Descubre la dieta cetogénica y un menú para empezar


En ocasiones conocemos ciertas dietas porque se ponen de moda. Ésto te ha podido llevar a tus oídos algunas “dietas milagro”, que prometen eliminar kilos de forma rápida pero que suelen tener efecto rebote. Además de que pueden tener efectos perjudiciales para tu cuerpo. Por eso es muy importante que te informes bien si estás pensando en comenzar una buena dieta. En este post te vamos a hablar sobre la dieta cetogénica y todo lo que necesitas saber sobre ella para que te formes tu propio juicio sobre ella. Aquí tienes en qué consiste, junto con las ventajas e inconvenientes que puede tener para tu salud.

Descubre la dieta cetogénica, todas sus ventajas e inconvenientes y por qué te ayuda a perder peso y grasa corporal. Además tienes un menú para comenzar

Descubre: Por qué es tan peligrosa la dieta del bebé

Conoce la dieta cetogénica

El funcionamiento de la dieta cetogénica consiste en reducir el consumo de hidratos de carbono al mínimo. Y a la vez que comes menos hidratos aumentas la toma de grasa. Aunque de primeras te pueda parecer raro tiene su explicación según nutricionistas. Aseguran que al eliminar los hidratos de carbono de tu dieta, se forman cuerpos cetogénicos al aumentar la oxidación de la grasa. De ahí el nombre de la dieta.

Ahora te explico cómo reacciona nuestro cuerpo ante la dieta cetogénica. Al reducir el consumo de hidratos de carbonos a unos gramos diarios, nuestro cuerpo tendrá que recurrir a otra fuente de energía. Lo habitual es que la energía de nuestro organismo se saque de la glucosa derivada de los hidratos. Si no hay hidratos que se conviertan en glucosa el cuerpo tiene que recurrir a la grasa acumulada. De ahí que este tipo de alimentación nos ayude a perder peso.

El objetivo de la dieta cetogénica es que cambie el metabolismo de nuestro cuerpo. A lo largo de todo el día y a largo plazo. Este cambio metabólico no comienza hasta el segundo o cuarto día. Por ese motivo es posible que esos días te encuentres más cansado de lo normal. Pero una vez pasado ese tiempo, comenzarás a sacar energía de la grasa y volverás a sentirte tú mismo.

El funcionamiento de la dieta cetogénica consiste en reducir el consumo de hidratos de carbono al mínimo. Y a la vez que comes menos hidratos aumentas la toma de grasa

Beneficios de la dieta cetogénica

El principal beneficio que te puede traer a esta dieta es adelgazar. Lo mejor de la dieta cetogénica es que perderás peso sin pasar nada de hambre. Puedes comer la cantidad que quieras dentro de los alimentos permitidos (que explicamos más abajo) por lo que olvídate de pasar hambre con esta dieta. Por otro lado, las proteínas y grasas sacian mucho más que los hidratos. Además te mantienen saciado durante más tiempo.

La dieta cetogénica también reduce los niveles de azúcar en sangre y puede ayudar con algunos tipos de diabetes. Además puede mejorar tu salud cardíaca.

Por si todo esto te pareciera poco, mejorará tu estado físico. Podrás ver incrementada la fuerza de tus músculos al igual que los niveles de oxígeno. Ésto hará que tu rendimiento deportivo sea mucho mayor.

Inconvenientes de la dieta cetogénica

Si el proceso de cetosis no tiene un control adecuado, la dieta cetogénica puede tener algunos efectos secundarios no deseados. Por ejemplo, puede causar mareos y nauseas, que tengas mal aliento, dolor de cabeza, entre otros.

Si tienes altos los triglicéridos o el colesterol tienes que tener un cuidado especial a la hora de comenzar con esta dieta. Es muy importante que tu médico te aconseje sí puedes hacer la dieta cetogénica o si no es indicada para tu caso. Y, en el caso de que la hagas, deberá supervisarte durante todo el tiempo que la estés realizando para evitar posibles problemas.

Qué puedes comer en la dieta cetogénica

No están prohibidos los hidratos, solo limitados. Podrás comer hasta 100 gramos de hidratos al día. Si superas esta cantidad no se producirá el proceso de cetosis que estamos buscando.

Los básicos para llevar la dieta cetogénica son todo tipo de proteínas y grasas, de los que puedes comer toda la cantidad que quieras a lo largo del día

Por otro lado puedes comer, en la cantidad que quieras, los siguientes alimentos:

  • Carne de cualquier animal
  • Todo tipo de pescados
  • Huevos
  • Lácteos como yogur, queso, leche…
  • Embutidos
  • Frutos secos
  • Fruta fresca
  • Verduras y hortalizas
  • Semillas como lino, chia, sésamo…
  • Aceite de oliva

Como puedes ver los básicos para llevar la dieta cetogénica son todo tipo de proteínas y grasas, de los que puedes comer toda la cantidad que quieras a lo largo del día.

Lo qué NO puedes comer en la dieta cetogénica

Como hemos comentado arriba, aunque no están prohibidos sí hay un límite en la cantidad de hidratos de carbono que puedes tomar durante el día. En este grupo se incluyen alimentos como: la pasta, el arroz, las patatas, harina de trigo, avena, el maíz y el pan.

Tampoco podrás tomar dulces, pasteles, gominolas, chocolates… En general cualquier cosa que tenga azúcar. Olvídate también de todos los alimentos elaborados, ya que no sabemos realmente con qué están hechos y en su mayoría le añaden hidratos como fécula de patata. Nada de esto nos interesa.

Si vas a empezar la dieta cetogénica hay una serie de alimentos de los que te puedes olvidar, como dulces y comidas procesadas

Menú para la dieta cetogénica

Como todos los comienzos pueden ser difíciles, te proponemos un ejemplo de dieta cetogénica. A continuación verás cómo puedes organizarte las comidas de todo un día, así tendrás una orientación para crearte tus propios menús.

  • Desayuno: Comenzaremos el día con una taza de café con leche, una tortilla de dos huevos, setas salteadas con perejil y dos tostas de centeno (30 gramos las dos).
  • Media mañana: Una manzanas y un puñado de almendras.
  • Almuerzo: 200 gramos de hamburguesa de ternera casera (sin pan, por supuesto) con queso y mayonesa. Lo acompañaremos con una ensalada con lechugas variadas, canónigos, tomate y semillas de sésamo.
  • Merienda: Aguacate batido con un yogur natural y una cucharada pequeña de semillas de chia.
  • Cena: Para acabar el día puedes optar por un pescado al horno con coliflor gratinada y salsa a los cuatro quesos.
Te ofrecemos un ejemplo de menú de la dieta cetogénica en la que puedes ver como las proteínas y las grasas son protagonistas

Como puedes ver, en el ejemplo de menú de la dieta cetogénica que te hemos ofrecido, tanto las grasas como las proteínas con los protagonistas de la alimentación. En realidad no son menús difíciles de organizar. Y, aunque en los primeros días puedes echar de menos los hidratos de carbono, verás que te adaptas pronto al cambio. Pero para compensar tienes todo tipo de carne y pescado que puedes hacer de la forma que quieras. Eso abre un abanico enorme con el que no te aburrirás nunca con tus comidas, ya que puedes comer incluso fritos. Pronto te darás cuenta que ni te acuerdas de la pasta o el arroz.

Te puede interesar conocer las maravillosas: Propiedades del aguacate