7 Motivos que te convencerán de cocinar en casa


Para algunas personas cocinar en casa es un placer y no existen contratiempos que lo puedan impedir. Mientras que para otras personas no existe nada mejor que el delivery. El caso es que los horarios y falta de organización pueden hacer que dejemos de comer comida casera y eso sí puede ser perjudicial para nuestra salud.

No se trata de un almuerzo o cena en restaurantes con amigos o familiares, estamos hablando de la comida diaria. Gracias a las aplicaciones para pedir comida podemos solicitar hasta comidas precocinadas o congeladas.

Esto no solo está ocurriendo en tu hogar está ocurriendo en el mundo entero. De hecho, en el diseño de algunos edificios modernos ya se excluye la sección de la cocina. Muchos están de acuerdo porque suponen que es la parte de la casa donde se genera grasa, humo y olores que pueden afectar a los demás pisos o departamentos del edificio.

Cocinar en casa

La comida casera es más saludable

Cocinar en casa tiene muchos beneficios desde el punto de vista psicológico y de salud. Optar por la comida que no sea casera nos puede costar caro económicamente y afectar seriamente a nuestra salud. No se trata de hacer dieta o no, de bajar algunos kilos de más o no, se trata de comer saludablemente para evitar enfermar a corto plazo.

Según un estudio realizado por la Universidad Cambridge las personas mayores que comen en un hogar donde no se cocina ingieren más calorías que las demás personas. Estas calorías provienen de conservantes y utilización de productos con mayor cantidad de azúcar y de sodio.

Esto quiere decir que por el solo hecho de que la comida sea cocinada en casa asegura que sea más saludable. Aunque no te esfuerces por cocinar menús que sean saludables el hecho de que se haga en casa hace menos daño a la salud.

Pues los alimentos que utilizas serán naturales con menos añadido de sal y azúcar. La clave de nuestra salud está en optar por la comida casera.

Aquí aprenderás a cocinar: 4 tipos de pescados

Motivos para cocinar en casa

Sabemos que cocinar en casa lleva su tiempo de planificación, compra y preparación. Pero ese tiempo es realmente beneficioso para nuestra salud. Aquí te nombramos algunas ventajas que nos aporta el hecho de preparar la comida en nuestro hogar, aunque solo sea para una persona.

Comida más nutritiva al cocinar en casa

Vamos a comparar rápidamente las comidas de restaurantes que ofrecen la posibilidad de envíos a domicilio con los preparados en un hogar. Una de las desventajas de la comida rápida es que contienen más azúcar, carbohidratos, sodio y grasas, aunque se trate de la versión más saludable.

Cocinar en casa

En nuestro hogar, no le vamos a poner a propósito ningún conservante, porque lo comeremos dentro de unas horas. Así que, aunque preparemos el mismo menú que pediremos al delivery nuestra versión en casa será más saludable.

Además, tenemos la posibilidad de cocinar de manera inteligente y elegir mejor los alimentos que incorporaremos al menú. Esto nos permite ser más conscientes del aporte que hacemos a nuestro organismo.

Educación nutricional para cocinar en casa

Cocinar en casa ya no se trata de llenar el estómago, se debe planificar con tiempo los menús que deseamos disfrutar en la semana o mes. Comprar sus ingredientes con anterioridad nos dará la oportunidad de tenerlos a mano el día que lo necesitemos. Entonces, cocinar con lo que tenemos en la alacena y refrigerador será un tema real y saludable.

Una tarea pendiente será aprender nociones básicas de nutrición. Como, por ejemplo, qué proporciones de proteínas, vitaminas y minerales debemos incorporar diariamente en nuestro menú.

A partir de allí debemos conocer los alimentos que son ricos en dichos nutrientes y optar por ellos en el supermercado, verdulerías u otras tiendas. En ese punto ya lo tendremos todo solucionado, solo nos faltaría apelar a nuestra creatividad para combinar recetas a nuestro gusto.

Mayor sabor

Cuando nos gusta el resultado de algo que hicimos nosotros el placer es el doble. Así que si probamos unos huevos revueltos hechos por nosotros mismos disfrutaremos mucho más. De manera inconsciente nuestro cerebro recibe la relación de que cuando cocinamos el sabor es más intenso. Y como por efecto dominó, nos sentimos más saciados y comemos menos.

En cambio, cuando recibimos la comida del delivery simplemente comemos con prisa sin disfrutar de su sabor, lo que nos puede llevar a un estado de comer emocionalmente. Corriendo el riesgo de subir de peso y sufrir enfermedades metabólicas y otras relacionadas con la obesidad.

Control de porciones

Cuando se cocina en casa se puede pensar en el tamaño de las porciones que vamos a comer. Si algo sobra podremos pensar en cómo aprovecharlo para la cena u otro momento. Cuando se trata de porciones compradas, no podemos guardar y nos obligamos a comer, aunque no tengamos hambre. Esto genera una conducta que es muy difícil de modificar.

Cocinar en casa

Nuevos hábitos

Sin lugar a dudas estamos hablando de un paso muy importante que necesita de atención. Se producirán cambios importantes en nuestra rutina diaria que por el momento nos pueden quitar tiempo. Pero el resultado valdrá la pena, sin darnos cuenta estaremos adoptando hábitos saludables.

De repente un día nos veremos salir del supermercado en pocos minutos con un carrito lleno de productos frescos y nutritivos. Otro día, estaremos disfrutando de recetas increíbles utilizando solo alimentos de estación.

Relación familiar

El hecho de cocinar en casa implica otras tareas que son compartidas por los demás miembros de la familia. Entre ellos se encuentra hacer el listado de los productos a comprar, buscar precios e ir al supermercado o pedirlos por Internet.

La cocina es un área que les llama la atención a los más pequeños de la casa. Así que si puedes incluirlos en algunos pasos de la preparación estarán fascinados de ayudar, generando en ellos los mismos beneficios que nombramos antes. Tales como disfrutar más de una comida saludable y casera hecha por ellos mismos.

Ahorro económico

Dentro de los beneficios de cocinar en casa no podemos dejar de mencionar el ahorro económico que se produce. Pedir comida a domicilio es mucho más cómodo, rápido y nos puede solucionar la vida. Pero eso tiene un costo, el cual es mayor que si cocinamos en casa.  

Cocinar en casa no significa realizar platos sofisticados sino cómo aprovechar los nutrientes de los alimentos.

Comienza por: Organizar el menú

: