¿Conoces lo bueno y lo malo de los ejercicios durante el embarazo?


Los ejercicios durante el embarazo forman parte de los hábitos de vida saludables que toda mujer debe incorporar para tener un bebé sano y fuerte, pero tambien te ayudarán a tu recuperación después del parto.

La actividad física y los ejercicios durante el embarazo ayudan a evitar molestias
Los ejercicios durante el embarazo tienen muy poco riesgo en embarazos saludables y sin complicaciones

En ocasiones anteriores hemos abordado en Alimentos Ricos, la importancia de comenzar las atenciones y preocupaciones por el crecimiento y desarrollo de nuestro hijo antes de la propia concepción, como por ejemplo la relación entre el acido fólico y los defectos del tubo neural.

Te interesará leer: la importancia del acido fólico durante  el embarazo

El embarazo semana a semana impone un reto a tu organismo y en la misma medida que tu bebé se va desarrollando, tu cuerpo se tiene que ir adaptando a la demanda metabólica, energética, nutricional y física que requiere el desarrollo de tu hijo.

Si los hábitos de vida saludables son importantes para el bienestar físico y emocional de todas las personas, así como para evitar enfermedades, en la mujer embarazada son claves para lograr el nacimiento del esperado y ansiado bebé.

¿Cuáles son los cambios del organismo que pueden influir en los ejercicios durante el embarazo?

Como previamente señalamos el cuerpo de una mujer embarazada cambia sustancialmente porque  son numerosos los procesos endocrinos, fisiológicos y anatómicos que entran en juego para responder al desarrollo y crecimiento del nuevo ser y ello provoca situaciones muy particulares que se reflejan fundamentalmente en: las articulaciones, el balance y  la respiración. Al seleccionar los ejercicios durante el embarazo debes tenerlos muy en cuenta.

Balance

El aumento de peso en la parte delantera del cuerpo, motiva que el centro de gravedad del organismo se desplace de su ubicación normal. Lo anterior conlleva una fuerza adicional para las articulaciones y los músculos, fundamentalmente de la pelvis y la espalda baja. Es por eso que la embarazada se sienta menos estable y puede tener mayor riesgo de caídas.

Los ejercicios durante el embarazo son muy beneficiosos
Los ejercicios durante el embarazo deben de ser adecuados para cada mujer y etapa del embarazo

Respiración

Cuando una mujer está embarazada su demanda de oxígeno aumenta y por otra parte también el ejercicio requiere una mayor cantidad de sangre y de oxigeno para el trabajo muscular. En la medida que el abdomen crece se produce una mayor presión del útero sobre el diafragma (el músculo que ayuda a la respiración). Los factores anteriores pueden dar origen a que la embarazada se sienta con la sensación de falta de aire y más aun cuando los ejercicios son muy fuertes o cuando se acompaña además de sobrepeso u obesidad.

Articulaciones

Los cambios hormonales que acompañan el embarazo determinan que las articulaciones estén más suaves o relajadas y por tanto son más susceptibles a lesiones cuando se producen movimientos muy bruscos o intensos.

Los cambios anteriores pueden provocar una lordosis progresiva (curvatura muy pronunciada de la columna) lo que origina que más del 60% de las mujeres experimenten dolor en la espalda baja. A las alteraciones anteriores se suman otros cambios de la circulación sanguínea, de la frecuencia respiratoria y de la regulación de la temperatura.

Hay numerosos ejercicios durante el embarazo que puedes practicar
La práctica de ejercicios durante el embarazo te beneficiará a ti y a tu hijo

¿Cuáles deben ser las características de los ejercicios durante el embarazo?

Una forma efectiva de contrarrestar las alteraciones previamente descritas es la práctica de ejercicios durante el embarazo. Pero los mismos deben tener determinadas características. Entre las fundamentales se encuentran:

  • Revisión médica y dictamen previo del médico de que se está desarrollando un embarazo normal y sin riesgos.
  • Ejercicios adecuados a las diferentes etapas del embarazo y a la situación particular de cada embarazada.
  • Los ejercicios durante el embarazo deben favorecer la actividad cardíaca.
  • Contribuir a mantener el peso ideal de acuerdo a lo requerido por cada embarazada.
  • Dirigidos a fortalecer y tonificar la musculatura pélvica y de la espalda y a mantener la flexibilidad.
  • Que no impliquen una sobrecarga para la madre, ni para el bebé.

