3 cenas prohibidas que no debes hacer por mucho que te gusten


Cuando hablamos de alimentación y nutrición, debemos hacerlo en el sentido más amplio de la palabra. No solo a nivel de perder peso o tener una figura con la que nos sintamos mejor, que también. La alimentación nos ayudará a sentirnos mejor por fuera y por dentro, no olvidemos que lo que comemos, cómo lo comemos y cuándo lo comemos determinará en gran medida nuestro estado de salud. Y hablando del “cuándo”, las cenas son una de las comidas más importantes del día, tanto si nos preocupa la báscula como si lo que nos quita el sueño es la salud. ¿Quieres conocer cuáles son las cenas prohibidas que no deberías hacer por mucho que te gusten?

Sigue leyendo y te lo contamos.

Otros artículos de interés: Consejos de un nutricionista sobre las cenas

Cenas prohibidas que no deberías hacer habitualmente

Fruta:

Conoce estos alimentos que aceleran tu metabolismo

La fruta tiene, por lo general, un alto contenido de glucosa, lo que se transforma en azúcares y no nos va a sentar nada bien tomarla en las cenas. Es cierto que es una fuente increíble de vitaminas y nutrientes a los cuales no debes renunciar, pero también es verdad que lo mejor es tomarla a otras horas del día, como en el desayuno o a media mañana.

Hidratos de carbono:

El conteo de carbohidratos

Otros de los grandes enemigos de las cenas son los hidratos de carbono. Y hay que reconocer que estos son los que más nos cuesta mantener alejados de nosotros. ¿Por qué? Las pizzas, la pasta, los bocadillos o incluso los sándwiches, pero hay muchos otros ingredientes con un alto contenido en hidratos de carbono que te va a sorprender. Solo tienes que revisar la etiqueta nutricional de los alimentos para encontrar hidratos de carbono donde ni siquiera habías imaginado que existieran. Sorprendente, ¿verdad? Al igual que la fruta, el mejor momento para tomarlos es en el desayuno o en el almuerzo.

Nada:

Alimentos que no deberías comer en la cena por tu bien

Por último, hay muchas personas que deciden no cenar nada para adelgazar o para limpiar el estómago. Error. En ambos casos, lo ideal es que te tomes algo, a ser posible proteico, para darle una ayuda a tu organismo y además ayudar a tu metabolismo a adelgazar.

Eso sí, recuerda que es muy importante el cómo lo cocinas y que también es importante vigilar las horas de las cenas. Hazlas lo más pronto posible: irte a dormir con el estómago lleno solo te conducirá a tener digestiones pesadas, engordar más y dormir peor.

El tema de las cenas, aunque parece lo más sencillo del día, es en realidad de lo más complejo. Tendemos a comer cosas que requieren un cocinado rápido o simplemente que no necesitan cocinado, además sentimos predilección por la comida basura y no nos damos cuenta que, en realidad, esto es lo que más daño nos hace.

Recuerda lo que debes hacer si no quieres caer en las cenas prohibidas: comida sana sin azúcares ni hidratos de carbono, pequeñas cantidades y lo más lejano posible a la hora de dormir.

Sigue leyendo: Cenas sanas para que no se te acaben las ideas