Todo lo que debes saber sobre el Trastorno de Ansiedad Generalizada


Si te pasas el día preocupado, ansioso o sin lograr encontrar la paz mental, sin momento aparente o incluso con motivo, tenemos que darte una buena o mala noticia, según se mire. Tiene nombre: Trastorno de Ansiedad Generalizada. El TAG, abreviatura de dicho trastorno mental, puede llegar a condicionar mucho la vida de una persona y hacerse crónico si no conseguimos salir de ello a tiempo. Por supuesto, todo tiene solución, a veces necesitaremos apoyo médico, mientras que otras veces conseguiremos superarlo con nosotros mismos.

Pero el primer paso para superarlo es aceptarlo, sin miedo, sin más ansiedad, simplemente saber que estás en sus redes y que quieres salir de ellas. ¿Cómo lo hacemos? Conociendo más sobre esta enfermedad.

En nuestro artículo de hoy vamos a intentar dar respuesta a todas tus incógnitas y contarte qué es el Trastorno de Ansiedad Generalizada, por qué sucede, cómo identificar y cómo ponerle solución y superarlo.

Otros artículo de interés: Cómo sobrellevar una crisis de ansiedad

Qué es el trastorno de ansiedad generalizado

El Trastorno de Ansiedad Generalizado es un trastorno mental que hace que la persona que lo padece esté continuamente con sensación de preocupación, opresión, ansiedad e, irremediablemente, infelicidad. Además, se siente incapaz de controlar esta situación y, por su prolongación en el tiempo, la acoge como algo «normal», lo que le impide, aún más, escapar de ella.

Dicen los expertos que el Trastorno de Ansiedad Generalizada se puede llamar así cuando la persona pasa más de 6 meses en esta situación.

Síntomas para aliviar la ansiedad y la depresión

Causas del TAG

No hay una causa conocida para el TAG o, al menos, no hay un factor que haga que una persona tenga más o menos predisposición a ella. Se dice que los genes y el estrés, pueden ser más propiciantes, aunque en algunos casos hay una causa que lo desencadena (un desengaño, un momento traumático…) y, lejos de superarlo, va invadiendo otras áreas de la vida.

Se da más en mujeres que en hombres y es más común de lo que pensamos.

Síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada

Como indicábamos anteriormente, se denomina TAG a la presencia constancia de tensión o preocupación durante más de seis meses, cuando no hay una causa realmente marcada. De hecho, las preocupaciones van cambiando y llegan a afectar a todas las áreas de la vida: puede iniciarse con un problema sentimental y pasar a un problema familiar, económico, de salud… Incluso, a veces, el problema como tal ni siquiera existe, si no que somos nosotros y nuestra mente los que lo percibimos como tal.

El principal problema de este trastorno es que, aunque la persona es consciente de que sus «problemas» no son para tanto y no hay motivo para estar así, no puede controlar esta situación.

De hecho, estas preocupaciones desencadenan en otro tipo de síntomas, como problemas de concentración, cansancio, ira, problemas para descansar, inquietud constante, palpitaciones, temblores, problemas estomacales, problemas respiratorios, sudor…

Cómo diagnosticar y tratar el Trastorno de Ansiedad Generalizada

ser más feliz

Lamentamos decirte que no existe una prueba médica como tal para diagnosticarlo. Por lo tanto, será únicamente una entrevista con el paciente la que hará que el profesional médico detecte si hay o no TAG. En caso de duda sí se realizarán pruebas para descartar un problema físico que esté causando esto, pero en última instancia, no hay ningún examen que pueda señala el TAG como tal.

El tratamiento más habitual se realiza mediante psicoterapia y medicinas, en algunos casos, y siempre deberá ser un profesional quien determine qué tratamiento se debe seguir. El objetivo será ayudar al paciente a sentirse mejor.

Si hablamos de psicoterapia, la más utilizada es la terapia cognitiva conductista, la cual nos ayudará a relacionar pensamientos y comportamientos para, de este modo, tratar de controlar nuestro estrés, eliminar pensamientos negativos o manejar mejor los problemas que puedan ir surgiendo para no hacer una montaña de ellos que agraven el problema.

Si hablamos de medicinas, es importante que sea un médico quien determine cuál debes tomar y durante cuánto tiempo y que tú mismo no tomes ninguna decisión respecto a esto, ya que las medicinas (las cuales suelen ser sedantes o hipnóticos) pueden agravar el problema si no se suministran bien o si terminamos el tratamiento antes de lo previsto. Además, es importante también seguir las recomendaciones de su doctor.

También puede ser un buen tratamiento unirse a grupos de apoyo, que nos ayudará a abrirnos, poner problemas en común, reducir el sentimiento de soledad y darnos una ayuda complementaria a otros tratamientos.

En cuanto al estilo de vida, sería aconsejable que redujeras la ingesta de cafeína, no tomes alcohol ni drogas y llevas unos hábitos más sanos que incluyan una mejor alimentación, un buen descanso y la práctica de ejercicio.

Debemos decirte que, si estás atravesando un Trastorno de Ansiedad Generalizada, tiene solución. La mayoría de las veces conseguimos mejorar gracias a los tratamientos anteriormente expuestos y, aunque en algunos casos puede ser bastante difícil de tratar, siempre debes confiar en la ayuda médica y pensar en salir de ello.

¿Debo contactar con un profesional si creo que puedo padecer TAG?

Sin duda, sí. En ocasiones, normalizamos la situación, creemos que nuestro estado ansioso o nuestras preocupaciones se van a solucionar pronto, sin embargo, a veces hay un trastorno mental en ello y debemos ponerle solución antes de que se complique y desemboque en algo peor. El TAG puede hacerse crónico, además de llevar a depresión o problemas con el alcohol y las drogas.

Por ello, es importante que contactemos con un profesional si sentimos que padecemos TAG, especialmente si la situación se está alargando durante varios meses, si no notamos mejoría o si está interfiriendo en nuestra vida personal y laboral.

liberar endorfinas cosas gratis remedios naturales para la ansiedad

Otras actuaciones que puedes llevar a cabo para sobrellevar mejor el TAG

Si crees que puedes padecer Trastorno de Ansiedad Generalizada, incluso si nunca antes habías experimentado algo así, debemos decirte que no puedes caer en el conformismo. No te conformes con sentirte mal o con pensar que es normal estar siempre ansioso: has venido a la vida a ser feliz, no lo olvides.

Una vez tengas esto claro, debes tratar de hacer un esfuerzo para superarlo. La mente es muy caprichosa y difícil de controlar y nuestras características personales van a determinar, en gran medida, que podamos salir de ello antes o después. Por supuesto, no te vamos a decir que con un simple «anímate» lo vayas a superar: como ya hemos comentado a lo largo de este artículo, es posible que necesites ayuda médica, ya sea mediante psicoterapia o mediante medicación, pero un trastorno mental es tan importante como una enfermedad física, por lo que debemos cuidar el alma igual que cuidamos el cuerpo.

Sin embargo, sí está en tu mano intentar hacer pequeños esfuerzos que te hagan salir del bucle: busca pasar el tiempo entretenido, haz actividades que, aunque creas que no te hacen nada, te mantengan ocupado, rodéate de gente, sal, viaja, conoce gente nueva y no tengas miedo a hablar en voz alta sobre tus miedos y tus preocupaciones. Lo importante es que, si estás leyendo este artículo hasta este punto, ya has reconocido que hay un problema en tu vida. No te conformes con sentirte así y supéralo. Has venido a la vida para ser lo más feliz que puedas, ¡no te conformes con menos!

Sigue leyendo: Practica el mindfulness