8 claves de tu primera visita de control del embarazo


El control del embarazo será tu gran aliado, será una garantía de tener un bebé saludable y de que tú tendrás menos complicaciones cuando llegue el feliz día de tener a tu pequeño en brazos.

Un bebé saludable en buena medida depende de tus hábitos y estilo de vida
El control del embarazo es básico para detectar a tiempo los posibles factores de riesgo para tu embarazo

El momento en que se confirma el embarazo es indescriptible, a una mujer le parece imposible que dentro de uno esté creciendo una pequeña criatura que a la vuelta de unos meses se convertirá en un bebé saludable. Será uno de los tesoros más preciados para alguien que desee convertirse en una verdadera mamá.

Para llegar a ese feliz momento tú puedes hacer mucho y es un primer sacrificio que tu hijo se merece y necesita de ti. Y todo comienza con los cuidados antes de la gestación y con el control del embarazo.

Te invito a leer: ¿POR QUÉ DEBES TOMAR ACIDO FÓLICO EN EL EMBARAZO?

Cuidados prenatales para tener un bebé saludable…

Desde que decides salir embarazada tú vida debe cambiar porque un estilo de vida saludable y estar tomando 400 microgramos de ácido fólico en el momento de la fecundación son acciones vitales para el buen desarrollo de tu pequeñito.

La duración promedio de una gestación es de 280 días contados a partir del comienzo de  la última menstruación o 40 semanas. Desde antes y durante toda esa etapa debes pensar en la relación madre- hijo tan estrecha que se crea y que toda tu actuación repercutirá en el desarrollo de tu bebé.

El control del embarazo te ayudara a conocer los posibles riesgos para ti y tu bebe
Desde las primeras etapas debes acudir a las consultas de control del embarazo

Primera cita con el médico de familia, el obstetra o la matrona para el control del embarazo

Una vez que sospechas que estás embarazada bien por la ausencia de menstruación o porque la prueba de diagnóstico de gestación te dio positiva debes concertar una visita a tu médico o al obstetra.

Lo ideal sería programar tu primera visita durante las primeras 6 a 8 semanas de embarazo, o cuando el período menstrual se te retrase entre 2 a 4 semanas y nunca posterior a la ausencia del segundo periodo menstrual.

Lo anterior es aún más importante si padeces de alguna enfermedad, si has tenido un aborto previamente, o un hijo con malformaciones del tubo neural.

¿Por qué es importante la primera visita de control del embarazo?

La primera visita de control del embarazo será donde se establezca la estrategia general a seguir durante los meses de espera. A partir de la historia personal y familiar, así como el examen clínico se podrá lograr mayor precisión sobre:

1.- Antecedentes del estado de salud de la madre y el feto

Cuando efectúes tu primera visita para el control del embarazo, el médico te hará una historia clínica donde te preguntará sobre los antecedentes personales. También se interesará por tus hábitos de vida y tus adicciones.

Será muy importante también para el médico conocer todo lo relacionado con el entorno familiar y social, así como los antecedentes familiares.

Se deben revisar los medicamentos que toma la embarazada y los suplementos alimenticios y de hierbas porque muchos pueden perjudicar el desarrollo de tu embarazo.

2.- Examen clínico

El examen clínico incluye una evaluación completa del estado de salud, que incluye la medición de la presión sanguínea, el examen de mucosas, el funcionamiento cardiovascular y la exploración integral de la mujer.

Se determinará el peso y la talla para el cálculo del índice de masa corporal (IMC) para posteriormente establecer el diagnóstico nutricional y establecer el programa de alimentación requerido para cada mujer.

En la evaluación de primer control del embarazo, puede incluir o no el  examen de mamas y de los genitales externos e internos todo dependerá de la impresión médica inicial y de los antecedentes referidos por la mujer, para decidir si es requerida o no esta exploración.

En la actualidad no se recomienda el tacto rectal, el ultrasonido proporciona una magnífica información sobre el desarrollo del feto y es por ello que el examen ginecológico por vía vaginal puede diferirse o no realizarse.

El examen abdominal tendrá valor de acuerdo al tiempo de gestación, si es muy precoz pues el útero no rebasará la altura de la pelvis y por tanto no se podrá palpar aun por esta vía. El examen obstétrico abdominal adquiere importancia posterior a las 12 semanas de embarazo.

3.- Determinar el tiempo de embarazo

Uno de las preguntas que inmediatamente se hace una embarazada cuando le falta la menstruación es el tiempo de embarazo y la fecha probable de parto. Estos dos aspectos son evaluados en la primera consulta.

El tiempo de embarazo se calcula a partir del primer día de la última menstruación, por supuesto en este momento la mujer no está gestada porque la ovulación como promedio ocurre dos semanas posteriores y es cuando realmente se produce la concepción o inicio de la gestación.

