Carencia de vitamina B12: El mayor riesgo de seguir una dieta vegana


La carencia de vitamina B12 es uno de los mayores inconvenientes de ser vegano. Porque deriva del reino animal. No hay ninguna duda que una dieta vegana ofrece un importante beneficio en el medio ambiente y en nuestra salud.

La más importante de ellas es el bajo riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares por el consumo nulo de carne. Sin embargo, también tiene algunos riesgos que se deben tener en cuenta para cuidar nuestra salud en general.

Carencia de vitamina B12 por bajo consumo de carne

El mayor riesgo de seguir una dieta vegana es el aumento del riesgo de sufrir un infarto cerebral. En este artículo trataremos de explicar cuál es la razón principal de este problema y cómo se puede prevenir sin comer carne.

Carencia de vitamina B12 y su efecto en nuestra salud

No se trata de analizar si está bien o mal seguir una dieta vegana. La idea es conocer los beneficios y las desventajas de seguir este tipo de dieta, para tratar de evitarlos con la toma de un suplemento vitamínico.

Problemas cardiovasculares

Por un lado, la disminución del consumo de carne reduce el peligro de sufrir trastornos cardiovasculares. Pero, por otro lado, la eliminación de la carne en nuestra dieta trae otros inconvenientes como el aumento del riesgo de sufrir aterosclerosis o desarrollar trombos.

Esto se debe al debilitamiento que produce la falta de vitamina B12 en las paredes de los vasos sanguíneos.

Anemia megloblástica

El nivel de glóbulos rojos puede disminuir significativamente cuando existe una notable carencia de vitamina B12. Esta situación puede producir lo que se denomina anemia meglobástica.

Trastornos en el embarazo o período de lactancia

La anemia es una característica de la carencia de vitamina B12 que debe ser evitada en las mujeres embarazadas, porque puede afectar al desarrollo del bebé en el vientre y en los primeros meses del bebé.

Estado de ánimo

El cansancio es uno de los síntomas que están relacionados con la falta de vitamina B12 en nuestro organismo. Este sentimiento puede crecer como debilidad, pérdida de motivación, trastornos de memoria, apatía y otros estados de ánimos.

Problemas circulatorios

Una dieta vegana también puede generar una disminución de omega 3, un excelente desinflamatorio. Para evitar todos estos trastornos, si se toma la decisión de seguir una dieta vegana se debe tomar un suplemento de vitamina B12.

Todos pueden ser veganos

En principio la respuesta sería que no. Muchas personas tienen patologías que no son compatibles con los requerimientos veganos. La falta de algunos alimentos puede empeorar su situación actual.

Los niños y mujeres embarazadas necesitan una nutrición completa y equilibrada para su normal desarrollo. Por lo tanto, si se decide por un estilo de nutrición de este estilo debe estar dirigida y vigilada por un profesional de la nutrición.

De esta manera se podrá prevenir una carencia de vitamina B12, que es muy frecuente entre la población vegana que no sigue un control estricto de sus menús diarios.

Carencia de vitamina B12

Cómo prevenir los riesgos de seguir una dieta vegana

Además de vitamina B12, existen algunos nutrientes que obtenemos fácilmente de la carne. Cuando tomamos la decisión de no consumirla deberemos reemplazarla con otros alimentos que posean dichos nutrientes. Aquí nombraremos algunos de ellos

Proteínas

Uno de los nutrientes que más cuesta conseguir en los vegetales es la proteína. Porque la que se obtiene del reino animal contiene aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo y no las puede producir a partir de otro alimento.

La cantidad de proteína que debemos consumir por día representa al 10% de la ingesta diaria. Por lo tanto, se debe incluir una gran proporción de frutos secos, arroz, legumbres, quinoa, cereales y guisantes.

Estos mismos alimentos nos aporta proteínas a cambio de un bajo nivel de grasa saturada, reduce el colesterol y disminuye el riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares.

Calcio

Cuando se puede beber leche o sus derivados, el calcio se consigue fácilmente. Para cumplimentar la cantidad de calcio necesaria se debe recurrir a un alto consumo de algunos vegetales tales como espinaca, semillas, frutos secos, soja, tofu y hortalizas. También algunas frutas pueden aportar calcio.

Al mismo tiempo se debe controlar el consumo de cereales para no exceder el nivel de ácido fítico en el organismo. Otro nutriente que se debe controlar es la vitamina D, que es muy importante para la formación de calcio en nuestro organismo.

Agua

Es importante beber abundante cantidad de agua cuando decidimos seguir una dieta vegana, por la cantidad de fibra que incorporamos en el menú. El cual puede generar gases, estreñimientos y dolor abdominal.

Nada que esté relacionado con la alimentación se debe tomar a la ligera. Nada tiene que estar improvisado, encontrar el equilibrio de los nutrientes es la clave para disfrutar de una buena salud.

La toma de una decisión en la alimentación debe ser responsable. Porque la falta de determinados nutrientes como zinc, hierro, y ácidos grasos omega puede ocasionar trastornos graves en nuestra salud.

La carencia de vitamina B12 es sólo uno de los posibles riesgos de dejar de consumir carne. Por ello, se debe estar atento a los cambios que nuestro organismo vaya pasando y acudir a un establecimiento sanitario en casos de urgencia.

Consejos para comenzar una dieta vegana

  • Planificar el menú diario teniendo en cuenta el plan alimentario mensual completo.
  • Consumir frutos secos para incorporar omega 3 y algas para obtener vitamina B12. Realizarse los controles correspondientes para saber si necesita consumir complementos vitamínicos con ácidos esenciales o minerales.
  • Comenzar con algunos menús del día e ir incorporando de a poco otros menús del día hasta abandonar definitivamente el consumo de carne.
  • Para acostumbrarse se puede comenzar con dietas ovolactovegetarianos u otra dieta flexitariana.

Conoce: Beneficios de seguir correctamente una dieta vegana