5 remedios caseros para los talones agrietados… ¡y funcionan!


Los pies son los grandes incomprendidos de nuestro cuerpo. Son los que soportan toda la carga del día a día, los que nos sostienen y los que nos llevan hacia lo que queremos y, sin embargo, nos solemos olvidar de ellos simplemente por que están ahí abajo, porque no se suelen ver. ¿Por qué cuidamos más nuestro rostro que nuestros pies? Hoy queremos echarles una mano y te contamos 5 remedios naturales para tratar los talones agrietados. 

Una cuestión que no solo los beneficiará estéticamente, también mejorará su salud. ¡Pruébalos todos!

Otros temas que te gustarán: ¿Cómo puedo prevenir el dolor de talón?

5 remedios caseros para reparar los talones agrietados

Miel:

Como bien sabes, la miel nos ayuda a suavizar la garganta, aportando hidratación y acabando con la sequedad. Además, también sirve para los talones agrietados. El tratamiento con miel es casi con toda seguridad el más sencillo de los cinco que te proponemos en este artículo: en un cubo con agua tibia (elige un tamaño en el que te quepan los pies), añade una taza de miel, remueve bien e introduce los pies durante un cuarto de hora mientras los masajeas suavemente. Notarás los resultados a la primera.

Es una gran aliada para combatir los resfriados
La miel posee multitud de propiedades beneficiosas

Aceite:

El aceite es otra de las mejores ideas para suavizar, hidratar y acabar con la sequedad de la piel. Para los pies también sirve. En este caso, te recomendamos el aceite de coco (aunque también te puede servir el aceite de oliva si no tienes el otro a mano). Unta los pies con una capa generosa de aceite y ponte un calcetín toda la noche para que no manches las sábanas y el producto siga adherido a la piel. Cuando despiertes, lávate bien los pies y continúa con el mismo proceso cada noche hasta que tus talones estén totalmente reparados.

Usa esta mascarilla con constancia y notarás los resultados
Las propiedades antioxidantes del aceite de oliva para la cara no ayudan a combatir las arrugas y el envejecimiento de la piel.

Mascarilla de aguacate y plátano:

El aguacate y el plátano también nos ayuda a hidratar y mejorar el aspecto de los pies. Machaca un plátano y un aguacate, mezcla bien hasta que quede una pasta y aplícala sobre los pies haciendo un masaje. Deja que actúe durante 30 minutos y después enjuaga bien. Puedes hacerla dos veces por semana.

Mascarillas caseras para el pelo de aguacate
Aguacate y plátano, una pareja de triunfadores

Avena y aceite de coco:

Con la avena puedes preparar un exfoliante natural casero que te ayudará a suavizar los talones y mostrarlos más bonitos. Necesitarás cuatro cucharadas de avena en polvo y un chorrito de aceite de coco. No te pases con el aceite, es mejor que vayas agregando hasta conseguir la espesura adecuada, ya que si queda demasiado líquido no nos servirá. Aplica la mascarilla masajeando los pies, déjala durante 15 minutos y después enjuaga con agua templada.

salvado de avena y sus propiedades
El salvado de avena contiene multitud de propiedades y beneficios para nuestra salud.

Limón y vaselina:

Nada mejor que la vaselina para tratar la piel. Lo primero que debes hacer es lavar los pies durante un cuarto de hora en un cubo de agua bastante caliente y sal, para que se ablande la piel. Sécalos completamente y unta los talones agrietados con una mezcla que hayas preparado previamente de vaselina con un chorrito de limón. Ponte los calcetines, deja actuar la noche entera y por la mañana vuelve a lavarte los pies.

remedios caseros para los talones agrietados
Añade unas gotas de limón a tu vaselina habitual

No te pierdas otros trucos: ¿Sabes cómo puedes hacer mascarillas caseras para el pelo?