Cómo adelgazar los brazos con una sencilla infusión


Cuando queremos perder peso, aunque estemos llevando una dieta adecuada y realicemos ejercicios de forma continuada, siempre hay unas zonas que cuesta más adelgazar que otras. Una de las partes del cuerpo que más nos puede costar adelgazar son los brazos. Si ya tienes una buena alimentación y haces deporte y aun así no consigues perder esa gordura que tanto te molesta aquí te decimos cómo adelgazar los brazos sólo con tomar una infusión a primera hora de la mañana.

Es posible que te interese leer nuestro artículo: Cómo tener un vientre plano con unos sencillos ejercicios

Adelgazar brazo
Cómo adelgazar los brazos se puede convertir en una de tus preocupaciones, pero con nuestros consejos dejará de ser un problema

¿Quieres saber cómo adelgazar los brazos con la infusión de perejil?

Si por culpa de no tener los brazos como quisieras has dejado de ponerte ciertas camisetas o vestidos porque no te gusta enseñarlos, ya sea porque los tienes gorditos o porque se han quedado flácidos, este truco de cómo adelgazar los brazos te va a encantar. Solo necesitarás unos minutos al día para prepararlo y lo mejor de todo es que es muy económico.

Si además combinas el efecto reductor de esta infusión con una serie de masajes diarios en la zona que quieres volver más delgada multiplicarás su eficacia y notarás antes los resultados.

Cómo elaborar la infusión de perejil para adelgazar los brazos

Para elaborar nuestra infusión vamos a necesitar:

  • 3 ramas de perejil
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 5 gotas de limón
  • 1 taza de agua
Cómo adelgazar los brazos con perejil
El perejil es tan bursátil que lo mismo te sirve para aderezar tus comidas y aportarles un sabor único, como que te ayuda a preparar una infusión quema grasa de lo más potente

Lo primero que haremos será poner el agua a calentar en un cazo. Cuando comience a hervir agregamos las 3 ramas de perejil, la cucharada de vinagre de manzana y las 5 gotas de limón, y retiramos del fuego. Dejaremos esta mezcla tapada e infusionando durante siete minutos.

Es importante que el vinagre que utilices sea vinagre de manzana, ya que tiene propiedades quema grasa de los que otros carecen. Por otro lado el limón puedes utilizarlo natural o comprar los botes que venden en los supermercados con limón ya exprimido, aunque esta opción es mucho más cómoda siempre es mejor utilizarlo lo más reciente que puedas por lo que recomendamos que si te es posible utilices limón recién exprimido.

Esta infusión deberás tomarla cada mañana en ayunas, al menos media hora antes de comenzar con tu desayuno. Por otro lado recuerda que deberás hacerla cada día, si la dejas hecha de un día para otro perderá sus propiedades.

Si eres constante y acompañas una buena rutina diaria con esta infusión tomada en ayunas y de forma correcta, se promete que en dos semanas comenzarás a notar los resultados y en poco tiempo perderás la grasa de los brazos. Además su sabor es tan rico que no te costará ningún trabajo añadir esta infusión a tu rutina diaria.

Vinagre de manzana para adelgazar
El vinagre de manzana ha ganado en las últimas décadas mucha popularidad como un remedio casero para varios problemas de salud y de efecto adelgazante

Complementos para potenciar el efecto de la infusión de perejil

Puedes complementar el tomar la infusión con una serie de masajes en los brazos, así la grasa “se ablanda” y se elimina de forma más sencilla, haciendo que la tarea de cómo adelgazar los brazos no se convierta en una lucha de titanes y notando los resultados mucho más rápido.

Una opción muy buena que te puede sorprender, es preparar una crema exfoliante para realizar los masajes en los brazos. Para hacer esta crema exfoliante tienes mezclar una cucharada de sal, una cucharada de bicarbonato y aceite de oliva, y remover con una cuchara hasta crear una pasta homogenea. Esta crema nos la aplicaremos en el brazo mojado (una buena ocasión para hacerlo es cuando estemos en la ducha) y nos vamos vamos a masajear la zona realizando movimientos circulares con la mano durante un par de minutos en cada brazo.

El aceite nos ayuda a realizar el masaje además de hidratar la zona, la sal elimina células muertas con gran eficacia y el bicarbonato ayuda a diluir los “granitos” que se forman en los brazos.

Después del masaje nos daremos una buena ducha para eliminar todos los restos de la pasta exfoliante e hidrataremos bien la piel después con una crema para el cuerpo. Se constante y tus brazos lucirán de forma envidiable.

Seguro que te interesa el artículo: Ejercicios de glúteos para conseguir un culo perfecto