Consejos para ahorrar en la factura del agua


¿Quieres ahorrar en la factura del agua? Normalmente, cuando pensamos en cómo ahorrar en los diferentes recibos del hogar, solemos pensar inmediatamente en la factura de la luz o del teléfono. Para el primer caso también hay varios consejos prácticos que te pueden ayudar, mientras que para el segundo la solución parece pasar por comprobar diferentes tarifas de distintas empresas y ver cuál se adapta mejor a tus necesidades y consumos, por el menor precio.

Sin embargo, cuando pensamos en la factura del agua, solemos creer que no podemos hacer gran cosa para conseguir reducirla. Y en cierto modo es cierto. Si te fijas bien en los conceptos de la misma, probablemente verás que casi todos son derivados de impuestos, depuradoras, sobrecargos, cuotas… Y que lo que es consumo real es bastante bajo.

Pero, por bajo que sea, ahora multiplica esto por los doce meses del año. ¿Podrías ahorrar una cantidad relativamente interesante al final del año? Entonces merece la pena que pongas en marcha estos trucos y consejos para ahorrar en la factura del agua.

Todo ahorro siempre es bienvenido, tanto si vas ajustado de dinero a fin de mes como si el factor económico no entra en tus preocupaciones, es importante que tomes conciencia de lo que te cuesta ganarlo y que si puedes invertirlo en algo que disfrutes más que pagar facturas, será un dinero bien ganado y bien gastado.

Otros artículos de interés: Trucos para mantener tu casa fresca en verano

5 trucos para ahorrar en la factura del agua

Ducha o baño:

como retrasar la regla

Esta suele ser la primera cuestión que nos planteamos cuando queremos ahorrar en la factura del agua. Y lo cierto es que sí que se puede llegar a notar. Evidentemente, si te gusta darte un baño los domingos por la tarde no vamos a decidir que te prives de ese capricho, porque por una vez a la semana no va a marcar la diferencia.

Pero si, por poner un ejemplo, sois cuatro en casa y los cuatro os bañáis a diario en lugar de daros una ducha rápida, en este caso sí que se puede disparar el consumo de agua en la factura mensual.

Si esta suele ser vuestra rutina, cambiadla por una ducha. Además de perder menos tiempo veréis que también ahorráis bastante consumo de agua, lo que es bueno no solo para tu bolsillo, también para los recursos del medio ambiente.

¿Cada cuánto pones los electrodomésticos que utilizan agua?

Lavadora, lavavajillas… ¿Abusas mucho de ellos? ¿Los pones aunque no estén al máximo de su capacidad? Es importante que te conciencies más sobre esto.

Este tipo de electrodomésticos son realmente prácticos y no te vamos a decir que no los utilices para ahorrar agua, ya que en ese caso estarías perdiendo calidad de vida y no es el propósito. Pero sí que te vamos a pedir que te conciencies acerca de cómo los utilizas.

Fíjate bien en si estás optimizando su carga, si todavía te sobra espacio y podrías reducir alguna de las puestas. En ocasiones, los ponemos a diario por pura inercia y en realidad podrían aguantar un par de días. No solo ahorrarás agua, también ahorrarás tiempo, un recurso que sí que es preciado y que, convéncete, no volverá.

Quizás al principio te cueste un poco cambiar de hábitos, pero verás cómo pronto te costará hacer otra cosa que no sea optimizar bien tu relación con los electrodomésticos. Esto no solo aplica a lavavajillas y a lavadora, también a cualquier otro que no estés utilizando correctamente y que, ya puestos, te permita ahorrar también luz.

Si tienes jardín, cuida tus consumos:

Ejercicios para quemar grasa abdominal

La factura del agua se te disparará si tienes jardín. Regalarlo y especialmente llenar la piscina, si la tienes, te llevará mucha agua. Es cierto que una casa con jardín es otro nivel y que lo que la puedes disfrutar en verano te da unas alegrías que no te da un piso, pero también es verdad que la factura del agua te puede dar un disgusto si no haces un mantenimiento correcto.

En este sentido, acude a un especialista que te ayude a poner algún controlador de consumos en tu jardín. Si es muy grande, gastarás menos agua utilizando aspersores inteligentes que regando con mangueras. Si tienes piscina, una buena depuradora te ayudará a reutilizar continuamente el agua con el que la has llenado y no tener que vaciarla y llenarla cada pocos días. El volumen de agua que contiene una piscina es exageradamente grande y tanto para tu bolsillo como para el medio ambiente sería un sacrilegio no reaprovechar la que ya tienes.

Disfruta de tu jardín con conciencia y apuesta por soluciones para ahorrar de manera inteligente.

Conciencia al resto de la familia:

Cuando damos consejos acerca de cómo ahorrar en determinadas facturas o cómo hacer las tareas de la casa de un modo más efectivo, siempre hacemos especial incidencia en este punto. Si vives acompañado, ya sea por compañeros de piso, amigos, familia, pareja, hijos… es muy importante que ellos también tomen la misma conciencia que tú.

De nada sirve que tú te esfuerces en mantener tu casa ordenada si ellos van detrás desordenando; tampoco que tú trates de ahorrar agua si luego ellos no ponen en práctica estos consumos.

Por ello, siéntate a hablar con ellos y explícales en qué consiste la nueva rutina que vais a llevar. Si ves que les cuesta al principio, tendrás que estar más vigilante de sus movimientos y ver cómo lo hacen, tratar de corregirles (sin entrar en las regañinas) y buscar entre todos los mejor solución para hacerlo bien.

Podéis escribir qué iniciativas va a tomar cada uno para conseguir ahorrar en la factura del agua y aplicarlo al papel que tiene en la casa. Por ejemplo, si es tu marido quien se encarga de poner el lavavajillas, lo relacionado con él deberá encargarse él mismo; si tu mujer se encarga del jardín, será ella quien deba tener en cuenta los consejos dados anteriormente, etc.

Cuidado con el uso de los electrodomésticos:

limpieza del hogar y de la casa
Si no vives solo, siéntate con el resto de miembros y haz que todos cumplan con su rutina

Por último, recuerda que utilizar de manera inteligente los electrodomésticos no consiste solo en cerrar los grifos o ponerlos menos veces de las habituales. También los modos y programas que utilicemos nos ayudarán a ahorrar agua, luz y otros consumos de las facturas del hogar.

Por ejemplo, la temperatura a la que pongamos la lavadora y el lavavajillas influirán, también es posible que tu modelo concreto tenga un modo ecológico o modo ahorro, etc. ¿Cómo podemos usarlo de la mejor manera posible? Lee el manual (sabemos que no te gusta, pero es importante), y si no encuentras la información que deseas, llama al fabricante, escríbele un correo electrónico o contacta con él por redes sociales para que te asesore acerca de cómo utilizar mejor sus productos y de este modo ahorrar en la factura del agua y en otros consumos derivados, además de poner tu pequeño granito de arena para que este mundo sea mejor, más sostenible y que esté mejor cuidado.

Y tú, ¿cómo haces para ahorrar en la factura del agua? ¿Qué trucos o consejos sigues? Compártelos con la comunidad y ayudémosnos entre todos.

Sigue leyendo: Cómo ahorrar en otras facturas