Acné juvenil ¿Qué hacer para los granos en la cara?


La producción abundante de sebo y la hiperplasia de las glándulas sebáceas, estimulados por el crecimiento excesivo de un tipo de bacteria, a causa de mecanismos hormonales, se puede producir el acné juvenil. Para este padecimiento existen numerosas alternativas de tratamientos.

Te recomiendo la lectura de: DESCUBRE CÓMO ELIMINAR EL ACNÉ DE TU VIDA PARA SIEMPRE

Existen variedad de tipos de granos en la cara, siendo el acné la más común de sus manifestaciones. Esta enfermedad es crónica y se presenta sobre todo en jóvenes y adolescentes (acné juvenil), pero puede afectar también a los adultos (acné rosácea).

Granos en la cara
El acné juvenil se produce cuando ocurre una acumulación excesiva de secreciones sebáceas en los poros de la piel, combinada con un aumento de la presencia bacterias en el rostro

¿Cómo se define el acné juvenil?

Se conoce como acné juvenil a una afección de la piel que se presenta tanto en chicas como en chicos, entre los 13 y 18 años. Se estima que el 80% de los jóvenes entre estas edades han padecido de este trastorno cutáneo.

¿Por qué aparece el acné juvenil?  

La mayoría de las veces los granos en la cara se producen a causa de una inflamación a nivel del conducto pilo sebáceo de las células de la piel. Esto impide la salida del vello y favorece la acumulación de las secreciones sebáceas, lo que produce que ocurra una infección a causa de una bacteria que se encuentra comúnmente en el rostro llamada Propionibacterium.

El aumento de la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas, debido sobre todo a la actuación de los andrógenos, está directamente asociada a la aparición de granos en la cara. Cuando este sebo se junta con las células muertas presentes en la piel provoca la obstrucción de los poros. Dicha obstrucción produce la acumulación de secreciones y favorece la presencia del medio ideal para que la Propionibacterum crezca y se multiplique, lo que propicia la aparición del pus. A estas lesiones pueden sumarse otras bacterias y ocasionar daños más severos.

¿Cuáles son los tipos de acné juvenil?

Los granos en la cara tienen diversas formas. El tipo comedoniano es cuando son puntos negros o blancos localizados bajo la superficie de la piel se les llama espinillas, barros o comedones.

El tipo inflamatorio, es cuando las espinillas se inflaman y se transforman en  protuberancias pequeñas de color rosado o rojo con pus en su interior y se denominan pústulas.

Los granos en la cara se pueden presentar también en forma de quistes y es tipo nódulo-quístico. En este caso las lesiones son más profundas, duras y en ocasiones dolorosas al tacto. Los quistes son muy difíciles de tratar y generalmente dejan cicatrices en el rostro.

En el acné juvenil, sobre todo el que afecta a los adolescentes, se forman muchas espinillas y granitos, especialmente en la frente, pero también en la espalda, los hombres y el pecho.

En el acné que aqueja a los adultos se observa con más frecuencia la presencia de nódulos profundos en la zona de la barbilla, el mentón y alrededor de la boca.

En muchas ocasiones lo que se encuentra es una mezcla de todos los tipos anteriores. De acuerdo con el riesgo de secuelas y de su extensión también se clasifican en leve, moderado o severo.

Granos en la cara
El acné juvenil es una enfermedad frecuente entre los jóvenes entre los 13 y 18 años, se considera que el 80% de los jóvenes en algún momento han padecido de granos en la cara

Alternativas de tratamiento para el acné

Los tratamientos para el acné juvenil dependen del tipo y el grado de acné juvenil que presente el adolescente. El dermatólogo puede recomendar tratamientos locales o sistémicos. Algunos especialistas afirman que no hay tratamientos totalmente efectivos, pero si acciones para atenuar los efectos del mismo.

Los entendidos en la materia recomiendan mantener los poros abiertos, eliminar las bacterias y disminuir la inflamación para conseguir un buen resultado al tratar los granos en la cara.

Tratamiento tópico
El tratamiento para el acné juvenil puede ser local o sistémico, dependerá de la gravedad y la extensión de la afección

Para evitar la obstrucción de los poros es necesario impedir la producción excesiva del sebo, así como que se acumulen las células muertas. El mejor resultado para la limpieza de los poros lo proporcionan aquellos productos que tienen el ácido salicílico como base, el sulfuro, retinoides y los ácidos alfa hidroxi. Existe un producto llamado Accutane, derivado sintético del retinol o vitamina A, que se utiliza para tratar hombres con acné severo. No puede ser utilizado por mujeres, porque su uso continuado puede producir anomalías congénitas.

Para eliminar las bacterias puede emplearse el peróxido de benzoilo. El uso tópico de esta sustancia ha demostrado gran eficacia porque actúa como antimicrobiano en una concentración del 2,5%. También se puede sugerir el uso de antibióticos por vía oral, teniendo muy en cuenta la prescripción facultativa para evitar la aparición de resistencia al medicamento, y el uso de algunas cremas de uso tópico.

Para reducir o controlar la inflamación de los granos y la irritación de la zona de la cara se recomienda la utilización de productos antiinflamatorios, que consiguen excelentes resultados a corto plazo.

Combinando tratamientos y previniendo el acné juvenil

Los especialistas aconsejan, a fin de conseguir mejores resultados en el tratamiento de los granos en la cara, utilizar una combinación de distintos productos. Se recomienda empezar con los retinoides, sean sintéticos o naturales, y continuar con ácido azelacio o peróxido de benzoilo. Esta mezcla entre los agentes antimicrobianos y los retinoides resulta muy eficaz  a muy corto plazo.

Limpiando el cutis
Mantener una excelente limpieza de cutis es esencial para combatir el acné juvenil, los poros abiertos es un medio ideal para enfrentar esta afección

Los productos para eliminar las secuelas del acné y mantener la salud de la piel, como la hidroquinona que ha sido usada con mucho éxito, son fundamentales para combatir el acné. Existen estudios recientes que demuestran la gran eficacia de la utilización de un gel elaborado con adapaleno al 0,1% y peróxido de benzoilo al 2, 5 %, en los tratamientos de mantenimiento.

Además se pueden indicar, según sea el caso y lo estime el especialista, la aplicación de rayos láser con diferentes longitudes de onda y la fototerapia. Sin embargo estos tratamientos novedosos resultan aún demasiado caros y se desconoce los efectos a largo plazo que pueden provocar.

Los agentes antimicrobianos y los retinoides han sido utilizados como base de los tratamientos para el acné en la mayoría de los productos, de acción sistémica o tópica, que se encuentran a la venta en los últimos 30 años. La variedad entre las mezclas diversas, la tolerancia y las formas en que se aplican son los aspectos en los cuales se han conseguido los avances más importantes.

Novedades sobre el acné

El tema de los granos en la cara y su aparición en forma de acné genera muchas investigaciones a nivel mundial porque afecta a muchos jóvenes y adultos. Nuevas investigaciones se desarrollan con bacterias de diferentes cepas benignas o malignas. Según algunos estudios las personas que no sufren de granos en la cara son aquellas que tienen las cepas de acción benigna.

Cremas faciales
Existen numerosas cremas faciales con principios activos que contribuyen a atenuar las consecuencias del acné juvenil

Hay investigaciones que han permitido además diseñar nuevos tratamientos al implementar medicamentos más promisorios y adecuados para los granos en la cara, lo que constituye una excelente noticia para aquellos que padecen de acné y de los molestos granos en la cara.

​ Te interesará leer: 7 FORMAS DE COMBATIR EL ACNÉ