Cómo deben aplicarse los masajes para adelgazar


Perder peso de forma natural es posible gracias a los masajes para adelgazar. Reducir medidas no resulta fácil para algunas personas, por lo que recurrir a métodos saludables no invasivos se ha convertido en una alternativa para mujeres y hombres. Hoy te enseñaremos cuál es su objetivo para obtener los resultados que deseas.

masajes para adelgazar
Los masajes son una técnica efectiva para moldear el cuerpo.

Sobre los masajes para adelgazar

Este tipo de masajes son una base para moldear la figura y eliminar el exceso de grasa en el cuerpo de manera natural. Las personas que opten por este método para adelgazar deben tener mucha paciencia y constancia. Adicionalmente, también la certeza de que conseguirán su objetivo tarde o temprano.

Si se complementan con una dieta saludable y ejercicio diario los resultados serán más notorios. Esta práctica de belleza cuenta con muchos beneficios para la salud. Entre ellos: mejora la circulación, relaja los músculos, libera el estrés y elimina la grasa acumulada.

No se puede dejar a un lado que proporcionan a los pacientes una mejor apariencia debido a que atacan la celulitis. Siendo este el mayor atractivo de los masajes en las mujeres jóvenes.

Seguramente te preguntas, ¿puedo realizarme este tipo de masajes?

Cualquier persona puede aplicarse masajes para moldear el cuerpo, siempre que cuente con buena salud. En los casos de personas que sufren de enfermedades del estómago, de los riñones u otras áreas del abdomen, no son recomendados. Las  mujeres en estado de embarazo tampoco pueden acudir a este tipo de terapias.

En el caso de que la persona tenga problemas cardiacos o de hipertensión, se recomienda consultar a su médico antes de hacerse el tratamiento para saber si puede o no realizárselos y bajo qué términos.

Aplicación de los masajes reductores

El éxito de estos masajes depende estrictamente de la forma en la que se hagan. Estos deben realizarse de manera apropiada y específica, por eso te enseñaremos las técnicas a seguir para aplicarlos.

Masajes como alternativa

Lo primero que debes saber sobre este tipo de masajes es que son solo una alternativa para acelerar el proceso de pérdida de peso. No son una solución definitiva, lo que se consigue con ellos es eliminar la grasa acumulada en algunas zonas concretas del cuerpo.

Aplicados por un especialista

Deben aplicarse por una persona especialista en el tema. Es decir, que no puede realizarlo cualquier persona que tenga conocimientos sobre estética corporal. Debe encargarse un terapeuta que maneje el área.

Para estos casos se utilizan una serie de técnicas específicas que evitan causar daños físicos en el paciente.

Tiempo de la sesión

Estas sesiones tienen una duración entre 20 minutos y 3 horas máximo. Durante este tiempo el profesional se enfoca en zonas del cuerpo como: abdomen, caderas, muslos, brazos, glúteos, torsos y otras áreas en las que la grasa se localiza. De esta forma se reduce el exceso y se moldea la figura.

Masajear con las manos

Los masajes reductores se basan en las técnicas de amasamiento con las manos y los nudillos. Entre estos se aplican otros métodos como el roce, drenaje, pellizcos y hachaduras.

Uso de lubricantes

Se deben usar productos que faciliten el deslizamiento de las manos en la zona. Especialmente los que contienen propiedades reductoras, como los geles especiales, cremas con efecto térmico, aceites para adelgazar o arcilla.

Tono preciso

A diferencia de los masajes anti estrés u otros tipos de masajes reconocidos, los de adelgazamiento se aplican con una fuerza más precisa. El terapeuta realiza los masajes con mayor intensidad, por lo que muchos pacientes sienten dolor al finalizar la sesión. Algunas personas con la piel sensible notarán que se le forman moretones.

Pasos para aplicar los masajes para adelgazar

Recostar al paciente

El paciente debe acostarse boca arriba en una superficie estable, como una camilla resistente o una cama con un colchón ortopédico.

¿Dónde comienza?

Se debe iniciar el masaje en la zona del vientre, con la aplicación de la crema o aceite que funcione como deslizante o hidratante. Esto es indispensable para que los movimientos sean más fluidos.

Presión leve

Se debe realizar presión de forma leve y comenzar a masajear en un solo sentido. Puedes aplicar el mismo de las agujas del reloj.

Variar la técnica

Una vez que hayan comenzado los masajes se debe ir aumentado la presión e incluir las técnicas de apretar. Debe hacerse poco a poco e ir relajando por segundos y volver a aplicar fuerza. Se pueden ir agregando los masajes  de presión con los nudillos e intercambiándolos con los dedos en períodos cortos de tiempo.

