Como ser feliz: una pequeña guía para lograr el bienestar


Como ser feliz. Este debería ser, por encima de todo, el objetivo de todas las personas. Sin pisar a nadie, sin caer en la maldad para lograrlo, pero la felicidad es lo más bonito que nos puede dar la vida y esta siempre debe ser nuestra meta. No un trabajo. No una pareja. No una estabilidad económica. Sencillamente, ser feliz.

Pero no siempre lo logramos, al menos, no siempre nos sentimos felices. Esto es debido a los cambios que van surgiendo en nuestra vida, a que nuestros deseos no siempre se alinean con la realidad y a que no podemos dominarlo todo. Pero, ¿sabes que está en tu mano ser feliz?

Hoy te vamos a dejar, a continuación, una serie de consejos para ser más feliz. Haznos caso y ponlos en práctica: no vas a notar resultados de un día para otro, pero a medio – largo plazo conseguirás una vida más plena. Palabra.

Otros artículos de interés: 10 cosas gratis que te harán más feliz

Guía práctica: Como ser feliz

Reparte bien tus horas

Dicen que en el día deberíamos tener 8 horas para trabajar, 8 horas para el ocio y 8 horas para dormir. Sabemos que en la vida real es muy difícil conseguir esta proporción, ¿verdad? En cualquier caso, trata de ajustarlo lo más que puedas a la realidad.

Debemos cumplir con nuestras obligaciones, pero también deberíamos tomarnos nuestro tiempo de esparcimiento y nuestro descanso como una obligación más. Es la única manera en la que conseguirás disfrutar de verdad de tu vida y sentirte más pleno.

Mujer guapa libre sentirte bien

Sociabiliza mejor

El ser humano es un ser sociable, es nuestra Naturaleza. Por ello, no te encierres. Trata de conocer más y mejor gente. Lo ideal sería tener muchos conocidos y unos pocos y buenos amigos. Dicen que la cifra ideal es 5 amigos, con los que poder salir, contar tus confidencias, confiar plenamente, hacer planes de futuro juntos y tener un pasado en común.

Pero esto no significa que te confíes a cualquiera. Hay que ser muy selectivo también con las amistades que hacemos para evitar que, en un futuro, tengamos que lamentarnos de ese amigo que nos ha salido un poco rana.

Disfruta del aire libre

Estar en casa está  muy bien y es muy sano. Es nuestra guarida, nuestro refugio y donde nos sentimos que hemos llegado al hogar. Pero es en la calle donde conseguirás cargar tus pilas, aportar emoción a tu vida y conseguir recargarte de aire, de sol y de pureza.

Evita las aglomeraciones y opta por espacios abiertos, naturales. Las playas, el campo o incluso una plaza en la ciudad que esté poco concurrida, son excelentes opciones para encontrarte contigo mismo y para disfrutar de la vida.

Medita

Desde pequeños nos deberían enseñar a meditar. Es la mejor manera para saber como ser feliz, alineando nuestros deseos y la realidad y trabajando para que esto sea así. Además, nos ayudará también a resolver problemas que se nos han quedado sin resolver en nuestra cabeza, para aceptar el pasado y para no angustiarse por el futuro.

Acéptate

¡Sí! Hablamos de autoestima, pero también de perdonarnos a nosotros mismos, de saber afrontar el futuro y de estar conformes con lo que hicimos en el pasado. Debes aceptarte como eres, tanto física como psicológicamente, tanto con lo que hiciste como lo que dejaste pasar.

Aprende de las lecciones que te dé la vida y acepta tu vida. Así es como ser feliz será más fácil.

pensamientos positivos

No te ancles en el pasado ni te obsesiones con el futuro

Otro consejo sobre como ser feliz muy importante es que aprendas a dejar ir. Muchas veces perdemos la felicidad con algo o alguien y es muy habitual quedarnos anclados en el pasado, pensando en bucle en un eterno “¿y si…?”. Para. Suelta. Y deja ir. El pasado ya se ha ido, no podemos hacer nada por cambiarlo ni mucho menos volver a él. Agradece todo lo que te haya sucedido, tanto lo bueno, porque lo has vivido y te ha hecho feliz, como lo malo, porque te ha ayudado a crecer como persona y te ha dado una lección para continuar hacia adelante. Pero no te quedes ahí. Queda mucha vida por delante y lo pasado, pasado está.

Lo mismo ocurre con el futuro: en ocasiones nos obsesionamos con él, provocándonos ansiedad y no sabiendo cómo gestionarlo bien. Nos preocupamos por cosas que la mayoría de las veces ni siquiera suceden y si al final sí suceden, ¿qué más da? Ya llegarás a ellas. ¿De qué te sirve angustiarte por anticipado?

Por tanto, lo mejor es que te concentres en vivir el presente, lo que estás haciendo aquí y ahora. No hay más.

Ten un objetivo

La ilusión y los sueños son los que mueven el mundo, así que sea cual sea tu sueño, ten uno y ve a por él. Lo conseguirás, o no, pero lo importante es lo que haces por el camino, lo que te mueve hacia él. Es la única manera de disfrutar de tus días.

Tener un objetivo a cumplir es la única manera de disfrutar de nuestro día a día. Identifica qué quieres conseguir, llámalo meta en lugar de sueño y ve a por él.

Sé optimista

Dicen que hay dos tipos de personas: los optimistas y los pesimistas. Yo creo que todos tenemos un poco de los dos y que en realidad son las etapas de la vida las que determinan en qué lado estamos. A todos nos ha pasado. Tenemos rachas en las que lo vemos todo de color de rosa y otras en las que hasta el aire nos molesta. Sabemos que, cuando estás en la segunda, es difícil cambiar el chip, pero debes hacerlo, por ti y por los que te rodean.

Ser una persona optimista, afrontar las cosas con una buena mirada, es el primer paso para lograr ser feliz. Puede ser bien o no, pero si tú eres el primero que atrae lo negativo, vamos mal. Recuérdalo siempre y trata de actuar en consecuencia.

Tal Ben Shahar felicidad

Mantente ocupado

Por último, en nuestra lista de consejos sobre como ser feliz, te recordamos la importancia de mantenerse ocupado, que en realidad no es otra cosa que un compendio de todo lo que hemos expuesto hasta ahora. Trabajar en tus metas, tener una vida social activa, tener tiempo para ti, salir de casa… todo ello cuenta como estar ocupado. Pero ojo, no es lo mismo estar ocupado que estar sobreocupado. Aprende a identificar cuándo debes parar, mantén el estrés fuera de tu vida y simplemente pasa los días con una sucesión de tareas que, en la medida de lo posible, te agraden y te mantengan satisfecho al final del día. Dormirás mejor, descansarás mejor, tu cerebro te lo agradecerá y tu estado de ánimo mejorará.

Y por último, recuerda siempre que lo más importante en la vida siempre es la felicidad. Trabaja por y para ella, aunque ahora mismo estés atravesando un momento de tu vida en el que ni siquiera ser feliz te resulte interesante. Da igual. Ve a por ella. Cuando pase el tiempo y logres volver a experimentar la felicidad te alegrarás muchísimo de haber trabajado por ella. Esa debe ser siempre la máxima meta de nuestra vida.

Sigue leyendo: La parada del pensamiento: una técnica que te hará más feliz