Es generalmente aceptado el criterio de tomar para el cálculo del tiempo de gestación el primer día del inicio de la menstruación porque es más fácil de conocer y recordar que la fecha de ovulación. O sea cuando te falta la primera menstruación debes de tener aproximadamente 5 semanas si tienes ciclos menstruales de una duración promedio.

Aunque el cálculo se efectúa a partir de los datos de la historia menstrual se calcula la edad gestacional pero cuando los datos no son confiables se recurre a los resultados de la ultrasonografía.

La fecha probable de parto es como media 280 días o 40 semanas contados a partir del primer día de tu último periodo. Este primer cálculo es solo un punto de partida inicial, en la primera ecografía entre las 11 y 13 semanas se corroborará y posteriormente en el segundo se confirmará de acuerdo al tamaño y las mediciones del feto.

4.- Detectar los posibles riesgos y como evitarlos

Hay un grupo de condiciones que pueden afectar el desarrollo del embarazo normal, entre ellos se encuentran diversas enfermedades, los antecedentes de  problemas obstétricos, las complicaciones del embarazo actual y los resultados de los exámenes de laboratorio.

Otros riesgos incluyen los embarazos  en edades menores de 15 años o en mujeres mayores de 40 años, así como los embarazos múltiples y otros numerosos aspectos que abordaremos en otros artículos.

Para un adecuado control del embarazo se requieren exámenes complementarios
Los análisis de laboratorio son un complemento básico en el control del embarazo

5.- Indicar los exámenes complementarios requeridos

Para complementar los resultados de la exploración clínica y los antecedentes se indican exámenes de laboratorio, entre los fundamentales se encuentran:

  • Hemograma
  • Grupo sanguíneo y Factor Rh
  • VIH y Sífilis
  • Glicemia
  • Sedimento urinario y urocultivo
  • Ultrasonografía, la primera se recomienda entre las 11 -13 semanas
  • La prueba de Hepatitis B y la de enfermedad de Chagas si la mujer proviene de zonas endémicas o ha permanecido por un tiempo en zona endémica.
  • El virus del Zika y su particular afección a las embarazadas puede requerir exámenes específicos.
  • Análisis de la función tiroidea y otros indicadores cuando se sospeche de alguna alteración de acuerdo a los antecedentes de cada paciente.

6.- Orientar los hábitos y el estilo de vida saludable

Los hábitos y estilos de vida son la mejor garantía del desarrollo de un embarazo saludable. La alimentación balanceada, practicar actividad física moderada y evitar el consumo excesivo de alcohol.

A ellos se adicionan no fumar, no excederse en la cafeína, hidratarte adecuadamente , evitar la exposición a sustancias potencialmente dañinas como el plomo o la radiación y dormir al menos 8 horas son las medidas fundamentales.

Diversas investigaciones demuestran que el consumo de tabaco y alcohol durante el embarazo aumenta el riesgo de que su bebé padezca del síndrome de muerte súbita en la primera etapa de la vida.

Se recomienda suplementar con ácido fólico e una dosis de 0,4 mg/día (400 μg/día), 3 meses antes y 12 semanas después de la concepción. Si tiene antecedentes de hijos con defectos del tubo neural debe indicarse tomar ácido fólico en dosis diarias de 4 a 5 mg  y también cuando se toman medicamentos antiepilépticos.

También esta primera consulta es una excelente vía para alertar a la embarazada sobre los síntomas normales que pueden ir apareciendo y a su vez aclarar las preocupaciones que pueda tener sobre el desarrollo de su embarazo.

Los riesgos condicionan la frecuencia de las consultas de control del embarazo
Las consultas para el control del embarazo son programadas en función del riesgo

7.-Aconsejar la atención bucal y otras especialidades si son requeridas.

Si en la historia clínica hay antecedentes o sospechas de posibles defectos genéticos puede ser recomendable la atención de un consejero genético.

La atención a la salud bucal debe ser una precaución desde que comienzas el embarazo porque algunas patologías dentales se han asociado a partos prematuros.

Si existen problemas de ansiedad, depresión u otro trastorno debe ser enviada al especialista.

8.-Programar el control del embarazo en función del riesgo

Los criterios sobre el control del embarazo varían entre países y dependerán de la clasificación del riesgo materno y fetal. La Organización Mundial de la Salud aconseja que aquellas mujeres que tienen bajo riesgo, acudan a la consulta cada 4 semanas hasta la semana 28 y cada 2 semanas hasta la semana 36. A partir de ahí el control del embarazo debe ser semanal hasta que el parto se presente.

En España en mujeres con bajo riesgo de desarrollar complicaciones durante el embarazo o el parto se sugiere un programa de seguimiento de entre 6 y 9 visitas.

Dependiendo de los factores de riesgos maternos y fetales el seguimiento es programado de forma particular para cada embarazada. ¡ Felicidades, estás en buen camino de tener un bebé saludable!

Te sugiero leer: ¿CUÁLES SON LOS MEJORES EJERCICIOS PARA EMBARAZADAS?