Zona de muslos y cadera

Para las áreas del muslo y la cadera es necesario aplicar los masajes con la mano estirada. Subiendo y bajando por la zona y realizando presiones leves para evitar la formación de hematomas o crear dolor.

Relajación y disfrute

Es importante que el paciente se mantenga relajado durante el proceso, con una respiración tranquila. Por lo general, se comienzan con sesiones diarias de 20 minutos por día y luego se va aumentando el tiempo de acuerdo con la evolución del paciente.

Ventajas de los masajes para adelgazar

Dentro del proceso de pérdida de peso, estos masajes suelen ser muy recomendados como un complemento. Sobre todo para las mujeres que buscan reducir medidas de forma rápida. Entre las ventajas que este método ofrece a los pacientes que se lo aplican, se encuentran:

Moldear la figura

Con los movimientos o los masajes realizados con las manos y los nudillos sobre el cuerpo, la grasa que se encuentra acumulada, se moviliza. De esta forma se facilita que drene y el cuerpo adquiera una forma moldeada. Son ideales para marcar la cintura al destruir la grasa acumulada en el cuerpo de forma uniforme.

varios masajes para adelgazar
Estos masajes mejoran el tono de la piel.

Reducir medidas

Al permitir que la grasa acumulada sea removida de algunas áreas, esta puede drenar más fácilmente del cuerpo a través del sistema linfático. Lo que ocasiona que las medidas corporales se reduzcan de forma notoria en brazos, caderas, abdomen, muslos y torso.

Desaparecer la celulitis

La presión que aplican las manos en el cuerpo con estos masajes, también son ejercidas contra las células. Es decir, las grasas que ocasionan la llamada piel de naranja. Los adipocitos se rompen y pueden drenar por el sistema linfático, lo que permite que la celulitis sea menos notoria e incluso vaya desapareciendo con el tiempo.

Hidratan la piel

Dado que la aplicación de los masajes requieren de una crema deslizante, como las cremas hidratantes o los aceites esenciales. La apariencia de la piel mejora, ya que se hidrata y nutre con el tiempo mediante las sesiones.

Sin efectos secundarios

A diferencia de otros métodos para adelgazar. Los masajes reductores no representan un problema para la salud. No ocasionan reacciones alérgicas (salvo por personas alérgicas a algunas cremas o geles reductivos). Tampoco lesiones en la piel, irritaciones o dolores que imposibiliten la actividad rutinaria de los pacientes. En cambio, proporcionan a estos una piel y cuerpo tonificado y firme.

Cómo reconocer a un terapeuta profesional

A pesar de que los masajes para adelgazar requieren de mucha presión y fuerza en sus técnicas. Se considera que un terapista no hace un buen trabajo cuando esta fuerza ocasiona la aparición de hematomas. En personas de piel sensible, pueden salir pequeños “morados” que por lo general no representan un gran problema, ni impiden la realización de otras actividades.

No obstante, cuando aparece un hematoma muy notorio en la piel y este genera un dolor poco tolerable, es porque los movimientos que el terapista realizó no fueron los adecuados. Su trabajo lastima la piel y no causa efectos en la grasa acumulada.

Observa el movimiento de sus manos

Para determinar sin un terapista de masajes para adelgazar es bueno o no, es importante notar el movimiento de sus manos. Si realiza demasiado esfuerzo durante el proceso del masaje y ocasiona mucho dolor con solo rozar la piel, no es un buen profesional.

Debes tener en cuenta que este tipo de masajes son incómodos y ciertamente dolorosos, debido al método que se aplica. Aunque también depende en gran medida de la cantidad de grasa que tenga el paciente. Sin embargo, la forma adecuada de aplicarlos, no debe ocasionar moretones muy grandes, ni dolor intolerable en los músculos de los pacientes o la zona tratada.

algunos masajes para adelgazar
Se realizan en zonas específicas del cuerpo donde hay depósitos de grasa.

No se recomiendan en caso de…

No son recomendados como un método para bajar de peso en las personas obesas, con sobrepeso grave o con flacidez. Dichos individuos deben reducir medidas antes con una dieta recetada por un nutricionista y realizando los ejercicios pertinentes. Posteriormente, deben reafirmar la piel para que los masajes sean productivos. El drenaje linfático sería una buena opción en estos casos.

En el caso de que seas una persona que cuenta con las condiciones físicas para optar por este tipo de tratamientos, debes ser constante. Si no se mantiene un estilo de vida saludable  la grasa puede volver a acumularse en la zona.

Continúa aquí: Bienestar garantizado con los masajes adyuvéricos