7 mascarillas naturales perfectas para nuestra piel


Mascarillas para el rostro. La salud está dentro y fuera, ya sabéis, es muy importante que nuestro organismo tenga los nutrientes y vitaminas necesarios, pero también nuestro exterior necesita de cuidados específicos para que nos encontremos completamente bien. No se trata de caprichos estéticos ni de modas superficiales, sino de cuidar nuestro exterior tal y como ya lo hacemos con nuestro interior.

¿Habéis oído decir que la cara es el reflejo del alma? A continuación, una serie de mascarillas faciales para que ese reflejo luzca en todo su esplendor. Y lo más importante, se trata de remedios naturales que podéis preparar muy fácilmente en vuestra casa, con elementos accesibles y al alcance de todos los bolsillos.

mascarilla
La naturaleza nos brinda elementos perfectos para nuestra piel

Mascarilla de miel y almendras

Uno de los beneficios que buscamos en las mascarillas faciales es que sean exfoliantes, consigan eliminar impurezas de la piel y nos dejen un rostro suave y terso. Ahora podemos conseguirlo con tres ingredientes muy comunes y, por eso mismo, fantásticos. Se trata de miel, almendras y limón. Para prepararla, mezclaremos una cucharada sopera de miel con dos almendras que habremos machacado previamente en el mortero. Después, añadiremos una cucharada pequeña de zumo de limón. Lo aplicaremos en nuestro rostro durante 15 minutos.

Mascarilla de naranja y zanahoria

Si vuestro problema es que tenéis la piel grasa, no dudéis en poner en práctica el poder de esta mascarilla que os presentamos ahora. Necesitáis un limón, una naranja, una zanahoria y un yogurt natural. Para prepararla, primero debéis obtener el zumo de las frutas, líquido que se ha de mezclar con el yogurt, que dará consistencia y suavidad. Nos aplicaremos la mascarilla durante 15 minutos y retiraremos el sobrante con agua tibia.

Mascarilla de aguacate

Si, por el contrario, el problema de vuestro rostro es que tenéis la piel demasiado seca, también los alimentos naturales nos pueden aportar soluciones. Necesitaremos la carne de un aguacate, que mezclaremos con un poco de leche para que sea más sencilla de aplicar sobre nuestra piel. Después, extenderemos sobre la cara durante 20 minutos, tras los que aclararemos con agua tibia.

Mascarilla de tomate

Cada problema de la piel puede ser combatido con remedios naturales y caseros. Si vuestra guerra particular es contra el acné, los puntitos negros y esas imperfecciones de la piel, podemos pasarnos medio tomate por la cara, empapando bien la piel con su jugo y dejando actuar unos 15 minutos. Con este sencillo truco, que no necesita mayor preparación, conseguiremos unos resultados espléndidos.

Mascarilla de avena

A continuación, una mascarilla perfecta para todo tipo de pieles, con un efecto hidratante que ayudará a mejorar nuestro aspecto. Necesitamos dos cucharadas de manzanilla hervida, una cucharada de miel y dos de harina de avena. Mezclaremos estos ingredientes y extenderemos la pasta por rostro y cuello. La dejaremos actuar durante 20 minutos.

Mascarilla de huevo

El huevo es otro de esos alimentos muy nutritivos, no sólo para nuestro organismo, sus propiedades en la piel también son muy reconocidas. Conseguiremos una sencilla y práctica mascarilla nutritiva si mezclamos la yema de un huevo con dos cucharaditas de miel. Nos la aplicaremos sobre el rostro y la dejaremos actuar alrededor de 15 minutos, nuestra piel lo agradecerá.

Mascarilla de plátano

No importa nuestra edad, a todos nos gusta sentir que nuestra piel está perfectamente hidratada. Probad con esta mascarilla: necesitamos una clara de huevo, medio plátano (mejor si está maduro, para mezclar con mayor facilidad), dos cucharadas de miel y dos hojas de menta. Primero, hemos de batir la clara y luego, añadiremos el resto de componentes. Extenderemos la mascarilla por nuestra piel y dejaremos actuar durante 15 minutos. Veréis cómo os sorprende la menta, que aporta mucho frescor.