Todo lo que debes saber sobre cómo tratar la balanitis


Toda causa tiene una solución específica. Y en el caso de cómo tratar la balanitis, es tu responsabilidad determinar el agente que la generó lo antes el posible. 

Una buena higiene del área genital hace la diferencia como método de prevención. Sin embargo, es igual de importante dar con esas otras posibles causas detrás de la balanitis.

Procurar tu bienestar va de la mano con una conciencia saludable. Sin eso solo realizarás visitas constantes al especialista, pese a tener las herramientas esenciales en nuestras propias manos.

LEE: cuáles son los remedios naturales para tratar la candidiasis

cómo tratar la balanitis
Aprende cómo detectar esta infección contagiosa.

¿Qué es la balanitis?

Consiste en la inflamación del miembro masculino, específicamente en la zona conocida como glande. No obstante, la misma expresión resulta también usada cuando ocurre un proceso inflamatorio en el clítoris.

De acuerdo al doctor, Javier Romero Otero, es posible indagar entre diversos posibles causantes de esta afección. Algunos de ellos son:

  • Mala higiene.
  • Adherencias del prepucio.
  • Hipersensibilidad postcoital.
  • Crecimiento micótico o bacteriano.
  • Reacción alérgica.
  • Alguna enfermedad como diabetes o VIH.

Diagnóstico de la balanitis

Una exploración física será el primer paso para determinar si la dolencia que presentas es ciertamente balanitis. Luego, es posible que el especialista considere realizar una biopsia que permita descartar o confirmar esta posibilidad.

Para reconocer si la balanitis es de tipo bacteriana o no, el médico realizará una cistrografía. También se ayudará de un cultivo de la secreción prepucial y urinaria. Si los resultados son negativos, te recomendará mejorar los hábitos de higiene y descubrir cuál fue el posible agente causal.

Implicaciones de la balanitis por mala higiene

Tener hábitos inadecuados de limpieza produce un efecto inflamatorio en la zona. Esto se debe a que aumenta la concentración de los microorganismos en la flora local. Solo con una correcta rutina de limpieza, puedes controlar el comportamiento irritativo.

Si te preguntas cómo tratar la balanitis por mala higiene, comienza por cuidar los elementos que entran en contacto con la zona. Hay productos de limpieza, como ciertos jabones, que inducen una reacción alérgica e inflamatoria en estos órganos.

Existen productos específicos para higienizar el área genital y evitar este tipo de molestias. Al ir a la tienda en busca de jabón íntimo, elige uno de pH balanceado. Esto es lo más recomendable para no alterar la flora interna.  

Adherencias del prepucio

El prepucio es una suave capa de piel que rodea el miembro masculino. Su función es proteger el pene hasta el extremo de la glande. No obstante, la inflamación por balanitis hace imposible que logre extenderse por completo.

Ahora bien, cuando este se adhiere generando la esclerosis prepucial en el glande, se ocasiona una inflamación de la zona. Ello ocurre a causa del factor fimótico. Esta es la condición llamada balanitis.  

¿Cómo tratar la balanitis por esclerosis prepucial? Debido a que la inflamación resultará frecuente, lo más recomendable es que te sometas a un procedimiento menor de circuncisión.

cómo tratar la balanitis en casa
Así luce el pene tras una infección por balanitis.

Balanitis por infección de transmisión sexual

Cuando existe un indicativo bacteriano, la condición es ajena a la mala higiene. Es posible que la inflamación del glande o del clítoris se deba a una infección de transmisión sexual. Estas se generan después de mantener relaciones sexuales sin preservativo con una persona infectada. Algunas de ellas pueden ser:

  • Herpes.
  • Clamidia.
  • Gonorrea.

Saber cómo tratar la balanitis en estos casos es muy importante. Puedes aplicar pomadas antibióticas con cotrimazol o miconazol 2 veces al día durante una a tres semanas. También podrás tomar una dosis de 150mg. de fluconazol por vía oral. Ahora bien, si el cuadro se repite, será necesario aplicar una circuncisión.

En caso de reacción alérgica

Además de los jabones y otros productos de higiene personal, la inflamación del glande suele ocurrir a raíz de una reacción alérgica. Generalmente, se da por contacto con:

  • Detergentes.
  • Preservativos.
  • Sustancias irritantes.

Para saber cómo tratar la balanitis por alergias, es necesario detectar la causa de la reacción. De ahí, toma medidas a fin de evitar un nuevo contacto que induzca un nuevo episodio inflamatorio.

