5 tipos de tomates y sus características: conócelos


El tomate es uno de nuestros indispensables. Siempre los tenemos en la despensa y se pueden usar para muchas cosas, más allá de las ensaladas. Pero, ¿sabías que existen diferentes tipos de tomates y que según los que elijas tendrás unas cualidades en tu mesa diferentes? Así es. Seguro que si sabes algo sobre el tema ya tendrás conocimientos, por ejemplo, de que el tomate rama es mejor para ensaladas y que el tomate pera es idóneo para preparar salmorejos.

Si te interesa conocer distintos tipos de tomates, saber qué puedes preparar con ellos, cómo reconocerlos y cuáles son sus características, sigue leyendo este artículo y aquí te informamos acerca de los cinco tipos de tomates que hemos seleccionado para ofrecerte esta información. Hay muchos más, pero estos son los más populares y los que puedes encontrar más fácil en tu supermercado. ¡Apuesta todo al rojo e incorpora a tu dieta los tomates! ¡Son un básico sano, delicioso y con muchas posibilidades!

Sigue leyendo: Recetas con tomate que debes conocer

¿Cuáles son los beneficios de todos los tipos de tomates?

Antes de entrar a distinguir distintos tipos de tomates y sus características, queremos hacerte un repaso general de los beneficios que esta hortaliza tiene en cualquiera de sus variedades. El principal elemento destacado es el licopeno, un antioxidante buenísimo para la salud y que se consume de forma más sencilla en el tomate que en cualquier otro tipo de alimento. Pero, además, también incluyen vitamina C, vitamina E, flavonoides, betacaroteno y fibra, entre otros.

Estos son los nutrientes más destacados de una hortaliza que es básica en nuestra despensa y en nuestra mesa. Aunque el color primario del tomate es el rojo, ten en cuenta que algunas variedades (ya sea de forma natural o por modificación del ser humano) pueden presentar tonalidades más verdosas, amarillas, incluso moradas. Opta siempre por lo más natural posible para que sea un alimento sano y barato.

Tipos de tomates

Tomate Cherry

Es una de las variedades más curiosas del tomate, pero también está entre las más extendidas a día de hoy. Los tomates Cherry tienen como principal característica su tamaño, mucho más pequeños que los otros tipos de tomates. Son ideales para preparar con ellos brochetas, pero también para ensaladas, tostas, etc. Normalmente, se consume entero o partido por la mitad. Tiene mucho aroma y presenta un sabor casi dulce, con toques ácidos. Aunque, como te decía, el color rojo es el predominante, también puedes encontrar tomates cherrys de tono oscuro.

tomate cherry

Tomate kumato

Si encuentras en tu supermercado o frutería un tomate de color verde oscuro, casi negro, probablemente será el tomate kumato. Es posiblemente el menos vistoso de los diferentes tipos de tomates, pero a la boca está delicioso. Tiene una textura más firme que los tomates más tradicionales y un sabor más intenso. Es importante comerse esta variedad de tomate con piel, ya que es en ella donde se encuentra mayor variedad de nutrientes, sobre todo licopeno, del que posee un porcentaje más elevado que otras variedades.

tomate kumato

Tomate en rama

Si te pedimos que pienses en un tipo de tomate en concreto, seguro que el primero que se te viene a la mente es precisamente este. El tomate en rama es el más habitual en fruterías y supermercados y tienen como característica más destacada su color rojo intenso, su tamaño mediano – grande y su forma redonda, además de venir adheridos a la vid (rama) donde crecen. Esto se hace así para prolongar la vida del tomate y para conservarlos mayor. Este es uno de los tipos de tomates más interesantes a nivel nutricional, por su alto contenido en antioxidantes y sus vitaminas. Además, es muy sencillo de utilizar y es ideal para ensaladas, bocadillos, etc. Tiene bastante “carne” y un grado intermedio de pulpa.

tomate rama

Tomate pera

Entre los tipos de tomates, el tomate pera es otro de los que se pueden reconocer a simple vista. Esto es debido a su característica forma, más alargada que el tomate de rama. También presentan una tonalidad rojiza y no vienen adheridos a su vid. Este tipo de tomate tiene mucho más jugo o pulpa y menos piel, por lo que se suele utilizar bastante para crear salsas, sopas, salmorejo, etc., y menos para ensaladas o bocadillos.

tomate pera

Tomate pimiento

Terminamos nuestro repaso a los cinco tipos de tomates más destacados con uno bastante más desconocido que los anteriores, pero muy interesantes para una elaboración concreta: las conservas caseras. Si quieres hacer conservas de tomate en casa, el tomate pimiento o tomate de los Andes es el tuyo. Lo reconocerás por su forma de pimiento alargado. Tiene bastante carne, por lo que es ideal para este tipo de preparaciones.

tomate pimiento

Cómo elegir el mejor de los tipos de tomates

Es cierto que es prácticamente imposible que recuerdes cada tipo de tomate y sus mejores usos, pero, a grandes rasgos, si puedes aprenderte esta “chuleta”. Para brochetas utiliza tomates pequeños, para comer en rodajas con pan usa tomates carnosos y grandes, para hacer conservas utiliza los más carnosos que encuentres, y para hacerlo en sopas o salsas opta por tomates con pulpa.

Curiosidades del licopeno y sus tipos de tomates

Aunque en nuestra web hemos hablado largo y tendido acerca del licopeno, lo cierto es que todavía seguro que te quedan algunas dudas sobre él o que quieres conocer más curiosidades acerca de esta sustancia que se encuentra de forma natural en el tomate. Y precisamente la primera curiosidad es que, además de poder consumirlo a través de esta hortaliza, también se encuentra en otros alimentos, como las habas, la sandía o el perejil. ¿Creías que solo era una sustancia de los alimentos rojos? Te equivocabas. De hecho, puede conducir a error, ya que que sea rojo no implica que tenga licopeno. Por ejemplo, las fresas no lo tienen.

Entre las curiosidades del licopeno relacionadas con la salud destacan su relación con la prevención del cáncer de próstata, la degeneración macular o el envejecimiento celular. Además, también ayuda a reducir el colesterol malo.

En cuanto a la forma de consumirlo, hay que tener en cuenta que, aunque nos solamos tomar los tomates en ensalada, se absorbe mejor cocinado que en crudo, por lo que si te gustan las sopas de tomate, las conservas, etc., mucho mejor. El tomate frito casero, al haber pasado por calor, nos aporta un alto contenido de licopeno, por ejemplo. Pero, en el caso de tomarlo en ensalada, si queremos aprovechar al máximo el licopeno, lo podemos absorber mejor combinado con aceite. Y si, en esta línea, te preocupa el contenido de licopeno que puedan tener los tomates que compras en el super, ten en cuenta esto: los tomates que se cultivan en invernadero tienen menos cantidad de licopeno. ¿Sabes el motivo? En realidad, está relacionado con lo que hemos dicho anteriormente: el calor activa el licopeno, pero el frío lo reduce.

Por último, otra de las curiosidades del licopeno presente en todos los tipos de tomates es que se utiliza como colorante alimentario. No suele ser habitual, ya que es bastante caro y difícil de conseguir en este formato, pero si ves en alguna etiqueta el aditivo E160d, ten en cuenta que estamos ante licopeno. ¡Seguro que esto sí que no lo sabías!

Otros artículos de interés: Conoce más sobre el licopeno