¿Por qué vivir amargado cuando puedes vivir feliz?


Una vez, dijo John Lennon: “Cuando fui a la escuela, me preguntaron que quería ser de mayor. Yo respondí: ‘feliz’. Me dijeron que yo no entendía la pregunta, y yo les respondí que ellos no entendían la vida”. Esta es probablemente una de las citas más célebres del cantante de Los Beatles y no le faltaba razón. La meta de la vida, siempre tiene que ser buscar la propia felicidad, por encima de todo. Sin embargo, nos esforzamos tanto en otras cosas, terminamos confundiendo prioridades y nos apartamos del camino. Terminamos anteponiendo otras cosas a vivir feliz y cometemos el mayor error de nuestras vidas.

Pero, ¿cuál es la clave de la felicidad? ¿Cómo podemos lograr vivir en armonía? Precisamente, en esta palabra está el secreto: armonía, tranquilidad, paz… Felicidad. 

Otros artículos que te van a ayudar en tu propósito de vivir feliz: ¿Conoces el mindfulness? Atrévete a practicarlo

mindfulness
El mindfulness nos ayuda a tomar conciencia plena del presente

Vivir en armonía para vivir feliz

El primer truco para vivir feliz, es lograr vivir en armonía. ¿Cómo se consigue esto? Cuando logramos alinear lo que deseamos y lo que hacemos, lo que necesitamos y lo que tenemos. Tener claros nuestros principios y valores morales y perseguirlos, actuar siempre en consonancia con ellos y reposar nuestra mente cada noche en una almohada tejida a base de una conciencia tranquila y un estado de paz mental, es fundamental para vivir feliz.

Pero hay más “trucos”. Alinear también lo que deseamos y lo que buscamos: perseguir un sueño, trabajar por él y sentir que enfocamos nuestra vida a nuestro propósito vital. Nada nos hará vivir más felices que sentir que le damos ese sentido especial a nuestra vida. Independientemente del resultado, independientemente de si finalmente lo logramos o no. La búsqueda de un objetivo nos ayuda a plantearnos desafíos continuos y a dar siempre lo mejor de nosotros mismos.

como perder 5 kilos en una semana
Recuerda que tu sonrisa es tu mejor vestido

El tercero de los trucos para una vida plena y feliz es vivir haciendo el bien siempre. De esta manera, lograremos cultivar tanto nuestra mente, como nuestro cuerpo y espíritu, reflejándose en una salud física y mental que nos llevará al siguiente nivel.

Hacer el bien nos ayudará a sentirnos bien, valga la redundancia, y finalmente, a vivir feliz.

Por último, el cuarto truco de la felicidad es evidente y, sin embargo, no siempre lo practicamos como deberíamos. Apartar la negatividad de nuestra vida. Y esto puede englobar muchas cosas. Pensamientos destructivos, personas tóxicas, hábitos nada saludables para nuestro cuerpo o nuestra mente… No siempre es fácil, lo sabemos. Especialmente, no es fácil cuando no consigues detectar a tiempo que estás ante algo negativo: el lobo suele venir disfrazado con piel de cordero. Aunque solo se trate de una idea o un hábito. De vez en cuando, párate a analizar tu vida, haz examen de conciencia, detecta, aprende y enmienda.

paz mental niñez
Aprende a ser feliz cambiando tu modo de pensar

Y tú, ¿qué haces para vivir feliz?

Sigue leyendo más: Cosas que haces cuando tienes estrés y no eres consciente de ello