8 Alimentos que no deberías comer en la cena


Llega el fin de semana y queremos comer una cena donde figuran opciones como hamburguesas, pizzas o comida china. Después de todo, un gustico no está mal y de seguro lo pensaste, ¿verdad? Pero, en realidad, hay alimentos que no deberías comer en la cena…

Probablemente, tú no has asociado estos alimentos con los carbohidratos, ¿y sabes algo? Deberías hacerlo. Muchas de estas deliciosas comidas están saturadas de grasas malas para el organismo y las consecuencias pueden ser pésimas.

No te dejes engañar. Muchas veces, lo que ves en la etiqueta frontal de los alimentos no es totalmente cierto. Esto sucede con las supuestas comidas congeladas saludables, que terminan conteniendo cantidades elevadas de sodio.

Alimentos que no deberías comer en la cena por tu bien
Debes conocer qué alimentos puedes ingerir en la noche.

Entonces, si ahora te interesa conocer sobre los alimentos que no deberías comer en la cena, este artículo es para ti. A continuación, te contaremos qué no deberías estar comiendo en la noche:

Mamá y trabajadora a tiempo completo: Alimentos que no deberías comer en la cena

Si el trabajo, el hogar y tus deberes te restan tiempo valioso, probablemente seas de las que compran alimentos congelados. Casi siempre, estos productos están cargados de sodio o niveles adulterados de carbohidratos. Solo debes saber bien qué buscas y qué compras.

Busca opciones limpias, con bajo o ningún contenido en sodio, ya que evitan que consumas aditivos perjudiciales para tu salud. Calcula la porción correcta y disponte a disfrutarla con moderación.

Qué no deberías comer antes de irte a la cama

Cocina italiana

Famosa por sus platos, aromas y sabores inigualables. Típica opción para ojear el menú. Si has pensado en un espagueti con abundante salsa debemos decirte que te detengas. La pasta está desproporcionada en carbohidratos refinados que terminan convirtiéndose en azúcar dentro del organismo.

Estas son comidas ideales para el almuerzo, pero para la última comida del día no tanto. Procesarlas durante la noche lleva trabajo. Además, la inactividad mientras duermes hará que se almacene mayor cantidad de grasa.

Adicionalmente, evitarás el molesto reflujo o acidez estomacal. Las comidas pesadas son mejores para consumirlas en el día y no durante la noche. Pero, de igual modo, no excedas los estándares de carbohidratos admitidos durante el día.

Si normalmente sueles comer pastas, pues eso está en tu ADN. Prueba otra manera de ingerirlas con una a base de trigo integral. Eso sí, siempre añádele proteínas vegetales y animales.

Ligera como el cereal

Apostamos que esto no lo consideraste dentro de los alimentos que no deberías comer en la cena. Un tazón de hojuelas es, sin duda, una excelente opción para consumir, aunque para el desayuno. Seguramente te preguntarás el por qué y es que gran parte de los cereales empaquetados tienen elevadas cantidades de glucosa. Además, contienen bajas porciones de proteínas.

En realidad, solamente por porción contienen un aproximado de 200 a 300 calorías. Lo que significa que no es una buena opción antes de dormir. A esto se le suma que, probablemente, te comas más de un plato.

Si esta es tu única opción, asegúrate de comprar uno que contenga al menos seis gramos de fibra. Agrega extras como frutas o derivados saludables para mejorar la digestión y absorción de nutrientes.

Comida picante

En el ranking de los alimentos que no deberías comer en la cena entran aquellos con altas dosis de picante. Es verdad que aceleran el metabolismo y mantienen niveles saludables de azúcar en la sangre. Adicionalmente, cuidan al corazón. Pero estos no deben ser consumidos antes de dormir.

Las comidas picantes incrementan la temperatura corporal, pero también suelen promover el reflujo o acidez estomacal. También generan indigestiones cuando son consumidos en horas de la noche.

Procura no pasar horas en vela por estos problemas y cambia el menú que habías pensando.

Cremas y dulces

Es normal que una mantequilla de maní o una estupenda mermelada se te haya venido a la mente. Adivina, esto tampoco lo deberías comer para luego irte a la cama. Es posible que estés cansada y la opción más rápida, fácil y deliciosa sea esta. Si este es el caso, estás cometiendo un error, sobre todo si la untas en galletas de soda o pan.

Estas cremas o jaleas solo son azúcares bien discretas. No te dejes engañar por la fuente de proteína. Tampoco por lo que representa la mantequilla de maní con sus grasas saludables que, seguramente, te harán repetir la dosis. Esto hace que consumas más de 600 calorías en una sentada. A su vez, estarás percibiendo poco de lo que debería ser una nutrición adecuada. Estos forman parte de aquellos alimentos que no deberías comer en la cena.

El clásico pan relleno

¡Tranquila! No desesperes. Es recomendable evitarlo si el pan es alto en glucosa y harinas saturadas. Ese que consigues en tu panadería favorita o cercana. Si has tenido un día largo y las energías te faltan para hacer la cena, considera cuál el pan que usas.

Alimentos que no deberías comer en la cena, como el pan
Es beneficioso que evites el pan relleno en la noche.

Se aconseja comer pan dietético, que es elaborado con trigo integral, afrecho y sin azúcar. Si lo vas a untar con algo, que sea una mantequilla a base de almendras. No olvides que el maní y las almendras contienen la misma cantidad de proteínas y grasas saludables. Pero en esta última abunda de vitamina E, que es ideal para ti y tu cuerpo.

Si en tu despensa o nevera hay algunos vegetales, intenta añadirlos y hacer una cena saludable.

Ricas ensaladas

Seguramente has pensado que esta sería la opción más sana de todas. Bueno, lo es si se trata de un complemento adicional a la hora de comer. ¿No entiendes por qué? No te preocupes, que te enseñaremos lo que necesitas saber.

La ensalada, ciertamente, es un exquisito y saludable platillo. Sin embargo, un tazón grande de verduras y vegetales, en su mayoría, no representa los valores aceptables de proteínas. Y mucho menos de calorías, que gracias a ellos puedes sentirte satisfecha durante la noche.

Esa sensación de hambre luego de haber cenado una ensalada hará que vuelvas a la despensa. Y, posiblemente, terminarás ingiriendo ciertos alimentos que no deberías comer en la cena.

Si de igual manera quieres cenar ensalada, excelente. Solo asegúrate de añadirles las proteínas necesarias como pavo o pollo, incluso atún o salmón. Agrega grasas saludables como las del aguacate, y si quieres añadir algo más nutritivo pueden ser frijoles o espinacas.

Frutas específicas

Consumir frutas durante la noche no es una alternativa buena, porque sus azúcares, aunque sean naturales, no son recomendables. Sin embargo, opta por comer cerezas. Es una fuente natural rica en melatonina, que es una hormona ideal para conciliar el sueño. Si ya has previsto otro alimento para la cena, prepara un jugo de cerezas.

Alimentos que no deberías comer en la cena y algunas frutas
En la noche no es conveniente comer ciertas frutas.

Carnes rojas, asados o parrillas

Su consumo excesivo logra generarnos problemas de salud. Es por eso que la carne entra en los alimentos que no deberías comer en la cena. Sustitúyela por carne blanca, como la del pescado, rica en omega 3, o la del pollo o pavo. Raciónalas con moderación para evitar indigestión estomacal por la noche.

Sigue leyendo: 3 recetas sencillas para cenas ligeras que te apetecerá probar hoy mismo