5 hábitos saludables contra el resfriado en épocas de verano


El resfriado suele afectar mucho más en invierno y en general en aquellas semanas en las que más frío hace. Es lógico: el cuerpo se expone a una situación para la que a veces no tiene las suficientes defensas y cae enfermo, a veces es un simple trastorno que nos incomoda y otras veces nos impide salir de la cama. ¿Qué ocurre cuando el resfriado sucede en épocas de verano o en temporadas en las que hace calor? Es algo también muy normal: puede darse tanto por cambios de temperatura, sobreexposición a alimentos fríos o incluso, simplemente, porque nos coge así el cuerpo.

Hoy precisamente nos vamos a centrar en esto: hábitos saludables contra el resfriado que podemos seguir para superarlo lo antes posible, enfocados a la temporada estival. ¡Qué nada te arruine los días de sol!

Otros artículos de interés: Remedios caseros contra el resfriado

5 hábitos saludables contra el resfriado

Conoce estas enfermedades de invierno
Descanso, alimentos calientes y buena ventilación suelen ser el tándem perfecto para curar tu cuerpo del resfriado

Líquidos calientes, olvida el frío

Sabemos que es verano, sabemos que hace calor y que nada apetece más que un refresco bien frío o una comida fresquita. Lo sabemos. Sin embargo, tu cuerpo necesita comidas calientes como sopas, leche, etc. Eso sí, no es necesario que esté hirviendo, con que esté un poco templado, estos líquidos van a ayudar a tu cuerpo a recuperarse del resfriado.

Ventila bien la habitación

Otro error de manual cuando estemos resfriados es no ventilar bien la habitación. La parte positiva de que haga calor es que podemos abrir las ventanas mientras nosotros permanecemos en la cama o en el sofá, además de bajar un poco la temperatura del interior de la habitación, también ayudaremos a que los virus o causantes del resfriado se vayan.

Olvida los aires acondiciones o los ventiladores, están totalmente prohibidos durante un resfriado ya que solo hará que nos pongamos peor o que nos afecten a otras partes, por ejemplo, a la garganta, que suele ser la que más sufre con estos cambios de temperatura artificiales.

Descanso, ¡imprescindible!

Sabemos que el verano es la peor época para ponerse malo: si estás de vacaciones, tendrás mil planes por hacer; si estás trabajando, la rueda no se detiene por mucho que hayas caído enfermo. Sin embargo, te recomendamos que siempre que puedas te tomes algunos días para recuperarte o al menos reducir el ritmo.

El descanso es imprescindible para ayudar a nuestro cuerpo a recuperarse, de hecho, diríamos que es su mejor aliado. En algunas ocasiones, de hecho, caemos enfermos precisamente como respuesta del organismo ante un ritmo demasiado acelerado de trabajo y estrés, así que trata de hacer malabares y descansa.

Si, por lo que sea, no puedes parar, evita actividades que te desgasten físicamente y duerme pronto, intenta despertarte lo más tarde posible y aprovecha para hacer esas cosas para las que normalmente no tienes tiempo, como ver una peli en el sofá, leer un libro o simplemente dormir.

Acude a la farmacia o al médico de cabecera

Evidentemente, si podemos tener ayuda médica, mejor. De hecho, es imprescindible en la mayoría de los casos. Pide cita en tu médico de cabecera o acude a la farmacia para que te recomienden algo en caso de que lo tuyo sea un resfriado leve. A veces, no te ayudará a curarlo, pero sí conseguirás reducir los síntomas y encontrarte mejor. ¡Cuidado! No por ello te saltes los puntos anteriores. La medicina es un complemento a los hábitos saludables si quieres acabar con el resfriado y no empeorarlo.

Mejor prevenir que curar

Y por último, recuerda, que siempre será mejor prevenir que curar. ¿Qué queremos decir con esto? Que te cuides, siempre, sea la época del año que sea. Evita cosas que no le sentarán nada bien a tu salud, como ponerte en corrientes de aire, experimentar cambios bruscos de temperatura, comer cosas en mal estado, estresarte demasiado o no dormir lo suficiente.

Un estilo de vida saludable y sobre todo saber cuidarte conseguirán que superes las épocas de resfriado o incluso que las evites. Es cierto que hay veces que son inevitables, pero si tienes un sistema inmunológico fuerte te atacarán mucho menos.

Estos son remedios para el resfriado
Evita tener mucho contacto con alguien que tiene algún tipo de problema de salud, por leve que sea, ya que cada cuerpo reacciona de una manera y es fácil que se propague

Cómo tener un sistema inmunológico fuerte

Y si precisamente te estás preguntando cómo conseguir un sistema inmunológico fuerte para caer menos en los resfriados, a continuación te damos una serie de recomendaciones.

Lo primero, toca mencionar algo de lo que ya hemos hablado en este artículo: el descanso. Sabemos que en ocasiones piensas que el descanso no es importante, que puedes dar más de ti, que el tiempo que estás durmiendo es un tiempo desaprovechado en el que no eres productivo… Nada más lejos de la realidad. El descanso es básico para lograr tener un cuerpo fuerte y un estado de ánimo óptimo, que te permita continuar adelante. Ya sabes, a veces, parar una vez te permitirá correr más lejos.

Otro punto fundamental es la alimentación. Somos lo que comemos, hemos escuchado esta frase mil veces y sin embargo es realmente cierta. No caigas en el abuso de la comida basura o rápida, simplemente porque nos ahorra tiempo. No solo nos va a hacer engordar, si no que además va a hacer que tu salud se resienta. Apuesta por comidas naturales, sanas, frutas, verduras, hortalizas, proteínas, vitaminas… Necesitamos todo tipo de nutrientes y es importante que te conciencies en empezar a comer bien si quieres desarrollar una salud mejor.

Por otro lado, los hábitos también son muy importantes. Aparte de lo dicho anteriormente (evitar cambios bruscos de temperatura, etc), cuidar tu salud empieza por tener una actitud saludable. Haz deporte, crea hábitos sanos, no fumes, no bebas, no trasnoches… Todo esto hará mejor en tu salud, por lo que si quieres cuidarte, empieza hoy, ya, sin excusas. Nunca es tarde para cambiar un hábito perjudicial.

Además, también te recomendamos que consultes con tu médico o farmacéutico sobre las mejores opciones para tomar suplementos u otros complementos vitamínicos que te ayudarán a sentirte más fuerte y sobre todo a estarlo. Por ejemplo, la jalea real o el gingseng suelen ser los más conocidos, pero hay muchos más. Algunos los tendrás que tomar todo el año y otros solo en épocas determinadas. Como siempre, para saber cuál es la mejor opción, consulta con un profesional.

Resfriado
Contar con alguien que nos cuide cuando estamos resfriados o enfermos por cualquier otro motivo es fundamental para recuperarnos antes, ¡mano de santo!

Y esto es todo lo que podemos contarte hoy sobre los mejores hábitos saludables para evitar un resfriado o curarte antes de él. Si ya has caído, te damos un último consejo: no te desesperes. Ten paciencia, sabemos que es complicado, sabemos que a veces nos querernos curar en cuestión de minutos pero, como todo, el resfriado tiene sus días. Lo importante es tomárnoslo con la mayor tranquilidad que podamos, descansar, comer bien, mimarnos y dejar que nos mimen y esperar a que pase la tormenta.

Y tú, ¿qué truquitos tienes para curarte antes del resfriado?

Sigue leyendo: ¿Ibuprofeno o Paracetamol? ¿Qué es mejor?