4 dietas rápidas para bajar de peso en tiempo record


Aunque tengas una rutina de vida saludable, puedes aprovechar las dietas rápidas para disminuir tu peso cuando se trata de un evento especial. Además, las 4 que te vamos a enseñar son ideales para todos los gustos.

Olvídate de probar las dietas de los famosos. Es mejor valerse de estas novedosas ideas que te presentaremos. Pues, están certificadas para dar el mejor de los resultados tanto para mujeres como hombres.

Dietas rápidas
Algunas son señaladas por causar el efecto rebote mientras que otras pueden poner en riesgo la salud general.

¿Son buenas las dietas rápidas?

Algunas son señaladas por causar el efecto rebote mientras que otras pueden poner en riesgo la salud general. Sin embargo, de acuerdo con la nutricionista, María Palmero, es posible adelgazar en poco tiempo de forma saludable.

Entre las recomendaciones de expertos para perder peso rápidamente, está cuidar el horario de las comidas. Y descuida, porque antes de las dietas rápidas, vamos a empezar con este punto. Así agilizarás el poder de la rutina de adelgazamiento que elijas.

Perder peso controlando el tiempo

Para la nutricionista, Susie Burrell, es importante que las dietas tengan un horario de comidas. Por ejemplo, el desayuno debe hacerse entre las 8 y 9 am y la cena, a las 7 pm.

Así se crea un efecto “ayuno” nocturno y se crea un control habitual de ingesta de calorías. Esto también influye sobre el metabolismo hormonal de las grasas, esencial en la pérdida de peso.

Debes tener disciplina. Lo positivo es que existen desayunos saludables fáciles de hacer, aún estando en apuros durante la mañana. Tal como también hay cenas rápidas para adelgazar. Pese al cansancio que puedas sentir a esas horas,  nada te impedirá cumplir con esa última comida.

Los platos te ayudan a bajar de peso

Sí, nos referimos a esos utensilios que sirven como bandeja de presentación de lo que vas a comer. Además de que los alimentos deben ser bien servidos, es importante cuidar el tamaño del plato en el que comerás.

Esto tiene que ver con la cantidad final de alimentos que ingieres y el límite que debes respetar para no comer de más. Tiene mucha lógica. No es lo mismo comer en un plato hondo pequeño que un recipiente bajo de boca ancha.

Los platos que te ayudan a bajar de peso son pequeños. Y para mejorar la presentación de la comida deben ser contrastantes. El profesor Brian Wansink comprobó que quienes usaban un plato del mismo color de la comida consumían 30% extra de alimentos.

Desayuno perfecto para adelgazar rápido

Una importante cantidad de proteína, acompañada de carbohidratos complejos y fibra con fuente de sacarosa. Estos no pueden faltar en tu plato. Entre los desayunos perfectos para adelgazar rápido, tenemos que mencionar:

  • Batido natural de proteínas.
  • Huevos.
  • Yogur griego.

De acuerdo con Burrell, una investigación demostró que el consumo de 20 gr de proteína al desayunar tiene influencia sobre la insulina en sangre. Esta es la misma que regula la quema de grasa corporal como energía.

Cenas para perder peso con rapidez

El viejo refrán de que desayuna como rey y cena como mendigo es cierto. Mientras que el desayuno debe cargarse de proteínas y carbohidratos complejos, la cena debe ser la comida más ligera.

Es el momento previo al descanso por lo que no necesitas tanta energía como cuando empiezas el día. Siempre cena, pero hazlo a la medida. Por ejemplo, uno de los mejores platillos combina carne magra con vegetales. Ten en cuenta dos claves:

  • Limita las cenas de tus dietas a 100 gr de proteína y 400 calorías en total.
  • Cena siempre 2 horas antes de irte a la cama.

Meriendas para perder tallas

Siempre se recomienda merendar para perder peso por varias razones. Te darán un impulso controlado de energía y favorecerán el trabajo continuo de tu  metabolismo. Además, las meriendas tienen el mejor efecto contra las tentaciones y antojos.

Eso sí, las meriendas que te ayudan a adelgazar deben ser las correctas. Frutas, nueces, postres con yogur griego son ejemplos clave. El resto está vetado por completo. De lo contrario, estarás saboteando tu objetivo.

Buenas dietas rápidas
El viejo refrán de que desayuna como rey y cena como mendigo es cierto.

El poder del agua para adelgazar

Para perder esos kilos de más, recomendamos la ingesta de 2 litros de agua al día. Los refrescos o bebidas isotónicas están colmados de azúcar. Y tal como las meriendas, lo único que hacen es sabotear tu deseo de perder peso.

Por otro lado, el agua incluso puede controlar la ansiedad. Seguramente, a veces sientas ganas de comerte algo. Sin embargo, al tomar agua ese deseo puede desaparecer y te habrás salvado de caer ante el pecado.

