Atrévete a reciclar cajas y crea cosas únicas e increíbles


Es muy interesante poder reutilizar cualquier elemento. Aunque creamos que algo no nos sirve para nada, la mayoría de objetos que creemos destinados a tirar son muy interesantes para darles una segunda vida. Un gran ejemplo de eso es cuando nos decidimos a reciclar cajas y crear algo nuevo.

Atrévete a crear algo nuevo y práctico solo con reciclar cajas de madera

Cuando nos decidimos a reciclar cajas de fruta, de cartón o de cualquier otro material podemos conseguir un resultado muy original y alternativo a lo que nos ofrecen las grandes superficies.

Si eres manitas aquí tienes: preciosas ideas para decorar la habitación de los niños

Cómo reciclar cajas de madera

A día de hoy conocemos la importancia del reciclaje y la reutilización de objetos. Por ello no podemos dejar escapar una fabulosa caja de madera que hayamos conseguido con las fresas, una puerta vieja o una caja de vinos. Aquí te daré unas cuantas ideas para poder darle una nueva vida sin perder el glamour en tu decoración.

Guarida de tus secretos

Una buena opción para reciclar cajas sean del material que sean es forrar el interior con un papel adhesivo bonito y poner separadores con cartón o listones de madera pintados. De este modo realizas casilleros en los que puedes guardar tus secretos más preciados como tus joyas o algo tan liviano como gomas del pelo. Incluso puedes crear un doble fondo que solo tú sepas que está. Lo importante es que lo sitúes en un lugar que sólo lo puedas ver tú para que no te roben tus secretos.

Anímate a reciclar cajas y crea tu propio organizador o incluso donde guardar tus mayores secretos

Reciclar cajas como espejos o estantes

Queda súper original poner en la entrada de tu casa o de una habitación especial este tipo de conjunto. Coge unos cajones de algún mueble viejo o alguna caja, píntalo, encuéntrale un espejo para poner en el fondo de uno y el resto lo puedes pintar de distintos colores. En la parte de atrás le pones un cáncamo y lo atornillas a la pared consiguiendo un encuadre muy liviano y alegre y listo. Ya dispones de un encuadre único para colocar una velita o un pequeño jarrón.

Puedes reciclar cajas y crear una mesa auxiliar

En este caso si consigues un cajón de fruta sería lo más adecuado. Lija toda la superficie y píntala de tu color favorito. Colócale en la parte inferior unas ruedas para hacer la mesita mucho más cómoda de mover. Colócala en el sitio que más a mano la necesites y ya tienes una mesita práctica y única con solo reciclar cajas de fruta.

Al reciclar cajas puedes darle un toque diferente a tu salón creando una preciosa mesa

Crea tu propio banquito guardador

Con la misma idea de la mesa auxiliar podemos hacer un dos por uno. Después de hacer todo ese proceso consigue una tabla y una tela molona. Cubre la tabla de algodón prensado, recúbrelo con la tela y con la ayuda de unas grapas fíjalo en la parte interna. Si lo deseas este asiento lo puedes fijar a la mesa auxiliar de modo que tiene un mini banco o lo puedes dejar separado para mayor versatilidad. Normalmente a través del lateral de la caja queda un hueco libre por el que puedes guardar cosas  en un momento determinado.

Caja de juguetes

Una de las mejores ideas para reciclar cajas es hacerlo con los más pequeños de la casa. Para que nos ayuden y ellos puedan disfrutar de su creación podemos realizar un juguetero. Cogemos una caja preferiblemente de madera y se lija si no lo está. Podemos coger varias plantillas y que los niños hagan dibujos en la caja sobre animalitos, globos o lo que les guste. Después que la pintura se termine de secar forramos la caja en su interior con tela para que se pueda guardar hasta el juguete más minúsculo en ella. Pasarán un rato muy divertido y quedarán encantados con su creación. Además se divertirán recogiendo después todos sus juguetes.

Enseña a tus hijos a reciclar cajas. Pasaréis un rato muy divertido y aprenderán que las cosas pueden tener muchas vidas

Cama de mascotas

Si en tu caso en lugar de niños tienes mascotas también te decimos cómo reciclar cajas para ti, y para ellos. Consigue una caja lo suficientemente grande, todo depende de tu mascota y tu espacio en el hogar. Corta los listones de madera de la caja con el fin de dejar abierto la parte de arriba y uno de los laterales más grandes. Pinta si lo crees necesario o barniza la madera para darle un aspecto más coqueto. Consigue o crea un colchón mullidito para tu mascota que encaje bien y ponlo en la parte inferior. Tu mascota podrá disfrutar del reciclar cajas aunque no pueda ayudarte mucho en su modificación.

Consigue tus propios organizadores con solo reciclar cajas

Hay muchas ideas prácticas donde poder reciclar cajas de madera, pero la más útil para mí es como organizador en la lavandería. Si consigues cajas de madera tipo frutería puedes partirlas por la mitad en perpendicular, no es necesario ni lijar ni pintar para esto pero eso lo puedes modificar a gusto.

Puedes construir un increíble organizador de lavandería solo con reciclar cajas

Pones con cinta de doble cara fuerte o algún sistema para evitar hacer agujeros en la pared y los fijas a esta. En cada caja puedes poner el nombre de lo que vayas a guardar en cada una. Por ejemplo yo tengo en una las pinzas de tender, en otra los calcetines desparejados, en otra cesta algunos productos de limpieza que no pesan mucho y en otra las bolsas para reutilizarlas.

¿Cómo decidir en qué reciclar cajas?

Es muy difícil decidirse por una sola opción cuando no tenemos para reciclar cajas en cantidad. De todos modos hay que tener en cuenta que la mayoría de ideas nos ayudan a mantener un poco mejor el orden en el hogar. Debemos observar qué parte de la casa necesita una pequeña renovación sin ser muy costosa o en qué zona queremos un mayor orden con un toque chic.

De un modo u otro este tipo de reciclaje es adictivo y cuando haces uno comienzas a maquinar para el siguiente. Por eso investiga, coge ideas de cómo realizar tus nuevos diseños y a crear. Te sorprenderá todo lo que puedes hacer, ¡solo necesitas tu imaginación!

Te gustará saber los imprescindibles que no pueden faltar en tu botiquín