Cómo curar la tos con flema de forma sencilla y efectiva


¿Sabías que la tos no es otra cosa que un mecanismo del cuerpo para ayudarnos a respirar mejor? Cuando tosemos, despejamos nuestras vías respiratorias y nos ayudamos a respirar de un modo más amplio y sin nada que nos obstruya. Pero también puede aparecer por otros motivos, por ejemplo si estamos resfriados, si tenemos alergia, asma o si hemos contraído una infección a nivel pulmonar. Todo ello, aparte de otros motivos, puede dar lugar a la tos. Dentro de los diferentes tipos de tos, encontramos diferentes variantes. Hoy vamos a centrarnos en darte respuesta sobre cómo curar la tos con flema.

Sin duda la tos con flema es uno de los tipos de tos más incómodos y que todos querríamos detener cuanto antes.

Otros artículos de interés: Cómo curar la tos seca

Cómo curar la tos con flema

El exceso de mucosidad que aparece en las vías respiratorias da igual a una tos con flema que no solo es incómoda, si no que también nos impide respirar bien y nos da sensación de ahogo y presión.

Entre los remedios caseros para curar la tos con flema, te contamos a continuación nuestros preferidos:

Cebolla:

cebolla para la tos eliminar las verrugas beneficios

La cebolla es uno de los mayores expectorantes naturales gracias a sus propiedades broncodilatadoras. ¿Cómo utilizarla para este propósito? ¿Recuerdas el remedio de la abuela cuando éramos niños y nos la ponía en la mesita de noche para dormir? Pues exactamente del mismo modo nos puede servir. Corta una cebolla por la mitad y ponla en un plato en la mesita de noche mientras dormimos.

Otra opción es extraer su jugo y mezclarlo con miel para crear una especie de jarabe con maravillosas propiedades.

Ajo:

aportes del ajo para tu cuerpo.

Otro de los mejores ingredientes que nos regala la Naturaleza es el ajo. Este antibiótico natural no solo nos ayudará a curar la tos con flema, también reforzará nuestro sistema inmunológico para que no volvamos a recaer.

La mejor forma de tomarlo es en crudo, puedes tomarlo partido sin nada más o picado en ensaladas si el sabor te resulta demasiado fuerte.

Miel y limón:

Poseen efecto antioxidantes, antibacterianos y muchos nutrientes

Antes ha salido el tema de la miel y ahora volvemos a retomarla. La miel es uno de los mejores ingredientes naturales para suavizar la garganta y crear con ella jarabes naturales. Por otro lado, si hablamos de suavizar, el limón también nos ayuda, además de otorgarnos propiedades expectorantes que nos van a venir muy bien.

Para tomarlo, tan solo debes coger una cucharada de miel y añadírsela al zumo de un limón exprimido.

¿Cómo protegernos y curar la tos con flema para siempre?

Lo ideal es que busques una solución a futuro, especialmente si te ves muy a menudo en el tema de tener que curar la tos con flema. Por ello, hay una serie de hábitos que puedes hacer para evitar tener predisposición a ello: por ejemplo, dejar de fumar, protegerte del frío y no tomar bebidas frías.

Si te ocurre con demasiada frecuencia o no se te quita a pesar de seguir estos remedios caseros, acude a un doctor. Es posible que necesites antibiótico y solo él te lo puede dar.

Sigue leyendo: Más remedios caseros para curar la tos