Cómo blanquear la ropa, productos y trucos caseros


Desde que existen las prendas de color blanco nos hemos preguntado cómo blanquear la ropa, ya que el principal problema de la ropa blanca es que con el tiempo y el uso se torna amarillenta y deslucida. Hoy en día hay nuevos elementos y fibras textiles diferentes, pero el objetivo sigue siendo el mismo: blancos más blancos. ¿Tú también quieres lucir blancos deslumbrantes… sin esfuerzo? ¡Sigue leyendo!

Blanqueadores de ropa
Como blanquear la ropa para que quede radiante

Aprende más: Cómo renovar las toallas

¿Qué es el color blanco?

Antes de comenzar, te invito a que repasemos juntos tus conocimientos de física. ¿Recuerdas por qué vemos colores? En realidad la percepción de los colores es el resultado de un complejo proceso fisiológico y neurológico, pero podríamos sintetizarlo como sigue.

Organo de la vista
El ojo decodifica la luz solar y la convierte en colores

Lla luz es un haz de radiación electromagnética con longitudes de onda entre 380 nm y 780 nm.  Unas células especiales ubicadas en nuestra retina, llamadas conos y bastoncillos, captan esas radiaciones y las convierten en impulsos eléctricos que llegan al cerebro a través del sistema nervioso. Es allí, en el cerebro, donde el haz se descompone en un espectro de colores que van desde el violeta hasta el rojo, creando las sensaciones de color.

Decimos que un objeto tiene un color cuando debido a su composición, refleja o transmite las radiaciones de onda correspondientes a su color. Las longitudes de onda ubicadas por debajo del rojo se llaman “infrarrojas” y las situadas por encima del violeta, “ultravioletas”. Esas radiaciones no causan ninguna sensación de color, sino que sólo las percibimos por su temperatura.

La luz blanca es una mezcla de radiaciones de longitudes de onda diferentes, que se extienden desde la luz roja hasta la violeta. Los colores de las cosas dependen de la luz que reciben y el material que las compone. Si una superficie puede reflejar toda la luz que recibe, su color dependerá de la luz que lo ilumine. Si sólo puede reflejar la onda correspondiente al color azul, se verá azul cuando hay luz, y negro cuando no hay luz.

Cómo blanquear la ropa con productos comerciales

La ropa blanca requiere especial cuidado porque se mancha con mucha facilidad y se amarillea con el uso. El deseo de mantener la ropa blanca muy blanca en realidad existe desde los tiempos más remotos: según cuenta el profesor Benjamín Ruiz Loyola, de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la antigua Roma existía algo muy parecido a las tintorerías actuales cuyos propietarios se ocupaban de quitar las manchas de la ropa.

¿Cómo blanquear la ropa en aquellos tiempos tan remotos? Para desmanchar la ropa la remojaban en orina, aprovechando las propiedades del amoníaco y la urea que componen la orina. Enjuagaban la ropa y luego la tendían al sol hasta que desaparecía el olor de la orina.

En la actualidad también nos preocupa cómo blanquear ropa blanca pero… ¡ya no la remojamos en orina! Utilizamos diversos productos químicos para blanquear ropa que actúan de diferente manera. Conocerlos es importante, para saber cómo utilizarlos.

Lejía

El blanqueador por excelencia fue durante muchas décadas  el hipoclorito de sodio o más familiarmente, lejía, en una solución al 5% de cloro. El cloro actúa sobre las proteínas y los productos orgánicos coloreados y los desintegra, convirtiéndolos en un material que es arrastrado por el detergente durante el lavado. Sin embargo la lejía debe ser utilizada con cuidado ya que es tóxica, no funciona con las fibras sintéticas, afecta otras fibras y si entra en contacto con telas de color deja como resultado un desagradable desteñido.

Azul blanqueador

Es un colorante catiónico en forma de pasta que da un tinte azulado eliminando el matiz amarillento y dando la sensación visual de mayor blancura.

Oxiblanqueadores

Una nueva generación de productos.  Funcionan  igual que la lejía pero liberan oxígeno en vez de cloro para atacar las manchas.   Están compuestos por peróxidos o percarbonatos como el agua oxigenada, que se utiliza como desinfectante y para decolorar el cabello. El problema de los oxiblanqueadores es que quitan las manchas pero dejan las fibras ligeramente amarillentas, especialmente las de algodón y lana.

Blanqueadores ópticos

La última generación en blanqueadores.  Combinan tres elementos: peróxido de hidrógeno para remover las manchas de origen orgánico; detergentes para quitar las manchas de grasa y blanqueadores ópticos para lograr un blanco intenso. El blanqueador hace que la ropa blanca brille y elimina las manchas de color.

Estos compuestos químicos incoloros son capaces de absorber la luz con longitud de onda ultravioleta y emitir una longitud de onda equivalente al azul o al rojo.  El resultado es una impresión de mayor blancura a la vista. 

Blanqueadores orgánicos

Los blanqueadores orgánicos también están elaborados a base de cloro, pero se trata de un cloro orgánico de liberación controlada que evita el daño a los tejidos. Elimina las manchas orgánicas y es biodegradable.

Blanqueadores caseros

¿Has llegado hasta aquí y todavía no has logrado saber cómo blanquear la ropa amarillenta? Entonces prueba con estas recetas caseras:

Bicarbonato
Como blanquear la ropa con bicarbonato de sodio
  • Vinagre: Añadir de 1/2 a 1 taza de vinagre blanco al jabón del lavado. También se puede rociar con vinagre manchas puntuales y las partes que está en contacto con cuello y axilas. El olor a vinagre se irá naturalmente al secarse la ropa.
  • Bicarbonato de sodio: para saber cómo blanquear la ropa basta con añadir 1/2 taza de bicarbonato de sodio al jabón del lavado. Aplicar una pasta de bicarbonato de sodio y agua sobre las manchas, directamente en la tela. Otra preparación con bicarbonato es una solución de agua, bicarbonato y hojas de laurel, se debe dejar hervir 20 minutos, dejar enfriar, sumergir las prendas 24 horas, luego lavar en la lavadora.
  • Agua oxigenada al 3%: Añadir ½ taza al jabón del lavado.
  • Jugo de limón: añadir 1/4 a 1/2 taza de jugo de limón al jabón del lavado. También se puede remojar la ropa en una solución de agua en la que se han hervido rodajas de limón. Dejar en remojo una hora y lavar normalmente.
  • Amoníaco diluido: diluye amoníaco y deja en remojo las prendas durante media hora, luego tiéndelas al sol.
  • Leche: quita manchas. Sumergir la prenda en leche durante algunas horas y luego lavar.
  • Luz solar: la luz solar ilumina los blancos y da olor a limpio.
  • Luna llena, sólo para románticas: La luz de la luna es una opción ecológica, aunque en realidad no es precisamente la luz sino una combinación de factores atmosféricos nocturnos, como el calentamiento del suelo con las bajas temperaturas y el rocío. El intercambio entre el agua y los gases influye en el blanqueamiento.

Aquí más: Trucos para blanquear la ropa