Beneficios de la práctica de ejercicios durante el embarazo

Los efectos de los ejercicios para embarazadas repercuten favorablemente en su estado anímico general, en aliviar las molestias del dolor de espalda, contribuyen a que el sueño sea más placentero, a que se fortalezcan los músculos, que el cuerpo esté más preparado para recuperarse después del parto, pero siempre recuerda  que tu plan de ejercicios debe ser consultado con el médico en las diferentes etapas del embarazo.

Mantener una posición adecuada es uno de los beneficios para sobrellevar mejor las  molestias asociadas al desplazamiento del eje de gravedad también permite controlar el peso y aproximarse a lo óptimo que debe ganarse en cada etapa del embarazo.

Durante el embarazo, acompañar la evolución del cuerpo con actividad física  es muy conveniente para reducir los dolores musculares, así como también para activar los músculos pelvianos, actividad muy favorable para el embarazo, el parto y el posparto.

A los beneficios anteriores se suma que mejoran la regularidad intestinal,  disminuye el riesgo de diabetes gestacional,  preeclampsia  y la incidencia de cesáreas.

Entre los ejercicios durante el embarazo los de estiramiento son aconsejables
Los ejercicios de estiramiento durante el embarazo contribuirán a reducir las molestias propias de esta etapa de tu vida

¿Cuándo no es conveniente realizar ejercicios durante el embarazo?

La actividad física y los ejercicios durante el embarazo han demostrado tener muy poco riesgo en embarazos saludables y sin complicaciones pero hay ocasiones en que son incompatibles con determinadas afecciones que presenta la madre y en este caso siempre la prioridad es proteger la salud de la madre, del bebé o de ambos. De ahí que una recomendación válida es que siempre consultes a tu obstetra antes de decidirte por un programa o actividad física determinado.

En una revisión muy reciente el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología considera que el ejercicio aeróbico está totalmente  contraindicado durante el embarazo cuando existe:

  • Una enfermedad cardíaca grave
  • Enfermedades pulmonares restrictivas
  • Cerclaje o cuello uterino riesgoso
  • Gestaciones múltiples con riesgo de parto prematuro
  • Sangramiento persistente en el 2do o tercer trimestre
  • Ruptura de membranas
  • Placenta previa después de las 26 semanas de gestación
  • Amenaza de parto prematuro
  • Preeclampsia o hipertensión durante la gestación
  • Anemia Severa

Hay otra serie de condiciones que son contraindicaciones relativas para ser valoradas en cada caso, como:

  • Anemia
  • Arritmia cardíaca materna
  • Bronquitis crónica
  • Diabetes tipo I no controlada
  • Obesidad extrema
  • Bajo peso con un IMC inferior a 12
  • Historia de un estilo de vida muy sedentario
  • Limitaciones para el crecimiento intrauterino
  • Hipertensión no controlada
  • Limitaciones ortopedias
  • Hipertiroidismo no controlado
  • Enfermedades convulsivas no controladas

Señales de alerta si estás haciendo ejercicios durante el embarazo…

Pueden existir casos en que este haciendo algún ejercicio durante tu embarazo y sientas algunas molestias y no sabes lo que debes hacer, pero si tienes algunas de las manifestaciones siguientes debes de interrumpir el mismo y acudir a tu médico de inmediato. Entre ellos los que debes darle la máxima importancia son:

  • Sangrado vaginal
  • Dolor de cabeza súbito
  • Dolor en el pecho o palpitaciones cardíacas o pulso muy acelerado
  • Mareo con o sensación de desmayo
  • Falta el aire marcada
  • Debilidad muscular
  • Dolor o hinchazón en la pantorrilla
  • Dolor en la espalda o pelvis
  • Rotura de la fuente o de membranas
  • Contracciones frecuentes u otro síntoma de parto prematuro

Y  ahora que ya conoces los beneficios y las precauciones que debes tener al practicar ejercicios  durante el embarazo, te estarás preguntando ¿cuáles son los ejercicios que puedo practicar? , te invito a leer el próximo post sobre esta temática.

Conoce Más: los mejores cuidados para embarazadas