Tomar yogurt todos los días: Uno de los secretos de la longevidad


El yogurt tiene bacterias buenas que mejoran la flora intestinal, un factor clave para la salud de los intestinos. Y es en los intestinos donde se absorben la mayoría de los nutrientes y vitaminas.

Por lo tanto, el yogur es uno de los alimentos que nos ayudan a vivir de manera saludable por más años. Ahora la duda es si todos los yogures son iguales, si todas las personas lo pueden tomar y cuánto se debe tomar para aprovechar sus beneficios. Estas y algunas dudas más las resolveremos en este artículo.

Yogurt

¿Qué es un yogurt?

El yogur es un producto lácteo que se obtiene mediante la fermentación de microorganismos específicos de la leche. Entre ellos se encuentra el lactobacillus, el cual se mantiene activo en el producto hasta consumirlo.

La fermentación provocada por las bacterias acidolácticas, hacen que la leche de animal se convierta en un alimento con un perfil nutricional muy alto. Esta misma fermentación láctica se utiliza en la elaboración de otros productos de vegetales fermentados, tales como el tempeh y kimchi, entre otros.

Todo el proceso comienza con la pasteurización y fermentación de la leche que puede ser de vaca, cabra u oveja. Dando lugar a la formación del ácido láctico, el cual aporta una acidez que ayuda a cuajar las proteínas y asentar la leche. Todo eso es lo que le da la cremosidad característica del yogur.

De acuerdo al tipo de leche utilizada y a los añadidos de azúcar y sabores o frutas se obtienen diferentes tipos de yogur. De hecho, la composición de nutrientes del yogur dependerá de la leche utilizada originalmente a los añadidos.

¿Se puede tomar yogurt como merienda saludable?

La clave de una buena alimentación reside en comer sólo cuando se siente hambre y no por ansiedad o el simple placer de comer. Además, debemos elegir los alimentos que tengan una mayor proporción de nutrientes que a las calorías.

El yogur cumple con estas premisas, y, además, por su contenido en proteínas brinda saciedad.

Yogurt

Beneficios de tomar yogurt natural

Estructura ósea

Como todo alimento derivado de la leche, el yogurt posee calcio, el cual ayuda a mantener una buena estructura ósea, incluyendo la formación de los dientes y una protección contra la osteoporosis. Además, posee un mínimo de vitamina D, potasio y probióticos que ayudan a la absorción del calcio. Por lo tanto, el yogur es recomendado para los más jóvenes y para la tercera edad.

Protector cardíaco

El yogurt es rico en vitamina B12, el cual disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. Por otro lado, posee grasas monoinsaturadas que ayuda a mantener elevado el colesterol bueno y a reducir la presión arterial.

Sistema inmunológico

Su riqueza en potasio y fósforo refuerza el sistema inmunológico. Los probióticos presentes en el yogur también ayudan a elevar las defensas del organismo. Reduciendo las posibilidades de sufrir algunos tipos de enfermedades e infecciones.

Energía y músculos

Las proteínas presentes en el yogur ayudan a mantenerse con energía y formar músculos. Además, ayuda a sentir saciedad y tomar buenas decisiones alimentarias. Los carbohidratos unidos a las proteínas, ayudan a recuperarse rápidamente luego de un desgaste físico importante por práctica de un deporte.

Salud digestiva

La salud de la flora intestinal afecta al funcionamiento de todo nuestro organismo. La presencia de probióticos en el yogur, lo convierte en un alimento que nos ayuda a mantener una buena salud digestiva.

La presencia de las bifidobacterias y los lactobacilos hacen posible que el organismo sea más eficiente en la protección contra los patógenos. Ayudando a prevenir y tratar los trastornos gastrointestinales, porque los probióticos influyen en la composición de la microbiota intestinal.

Evitando de esta manera algunas molestias digestivas como estreñimiento, hinchazón, diarrea y otros. Una feliz consecuencia de tener una flora intestinal saludable es la buena absorción de vitaminas K y del grupo B.

Piel saludable

El yogurt ayuda a la formación de colágeno y elastina, dos componentes que ayudan a la estructura de la piel.

Omega 3

La dosis de omega 3 encontrada en el yogur es menor a la que se halla en los pescados azules, pero es una propiedad más que se le puede añadir al yogur.

Desinflamatorio natural

El hecho de ayudar a una buena salud digestiva, evita el desarrollo de inflamación.

Síndrome metabólico

Varios estudios han concluido que el yogur actúa de manera positiva en la mayoría de los componentes de un síndrome metabólico. Entre los cuales se incluye el sobre peso, tensión arterial o hiperglucemia.

Yogurt

¿Cuánto yogurt se debe toma en el día?

Para disfrutar de estos beneficios es suficiente tomar dos vasos de yogur por día. Una gran opción para el verano es el yogur helado. El cual consiste en colocar el yogur en recipientes aptos para el congelador con sus varillas opcionales para formar paletas heladas. Recuerda removerlo con cierta frecuencia para que su contextura sea cremosa.

Si tienes una heladora solo tienes que verter el contenido en ella y esperar por viente minutos. Al yogurt se le puede incorporar miel, frutas o cereales.

Otra gran opción para el verano son las ensaladas. Qué te parece si además de beber yogur preparas una exquisita salsa que puedes acompañar a cualquier tipo de ensalada.

¿Todos los yogures tienen la misma capacidad nutritiva?

En esencia, todos los yogures tienen las propiedades mencionadas. Sin embargo, la mayoría de los yogures que se encuentran en las góndolas tienen un añadido de azúcar, frutas y cereales que pueden variar la composición de los nutrientes.

Además, el tipo de leche elegida antes del proceso de fabricación también varía su composición, como por ejemplo si es descremada o no.

En cuanto al azúcar, naturalmente el yogur posee azúcar en la lactosa. Pero es el azúcar añadido el que puede causar sobrepeso, debilidad del sistema inmunológico y en algunas ocasiones puede causar una disminución de la sensibilidad de insulina.

En el supermercado encontrarás yogur natural, pero también lo puedes: Preparar yogur natural en tu propia casa y sin necesidad de contar con una yogurtera.