrado del riñón se afecta con los años. En consecuencia, para aquellas personas mayores de 50 años se ajustan los valores de referencia, considerados como normales estando por encima de la media para personas más jóvenes.

De todas maneras existen otras causas que determinan que el nivel de creatinina se modifique, es decir, aumenta o disminuye según algunas causas, entre las que se encuentran:

  • Causas que determinan aumento de los niveles de creatinina:
  1. Insuficiencia renal, que puede ser aguda o crónica
  2. Destrucción muscular
  3. Trastornos de las vías urinarias, como pueden ser malformaciones o cálculos en la vejiga
  4. Algunos medicamentos
  5. Ingestión excesiva de carne
  6. Golpes masivos en los músculos
  7. Alimentos ricos en creatinina
  • El nivel de creatinina disminuye en las siguientes situaciones:
  1. Embarazo
  2. Estadios iniciales de la diabetes mellitus
  3. Disminución de la masa muscular
creatinina
Representación de la creatinina

¿Cómo se pueden bajar los niveles de creatinina en sangre?

Existen un conjunto de medidas generales que permiten contribuir a disminuir los niveles de creatinina en sangre. Entre estas se encuentran:

  • Tomar no menos de dos litros de agua al día (8 vasos de agua)
  • Controlar la presión arterial alta
  • Eliminar el consumo de carne roja, mariscos, y verduras muy verdes.
  • Incrementar el consumo de frutas y verduras.
  • Consumir alimentos saludables, como es pescado blanco, así como carnes de pavo y pechuga de pollo.

¿Qué ayuda podemos obtener de la medicina herbolaria para controlar los niveles de creatinina? ¿Hay alimentos ricos en creatinina?

Existen algunas plantas y hierbas que han sido consideradas de utilidad en el control de los niveles de creatinina al contribuir a un mejor funcionamiento de los riñones. También hay alimentos ricos en creatinina que nos ayudarán. Entre estas se encuentran:

  • Agrimonia: es una planta que resulta muy útil en caso de existir cálculos, contribuyendo a disminuir los cólicos de riñón, llamados habitualmente en el argot medico cólicos nefríticos así como otras afecciones renales. Se recomienda preparar una infusión que tenga el equivalente a una taza de agua que se hierve, y cuando este en ebullición se añade la agrimonia seca. En estas condiciones se deja hervir por unos tres minutos, se tapa y se deja en reposo por otros dos minutos. Finalmente se cuela por una tela fina o colador de malla fina. Se puede tomar hasta tres tazas de esta infusión de agrimonia al día.
  • Cola de caballo: planta conocida por sus cualidades depurativas y diuréticas. Se considera de gran utilidad con el sentido de eliminar residuos tóxicos. Se prepara la infusión hirviendo una taza de agua que al entrar en ebullición se le añade una cucharadita de cola de caballo y se deja permanecer hirviendo por otros tres minutos. Una vez transcurrido este tiempo se tapa y deja en reposo por otros dos minutos. Se puede tomar entre una a dos tazas al día. Ya hemos hablado de ella anteriormente y es una de nuestras plantas preferidas para preparar infusiones por sus muchísimos beneficios sobre la salud, aunque debemos tener cuidado ya que puede presentar algunos efectos secundarios si la consumimos en exceso.  La infusión de cola de caballo no solo nos ayuda a controlar la creatinina, si no que también nos ayuda a bajar de peso, perder volumen y sentirnos más ligeros. Recuerda, puedes tomar una o máximo dos tazas al día, no más. ¡No abuses!
  • Grama: se le reconoce su función antiinflamatoria de los riñones. Se usan sus raíces, por lo que se aconseja hacer una decocción. En función de esto se hierve una taza de agua y se dejan cocinándose las raíces a fuego lento durante unos diez minutos. Finalmente se cuela y toma hasta unas tres tazas al día.

En síntesis te recomendamos que, saber de qué está compuesta la creatinina y mantener los niveles de creatinina dentro de los valores normales contribuirá de forma definitiva en garantizar el adecuado funcionamiento de la función renal, imprescindible para mantener la salud.

Más información: Cola de caballo, lo que debes saber sobre ella