Evalúa los síntomas

Además de la notable inflamación del área del glande, es posible detectar otros síntomas. Es importante que estés alerta a cualquier signo que experimentes. Esto facilitará conseguir un diagnóstico acertado y un tratamiento eficaz. Quizás percibas:

  • Enrojecimiento.
  • Escozor.
  • Dolor.
  • Secreción maloliente.
  • Presencia de llagas rojas

Tipos de balanitis

Dados los diversos causales de la balanitis, se trata con base a sus diferentes tipos. Está la balanitis candidiásica en la que la erupción es capaz tanto de inflamar como generar dolor y comezón. Se recomienda usar antifúngicos como cotrimazol.

También se encuentra la balanitis bacteriana a la cual se le señalan dos tipos de agentes. Primero, las bacterias anaerobias que generan una supuración maloliente por un edema del glande. Segundo, las aerobias.

Cada una ocasiona distintos síntomas. Esta afección tiene diversos alcances. Puede ocurrir tanto un mínimo enrojecimiento del glande como la aparición de fisuras y edemas.

Cómo tratar la balanitis por aerobios y anaerobios

El tratamiento para la inflamación del glande por agentes aerobios y anaerobios consiste en la elección de ciertos antibióticos. Son elegidos en base a la bacteria causal. Los más empleados son eritromicina para aerobios y metrodinazol para los anaerobios.

En el caso de los anaerobios, también se recomienda el uso de activos como la Amoxicilina – Clavulánico. La diferencia entre amos cuadros es que los aerobios usan oxígeno para su metabolismo y los anaerobios no.

Herpes

Un cuadro de balanitis debido a una infección de transmisión sexual de este tipo es el más complejo de tratar. Su fase de incubación dura entre 2 a 14 días. Luego, pueden ocurrir tres escenarios.

Es posible que aparezcan úlceras en la zona afectada. Al pasar unos 10 días, lucirán como costras. La infección llega a tal punto que irradia hasta los ganglios inguinales.

No obstante, también existen episodios menos severos. En el de tipo no primario, el área inflamada es limitada y el tiempo de tratamiento resulta más ágil que en el caso anterior.

También es posible que la inflamación sea de tipo recurrente. Los síntomas son menos intensos que los dos primeros y siempre toman lugar en la misma zona. No tiende a extenderse a otras áreas.

cómo tratar la balanitis, es sencillo
Aplicar una crema recetada por el doctor puede ser de gran ayuda para aliviar el malestar.

Cremas con esteroides

Entre las alternativas con las que cuentas para resolver cómo tratar la balanitis, está el uso de las cremas con esteroides. Estas reducen la inflamación en casos de alergias ante sustancias irritantes.

Para otros causales como infecciones o bacterias, es necesario aplicar los productos farmacológicos que te mencionamos anteriormente. De hecho, usar una loción con esteroides en esos casos puede incluso empeorar la condición.

¿Es posible tratar la balanitis en casa?

Lo más responsable en el caso de una inflamación del área genital es acudir al médico cuanto antes. Dada las causas infecciosas y las diversas molestias que acompañan a la inflamación, es necesario contar la ayuda de un especialista.

Solo un médico especializado podrá hacer una evaluación acorde para dar con el tratamiento ideal. Si decides tratar esta afección en casa, lo más probable es que lo hagas de la manera incorrecta. Además, corres el riesgo de que el episodio se repita.

El pronóstico dependerá de la causa de la afección y de los factores de riesgo inherentes. Esta información solo la provee un médico. Es importante saber que necesitarás de asistencia especializada para el tratamiento. Recuerda que del cómo tratar la balanitis depende tu salud.

Cómo prevenir la balanitis

Contar con una adecuada rutina de higiene es fundamental para prevenir cuadros inflamatorios del área genital. Tanto hombres como mujeres deben practicar buenos hábitos de higiene para mantener su zona íntima limpia y seca.

Ahora bien, cuando la balanitis ocurre por otras razones como alergias de sustancias irritativas es necesario detectar y evitar un nuevo contacto. En el caso de los preservativos, se recomienda usar una protección especial para pieles sensibles.

Pasos para la higiene íntima

Como ves, con pequeñas acciones, es posible lograr prevenir la balanitis. Una buena higiene es solo el comienzo para mantener a raya el riesgo de contraer una inflamación genital.

Es necesario lavar con cuidado el glande a diario. Para ello, remueve el prepucio con suavidad a la hora del baño. Emplea solo agua y un jabón especializado para el área genital o con pH neutro. De lo contrario, puede desembocar en un episodio alérgico.

Es fundamental seguir estos pasos, sobre todo, si alguna vez experimentaste un episodio de balanitis. También es necesario procurar un correcto secado. Solo cuando tu zona íntima esté libre de humedad es cuando resulta propicio colocarse la ropa interior.