Cebollino: Beneficios, Propiedades y Contraindicaciones de esta planta


Es una gran desconocida y, sin embargo, puede darnos mucho sabor a nuestros platos y también muchas ventajas a nuestra salud. Hablamos del cebollino, una planta cuyos tallos son ese complemento que tal vez necesita tu receta para llegar a la matrícula de honor y que, una vez que te acostumbres a incorporarlo a tus platos, verás como no puedes pasar sin él. Por eso, hoy queremos que conozcas más sobre él y para ello te hemos preparado una guía muy completa con la mejor información que necesitas conocer para, en tan solo cinco minutitos, hacerte todo un experto o experta en cebollino.

En este artículo te vamos a contar qué es el cebollino, de dónde viene, cuál es su origen, sus propiedades organolépticas, si tiene una temporada mejor que otra para su consumo, cuáles son sus beneficios y propiedades y también si hay contraindicaciones. En resumen, todos los datos sobre esta planta, resumimos en este artículo fácil de leer y que te llevará, como ya te hemos adelantado, tan solo cinco minutitos de tu tiempo para asimilar toda esta información. ¿Te resulta interesante? 3, 2, 1… ¡Empezamos ya!

Sigue leyendo: Cebolla, ajo y miel, el combo perfecto

Qué es el cebollino y de dónde procede

El cebollino es una planta de la familia de la cebolla y el ajo, con unos tallos finos y huecos en su interior, suaves y con un toque aromático. Se suele utilizar como condimento o especia en crudo, en ensaladas, sopas, tortillas, salsas, carnes, pescados… Su consumo es especialmente frecuente en zonas como Francia, donde se utiliza prácticamente en cualquier elaboración a la que se le quiera dar un toque especial. También se puede emplear para aromatizar aceites o incluso congelarlo para dar un toque más fresco a los platos, como se hace a veces con el perejil.

El cebollino, para cultivarse, necesita sol. Por eso, son las zonas más cálidas y soleadas de la Tierra los mejores lugares para cultivar esta planta, al igual que su mejor temporada también va de primavera a otoño. Curiosamente, es originario de Canadá, aunque hoy en día sus principales productores se encuentran en Sudamérica. Crece muy bien en prácticamente cualquier tipo de suelo, aunque es más recomendable aquella que sea rica en materia orgánica. El tiempo que se necesita para que un cebollino esté listo para recoger es de unos dos meses desde que se siembra. Por eso, por la facilidad de sus cuidados y porque es una planta de pequeño tamaño, muchas personas optan por cultivarlo en su propia terraza, en una maceta adecuada para ello.

Propiedades organolépticas del cebollino

El cebollino tiene un sabor similar al de la cebolla, aunque más fresco y suave. También puede recordarnos a la menta y a la hierbabuena. Su olor es casi neutro y su tacto muy suave, aunque depende del tiempo que lleve fresco o si le hemos hecho algún tipo de proceso, como deshidratarlo o congelarlo.

Si se opta por congelarlo es mejor hacerlo ya picado. Si se piensa consumir en un corto período de tiempo, se recomienda tomarlo fresco para potenciar precisamente sus propiedades organolépticas. Es un tipo de tallo que aguanta bastante bien en la nevera. Además, es muy económico, precisamente por su facilidad de producción, y suelen venir bastantes tallos, por lo que te recomendamos que lo pruebes y decidas por ti mismo si es una buena opción para tu cocina o no. Como te decíamos, lo más habitual es tomarlo en ensaladas en crudo, pero también se puede añadir a tortillas, carnes, pescados, salsas, sopas, cremas… En la imaginación tienes el poder.

cebollino

Sus propiedades y beneficios para la salud

Antes de nada, recordarte que no existe ningún producto milagroso. Por tanto, no esperes que por comer cebollino vayas a tener ya una salud de hierro o ya estés libre de todos los males. Ni mucho menos. Te puede ayudar, está claro, pero nada es milagroso si tú no llevas un estilo de vida saludable y una alimentación correcta y equilibrada, que, al final, es la clave de todo. Dicho esto, vamos a contarte cuáles son las principales propiedades y beneficios del cebollino en la salud.

Es una planta muy rica en agua, por lo que va genial tanto para quienes busquen luchar contra la retención de líquidos como quieres quieran consumir más alimentos détox o perder peso. Y hablando de adelgazar, como ya habrás imaginado, es muy baja en calorías. 100 gramos de cebollino apenas aportan 30 calorías, pero, además, ten en cuenta que no es normal consumir 100 gramos de esta planta, por lo que su consumo calórico será prácticamente cero.

Lo más interesante, cuestiones de peso aparte, es que tiene muchas vitaminas, antioxidantes, minerales y fibras. Más concretamente, es rico en vitamina A, C, K, potasio, calcio y fósforo.

Con estos datos, ya podemos afirmar que el cebollino es una planta muy interesante para reducir el colesterol, mejorar la circulación, mejorar la memoria, reforzar nuestras defensas, protegernos de las infecciones, fortalecer los huesos, retrasar el envejecimiento celular, evitar el estreñimiento, mejorar las digestiones e incluso, al igual que sucede con el ajo o la cebolla (que, como ya hemos comentado, son de la misma familia del cebollino), también se dice que puede ayudar a la prevención del cáncer de estómago y de esófago.

Contraindicaciones del cebollino

¿Existen contraindicaciones en el consumo de esta planta? Pues, como todo, haberlas haylas, aunque ya te adelantamos que no es lo habitual. Normalmente se utiliza como condimento en unas cantidades muy pequeñas, lo que hace que no suela presentar efectos secundarios o contraindicaciones, pero, en cualquier caso, si puede haber en alguna ocasión algún pequeño riesgo.

Esto va sobre todo ligado a ciertos problemas digestivos que pueden ocurrir por las trazas de azufre que se puedan presentar en algún momento. Por eso, es muy importante que, si compras cebollino comercial (y no consumes alguno que tú mismo cultives en casa), lo laves muy bien y a conciencia antes de añadirlo a tus platos. Esto, en realidad, lo deberías hacer con cualquier hortaliza o fruta, siempre es importante darle un lavado para evitar que ciertos agentes contaminantes del suelo puedan llegar a nuestro plato.

cebollino

¡Añádelo a tu nevera!

Mantén siempre el cebollino fresco, mejor en la nevera para que te aguante más tiempo, y lávalo bien antes de consumirlo. Pícalo o trocéalo, incluso hay quienes lo machacan o se hacen un pesto o un aceite aromático con él, o tal vez solo lo usan para condimentar carnes, pescados o incluso acompañar cremas, sopas o ensaladas. El cebollino tiene muchos usos, es barato, es fácil de usar, se consume en crudo y se encuentra muy fácil en cualquier mercado, frutería o supermercado.

No tiene apenas contraindicaciones y tampoco presenta efectos secundarios, mientras que sus propiedades y beneficios para la salud son muy interesantes. Esta planta, rica en vitaminas, antioxidantes y minerales, puede convertirse en el nuevo aliado en tu cocina, especialmente para aquellos paladares a los que no les guste la cebolla, puede ser una buena alternativa para comenzar a familiarizarse con ella y poco a poco quitarle ese estigma que tiene y que la acompaña durante toda su existencia. Tortilla con cebolla, quizás no, pero, ¿has probado la tortilla con cebollino? Abrimos debate.

Otros artículos de interés: Todo sobre la cebolla