5 trucos para blanquear la ropa, ¡y funcionan!


Con el paso del tiempo, es inevitable que la ropa vaya perdiendo color, suavidad y adquiera olores algo desagradables. Todo ello tiene solución. Evidentemente, cuanto mejor cuidemos nuestra ropa, menos tendremos que recurrir a estas soluciones. En este artículo, además de contarte los mejores trucos para blanquear la ropa te vamos a aconsejar también con algunos tips para evitar que se amarillezcan pronto. 

El color blanco es difícil de mantener, ¡pero no imposible! Ponte el casco de limpieza y atrévete con estos truquitos tan prácticos.

Otros temas relacionados: ¿Sabes cómo hacer que las toallas recuperen la suavidad del primer día?

5 trucos para blanquear la ropa muy eficaces y sencillos

Hemos elegido los trucos para blanquear la ropa más sencillos de llevar a cabo y para los que solo necesitaremos ingredientes habituales en cualquier cocina para que no tengas que realizar un desembolso extra comprando nuevos productos.

Toma nota y elige el que más te llame la atención. Todos son muy efectivos, por lo que el éxito está garantizado.

Zumo de limón y sal

Entre las muchas y muy beneficiosas propiedades del limón, encontramos la de aclarar la ropa, realzar los colores blancos y darles más viveza, así como terminar con la suciedad y las manchas difíciles.

Para preparar este mejunje, solo necesitarás 2 litros de agua, 2 limones, 125 gramos de sal y jabón neutro. Su preparación es muy sencilla: calentamos el agua en una cacerola y esperamos a que temple (no lo hagas cuando esté hirviendo). Mientras se va calentando, exprime 2 limones y reserva el zumo que obtengamos para cuando el agua esté templada. Aparte del fuego y agrega este zumo, la sal y un poco de jabón neutro.

Viértelo todo en un recipiente donde laves la ropa a mano y sumerge las prendas que quieras blanquear. Mantelo durante 1 hora y media y transcurrido este tiempo, enjuágalas con abundante agua fresca. Para secar, pon las prendas al sol en un lugar bien ventilado.

dieta del limón
El limón tiene grandes beneficios

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un gran aliado a diferentes niveles: nos sirve para cuidar nuestra salud, nuestra piel e incluso nuestro cabello, pero también nuestra ropa. ¿Cómo? El bicarbonato de sodio o bicarbonato de carbono, es un tipo de sal que ayuda a blanquear y dar suavidad a nuestras prendas.

En esta ocasión necesitaremos 30 gramos de bicarbonato de sodio y jabón en polvo. Su preparación no puede ser más sencilla. En un recipiente para lavar la ropa, lo llenamos de agua y le agregamos el bicarbonato y abundante jabón en polvo. Sumergimos la ropa y lo dejamos actuar durante media hora.

Cuando pase este tiempo, de nuevo lo lavamos como lo haríamos habitualmente y lo secamos bien. No te saltes este punto ni recojas la ropa antes de tiempo: si quieres que los colores duren más y que los tejidos se mantengan intactos como el primer día, no lo guardes mojado. Secar bien la ropa es la primera máxima para su correcto cuidado.

textura bicarbonato de sodio
El bicarbonato de sodio es un tipo de sal, por ello presenta esta textura

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otro estupendo aliado que tenemos en la cocina y al que sin embargo no solemos hacerle mucho caso. ¿No conoces su increíble potencial?

Lee más: Conoce algunos de los beneficios del vinagre de manzana

Una de sus propiedades es la de ser uno de los mejores trucos para blanquear la ropa y para eliminar también las manchas de sudor.

Para este invento, solo necesitas 125 ml de vinagre de manzana. Echa un chorrito sobre las zonas de las que quieras eliminar las manchas de sudor o bien empapa ligeramente la prenda al completo. Déjalo actuar durante aproximadamente 30 minutos y a continuación enjuágalo con abundante agua.

Este es quizás uno de los trucos para blanquear la ropa que, a pesar de su alta efectividad, debes repetir varias veces para que se quede intacto.

Vinagre de sidra de manzana
El vinagre de manzana ha ganado en las últimas décadas mucha popularidad como un remedio casero para varios problemas de salud y de efecto adelgazante.

Leche

La leche también es un excelente blanqueador natural que asimismo nos ayuda a eliminar posibles manchas de la ropa.

Solo necesitaremos sumergir la ropa en un recipiente grande con leche bien fría. Lo mantenemos durante una hora y a continuación lo lavamos con un poco de jabón neutro, enjuagando bien para eliminar todo posible resto. Dejamos secar en un lugar bien ventilado o, si es posible, al aire libre.

importancia de la leche
La leche es nuestro más fiel compañero de vida

Agua oxigenada con limón

De nuevo volvemos a sacar ese limón que tanto nos sirve para casi cualquier remedio de la abuela que queramos hacer. En esta ocasión lo combinamos con agua oxigenada que como seguro que ya sabes es un excelente antimanchas.

Si por separado nos aportan grandes beneficios, juntos nos dan un resultado casi mágico. En esta ocasión solo vamos a necesitar 250 ml de agua oxigenada, 400 ml de agua normal y 1 limón. Comenzamos nuestra «receta» para estos trucos para blanquear la ropa exprimiendo bien un limón entero. Cuando lo tengamos, lo vertemos en un bol y añadimos el vaso de agua oxigenada y los 400 ml de agua.

A partir de este punto tenemos dos opciones: si la prenda es pequeña, podemos sumergirla directamente en él. Pero si es algo más voluminosa, podemos optar por agregarlo a la lavadora durante el ciclo de enjuague.

beneficios del limon
En rodajas, en gotas o incluso rallando su piel: las propiedades del limón se pueden aprovechar de diferentes maneras

¿Cómo podemos mantener los colores más blancos por más tiempo?

Cuidar la ropa es fundamental para que nos dure más tiempo, como todo en la vida. Un buen cuidado de las prendas que nos ponemos, las sábanas que usamos o las toallas con las que nos secamos no solo lograrán que podamos aguantarlas más tiempo, si no que además estarán con mejor color y no perderán suavidad tan pronto.

Intercala lavados a mano: No vamos a decirte a estas alturas de la vida que dejes de usar la lavadora. Ni nosotros mismos lo haríamos. Pero sí es recomendable que de vez en cuando le demos un poco de mimos a nuestra ropa y lavemos a mano. Por ejemplo, ese vestido que tanto te gusta o esa camisa delicada.

Seca al aire libre: Igual que en el punto anterior, la secadora nos facilita la vida. No tenemos que tender ni preocuparnos por si llueve o si los pajaritos van a querer dejar su firma en nuestra ropa. Sin embargo, dejaríamos la secadora para momentos puntuales, ya que en general estropean mucho la ropa.

¡Pero sécala bien!: Decidas lo que decidas, es importante que NUNCA guardes la ropa mojada, ya que se puede apulgarar. Y una vez que esto ocurra, no habrá marcha atrás.

Usa un programa adecuado de plancha: La plancha es otro de los enemigos número 1 de la ropa. Hay prendas que si las tendemos de forma correcta no hará falta pasarle la plancha, pero si es imprescindible, no la apoyes más tiempo de la cuenta ni uses programas de temperatura demasiado altos. En el término medio consiste la virtud.

Otros artículos relacionados: ¿Sabes cómo cuidar tus toallas para que recuperen la suavidad del primer día?