Galletas sin gluten, las mejores recetas


Hay pocas cosas que resulten más divertidas que convertir la cocina en una especie de laboratorio y con unos pocos ingredientes preparar una rica hornada de galletas. Pero esa diversión puede quedar truncada si hay algún miembro de la familia que tenga intolerancia al gluten, por eso os vamos a facilitar unas recetas de galletas sin gluten que harán las delicias de todos.

Seguro que te interesa: Intolerancia al gluten: nuevos criterios

Por un lado vamos a preparar galletas sin gluten de mantequilla, una de las recetas de galletas más clásicas al alcance de todos. Por otro lado haremos galletas sin gluten de pistacho con chocolate, una receta un poco más gourmet para los cocinillas de la casa. ¡Ambas están deliciosas!

Galletas sin gluten
Ser celíaco ya no supondrá un impedimento para disfrutar de unas sabrosas galletas sin gluten caseras

Galletas sin gluten de mantequilla

¿Qué necesitamos?

  • 400 gramos de harina de maíz (no precocida)
  • 250 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 huevo (tamaño grande)
  • Sal una pizca

¿Cómo lo preparamos?

Para poder empezar esta receta de galletas sin gluten necesitamos que la mantequilla esté a temperatura ambiente por lo que la dejaremos fuera de la nevera al menos una hora antes de empezar la preparación, dependiendo de la época del año en la que estemos. Vamos a batir bien la mantequilla y cuando tenga una textura de pomada le incorporamos el azúcar y el huevo, mezclando hasta dejarlo homogéneo.

Por otro lado mezclaremos la harina de maíz junto con una pizca de sal, y lo iremos añadiendo poco a poco a nuestra mezcla anterior. Cada vez estará más espesa y si no tenemos una amasadora llegará un momento en el que tengamos que dejar a un lado el tenedor o utensilio con el que estemos mezclando y debamos pasar a amasar con las manos. Continuaremos hasta crear una bola con la masa.

Galletas sin gluten
Lo único que tendrás que pensar para hacer estas galletas sin gluten de mantequilla es la forma que les vas a dar, ¡son muy fáciles!

Extendemos sobre una superficie plana con la ayuda de un rodillo, cortamos con un molde de galletas y vamos colocando sobre una bandeja de horno. Si tienes papel vegetal o similar será más sencillo evitar que se peguen y poder recuperarlas una vez hechas. Metemos la bandeja en el horno, que tendremos ya caliente a 180 grados, y cocinamos durante veinte minutos. Pasado ese tiempo dejamos las galletas enfriar sobre una rejilla mientras se hace la siguiente remesa.

¡Listo! Ya tienes unas ricas galletas sin gluten caseras que podrás disfrutar con toda tu familia.

Galletas sin gluten de pistachos con chocolate

¿Qué necesitamos?

  • 200 gramos de harina de arroz
  • 75 gramos de maizena
  • 100 gramos de azúcar blanca
  • 50 gramos de pistachos pelados
  • 30 gramos de mantequilla
  • 1 huevo
  • 50 gramos de chocolate negro para fundir
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato sódico

¿Cómo lo preparamos?

Vamos a comenzar esta receta de galletas sin gluten tomando los pistachos pelados y los machacaremos con el mortero. Para darle un toque aun más interesante, tostaremos un poco los pistachos molidos en una sartén caliente ligeramente hidratada con aceite de oliva (quitando el sobrante con ayuda de una servilleta).

Mezclaremos primero los ingredientes secos en un bol, el azúcar, la harina de arroz, la maizena, el bicarbonato y los pistachos molidos (dejando unos pocos a parte si queremos usarlo para adornar). En otro bol batimos el huevo y la mantequilla a temperatura ambiente, e iremos añadiendo poco a poco la mezcla de ingredientes secos hasta que tengamos una bola. Cubrimos con film transparente y dejamos dos horas en la nevera para que repose.

Pasado ese tiempo ponemos la bola de masa sobre papel de horno y extendemos con un rodillo. Con ayuda de un cortador formamos las galletas y retiramos el sobrante. Metemos en el horno precalentado a 180 grados durante quince minutos. Pasados los 15 minutos dejamos enfriar las galletas sobre una rejilla. Volvemos a amasar los bordes que hemos retirado y repetimos la operación.

Galletas sin gluten
Tú decides si cubrir de chocolate totalmente estás galletas sin gluten de pistachos o sólo una pequeña decoración, depende de cómo seas de goloso

Mientras las galletas están en el horno fundimos el chocolate según las instrucciones que indique. El microondas puede ser una buena opción pero corres el riesgo de que se queme y se eche todo a perder, el baño maría es la opción más segura para fundir el chocolate.

Una vez estén las galletas frías les pondremos chocolate por encima y  pistachos molidos si los dejamos reservamos.

¿Imaginaste que podría ser tan fácil crear galletas sin gluten tan sabrosas?

Te interesará leer: Alimentos sin gluten, un salvavidas para los celíacos