4 dietas rápidas para bajar de peso

La dieta mediterránea, la baja en carbohidratos, la paleo y la sin gluten. Entre sí tienen algunas diferencias sutiles. Sin embargo, todas guardan un objetivo común: ayudar a bajar de peso en tiempo récord. Eso, sin mencionar que también:

  • Cada una cumple con las claves fundamentales mencionadas anteriormente en relación a las comidas.
  • Te ofrecen resultados óptimos al mínimo riesgo.
  • Tienen un efecto a largo plazo bastante favorable.

Leer más:TIPOS DE DIETAS VEGANAS QUE PUEDES APLICAR PARA PERDER PESO

¿De qué trata la dieta mediterránea?

Entre las dietas rápidas más populares y recomendadas, destaca la dieta mediterránea. Es la misma que se basa en alimentos tradicionales de España, Italia y Grecia, específicamente durante los años 60.

Saltó a la fama luego de que investigaciones comprobaran que los habitantes de estos 3 países estaban mucho más sanos que los estadounidenses. El estudio buscaba una solución al alto índice de enfermedades mortales que ponía en riesgo a la población. Sus ventajas comprobadas son:

  • Prevenir ataques cardíacos.
  • Disminuir el riesgo de ACV y diabetes tipo 2.
  • Prolongar la expectativa de vida.

Versatilidad de la dieta mediterránea

Como factor particular entre las dietas rápidas, la mediterránea se distingue por su versatilidad. La clave está en contar con lo básico de este régimen alimenticio para aprovechar sus efectos saludables. Principalmente, comerás:

  • Verduras.
  • Frutos secos.
  • Legumbres.
  • Patatas.
  • Cereales integrales.
  • Hierbas.
  • Frutos del mar.
  • Aceite de oliva extra virgen.

En cuanto a lo que debes moderar están las aves de corral, los huevos, el queso y el yogur. Limita la carne roja a ocasiones puntuales. Y lo que jamás puedes ingerir en una dieta mediterránea son bebidas azucaradas, así como alimentos procesados o refinados.

Disminuye los carbohidratos

También conocida como dieta cetogénica, tiene como principal objetivo fortalecer la salud y disminuir de peso. Para lograrlo, se lleva al mínimo la ingesta de carbohidratos.

Comer carbohidratos tiene efectos importantes en la insulina y la glucosa. En cambio, come grasas esenciales, proteínas de calidad y un mínimo de carbohidratos complejos que son ricos en fibra.

Pierde peso sin gluten

Este forma parte de la familia de las proteínas. Se compone de gliadina y glutenina. Esta última, ha sido relacionada con varios problemas de salud en los últimos años.

Los resultados han causado controversia, pero son variadas las investigaciones que le responsabilizan de una reacción autoinmune en el sistema digestivo. Esta deriva deficiencias nutricionales generales y considerables.

Enfermedad celíaca es el nombre de la reacción adversa al gluten que puede padecer una persona. Y aunque los síntomas son difíciles de detectar, se sabe que un paciente puede sufrir de:

  • Diarrea.
  • Dolor de estómago.
  • Cansancio.
  • Depresión.

¿Qué tan difícil es hacer una dieta sin gluten?

Con solo leer las etiquetas de los alimentos con trigo y cebada, tendrás suficiente para armar el plan de alimentación que te proponemos. Pese a lo que se cree, hacer una dieta celíaca no es tan difícil.

El gluten solo está presente en el trigo, el centeno y la cebada, así que ya sabes qué evitar. Lo positivo es que con la alerta generada alrededor de los efectos negativos del gluten es posible encontrar alimentos sin gluten como pan de molde, pasta y galletas.

Recuerda que el único grupo del que debes cuidarte son los cereales y granos. El resto de la dieta sin gluten incluye carnes magras, grasas esenciales, frutas y vegetales. Sin embargo, hay excepciones porque la avena es un cereal que se puede incluir al no contener gluteína.

Pierde pesos con dietas rápidas
Debes tener disciplina para cumplir con la dieta.

¿En qué consiste la dieta paleo?

Tiene como principal objetivo ingerir solo los alimentos que nuestros antepasados recolectores – cazadores consumían. Curiosamente, paleo viene de la era paleolítica.

Los alimentos de la dieta paleo son enteros. No hay lugar para nada procesado. Se permite balancear los carbohidratos con las proteínas magras. Es decir, entre los elementos básicos de una dieta paleo tienen que estar presentes:

  • Carnes.
  • Pescado.
  • Huevos.
  • Verduras.
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Especias.
  • Aceites vírgenes.

Mientras que los alimentos prohibidos en la dieta paleolítica incluye, junto con los procesados, al azúcar, refrescos, cereales y algunos lácteos. Además de edulcorantes artificiales, legumbres, y grasas trans.

Si bien estas dietas rápidas pueden hacerlas tanto hombres como mujeres, antes de empezar es importante que te realices una evaluación física. Así, descartarás cualquier problema de salud que te impida realizarlas.