Albahaca, tan fragante como saludable


¿Qué es la albahaca?

Muchas personas no cocinan con especias. Realmente, su uso puede no ser necesario para elaborar una comida. Pero, las hierbas arómaticas, como es el caso de la albahaca o el orégano, son capaces de reconvertir por completo un plato, aportándole un sabor y un aroma que nos enamoren en cada bocado. Y, por supuesto, tenemos sus propiedades y beneficios. La albahaca es uno de esos alimentos buenos, bonitos y baratos que consiguen que cuidarnos sea todo un placer.

Su nombre científico es ocimum basilicum y pertenece a la familia de las lamiáceas. Se trata de una planta anual que crece, sobre todo, en climas tropicales, conservando su hoja durante todo el año. Es muy sensible a las bajas temperaturas por lo que no le benefician los fríos y las heladas.

albahaca
Albahaca, una hierba aromática que eleva el espíritu

¿Cómo llega hasta nosotros?

La albahaca nos llega desde la India, una cultura que identifica esta planta con el dios Vishnu. No es el único pueblo que le confiere connotaciones religiosas, pues es una hierba que las diversas civilizaciones han entroncado con entidades espirituales, seguramente debido a su fragante presencia. En época helénica, pues fueron los griegos los que trajeron al continente, simbolizaba la presencia de reyes. Una de sus acepciones: basílico, quiere decir en griego, real. La leyenda cuenta que Santa Elena, madre de Constantino, encontró una santa cruz en un terreno repleto de albahaca. Los romanos la relacionaron con la pasión y la fecundidad, y la incorporaban a los platos de los enamorados que querían tener hijos.

Sin embargo, no para todos los pueblos tenía matices positivos y algunas leyendas africanas la consideran protectora de animales como los escorpiones. En nuestro país, la palabra albahaca proviene de la cultura árabe al-habak. Durante la Edad Media, el uso de albahaca se consagró también para fines medicinales, y se valoraban sus cualidades para tratar desde verrugas a depresiones. Arnau de Vilanova habla de ella en su estudio ‘Thesaurus pauperum’.

Los beneficios de la albahaca

La albahaca es conocida por su propiedades digestivas. Para quienes tienen problemas de gastritis, gases, hernia de hiato… su ingesta favorece una deglución menos pesada. De igual forma, también sirve para estimular el hambre. Y sin salir del apartado digestivo, hemos de decir que tiene propiedades antivomitivas.

recetas albahaca
Con la albahaca se pueden crear fantásticas recetas

Cuando estamos acatarrados, la albahaca también puede ser muy útil. Una infusión de sus hojas ayuda a bajar la fiebre. Además, limpia nuestros bronquios y nos ayuda a calmar la molesta tos. Sirve para expectorar la mucosidad y ayuda a quienes padecen asma. En una línea parecida, encontramos beneficios para los dolores de garganta, tanto en infusión como si la empleamos para hacer gárgaras.

La albahaca también es beneficiosa si se padece de cálculos renales. La infusión de esta planta ayuda a mejorar los dolores y molestias y, tomada de forma regular, ayuda a que se puedan expulsar las molestas piedras. Asimismo, su infusión también es beneficiosa para el corazón y mantiene a raya los niveles de colesterol en sangre.

Muchos consideran a esta planta como un poderoso aliado contra el estrés y, de hecho, no es extraño este uso pues muchas religiones la emplean en sus ritos y ceremonias, como un elemento intenso que tonifica la mente.

Además, la albahaca tiene propiedades que no sólo nos cuidan por dentro, sino también, por fuera. Para los problemas bucales, como llagas, heridas y demás, masticar hojas de albahaca puede ser muy positivo. De igual forma, si tenemos problemas en los dientes y las encías, para enfermedades como la piorrea, cepillarse los dientes con sus hojas secas nos puede dar fantásticos resultados. Igualmente, para las enfermedades de la piel, el uso de su aceite esencial puede tener propiedades gratificantes.

propiedades albahaca
La albahaca tiene fantásticas propiedades

Variedades de albahaca

Algunos de los tipos de albahaca más populares son:

  • Albahaca genovesa: de hoja pequeña y muy aromática.
  • Albahaca napolitana: con ligero olor a menta.
  • Albahaca mammouth: es la variedad que suele secar para envasar.
  • Albahaca ópalo: decorativa, con un llamativo tono rojo.
  • Albahaca morada: se cultiva en Asia y su olor es parecido al del clavo.

Tabla nutricional de la albahaca

Valores mediosPor 100 g
Calorías22 kcal
Lípidos 0,6 g
Sodio4 mg
Potasio295 mg
Glúcido2,6 g
Fibra alimentaria1,6 g
Azúcar0,3 g
Proteína3,2 g
Vitamina A5275 IU
Vitamina C18 mg
Calcio177 mg
Hierro3,2 mg
Magnesio64 mg
Vitamina B60,2 mg