No todas las Vitamina C para la piel son efectivas


La vitamina C para la piel es parte de la fórmula más potente contra el envejecimiento. La cual consiste en un antioxidante, sumado a los efectos del protector solar durante el día y el retinol para la renovación celular por la noche.

Para que esta fórmula aporte todos sus beneficios a la piel del rostro debe cumplir ciertas cualidades. A pesar de ser un potente antioxidante debe tener una cierta pureza y pH para que proteja y rejuvenezca a la piel.

Vitamina C para la piel

Los dermatólogos aconsejan aplicar vitamina C para la piel del rosto y del cuerpo, por su efecto antioxidante que nos protege del efecto de algunos radicales libres. También porque ayuda a producir colágeno, aportar luminosidad y juventud a las células de la piel.

Sin embargo, se debe tener cuidado porque la vitamina C debe cumplir con algunos requisitos para que sea efectiva.

Beneficios de la vitamina C en la piel del rostro

La vitamina C en su forma más pura es conocida como ácido L-Ascórbico. En este formato aporta muchos beneficios para la salud de la piel.

Neutraliza efectos de radicales libres

Como es un antioxidante, ayuda a neutralizar los efectos de los radicales libres y actúa como fotoprotectora, actuando frente al efecto de los rayos solares. Estas propiedades ayudan a minimizar y retrasar la aparición de manchas, arrugas y tonos irregulares en el rostro.

Acción procolagénica

Esta vitamina es fundamental para la producción de colágeno que ayuda a dar firmeza y sostén a la piel.

Incrementa luminosidad

La frescura de una piel joven y saludable se puede mantener con el aporte de vitamina C aplicada de manera tópica. Porque se trata del alfa hidroxiácido que tiene efecto renovador y exfoliante. Por otro lado, ayuda a normalizar la melanina favoreciendo a la despigmentación de manchas.

Disminuye el enrojecimiento

Las pieles que están expuestas a los rayos del sol, radiación de pantallas y de algunos tratamientos con láser pueden sufrir de eritema. Esto sucede por la acumulación de linfocitos en las capas superiores de la piel, mostrando una piel enrojecida.  La vitamina C ayuda a disminuir el enrojecimiento.

Para obtener los excelentes beneficios de esta vitamina en la piel se debe cumplir algunas exigencias.

En este artículo te contamos: cuáles son los beneficios de la vitamina C al tomarla.

Requisitos que debe cumplir la vitamina C para la piel

Pura

La primera condición es que la vitamina C esté en estado puro, es decir, ácido L-ascórbico. Porque es muy inestable y todos los beneficios se pueden perder por no saber cómo manejarla y mantenerla en buen estado.

Envase adecuado

Para cuidar sus propiedades se debe encontrar en un envase adecuado que no permita el contacto con la luz y oxígeno. Por eso se lo suele ver forrados en papel de aluminio sin aire en su interior. La vitamina C en serum puede venir en vidrios oscuros.

Vitamina C para la piel

PH ácido

El pH es uno de los valores que importa para determinar la proporción de la penetración de esta vitamina en nuestra piel. Cuando el valor está más cerca de 3.5 a 2, mayor es la penetración en la piel y se aprovecha mejor sus beneficios.

Lo que se debe tener en cuenta es que a menor pH mayor es la penetración, pero se vuelve irritante para la piel. Así que debemos ajustarlo a nuestro tipo de piel.

Concentración

Tal como decíamos al comienzo la concentración de la vitamina C también es importante para tener eficiencia. A partir de un 5% de concentración, se toma como pura, aunque a mayor concentración la eficacia de los beneficios es mayor.

Además, la vitamina C posee una gran sinergia con otras sustancias como vitamina E y ácido ferúlico. Como conclusión para que la vitamina C sea efectiva en la piel y no la afecte debe tener una concentración de 5 a 10%, un pH fisiológico de 3.5 a 3, en formato de crema o serum.

¿Es lo mismo ingerir esta vitamina C para la piel que aplicarla de manera tópica?

No es lo mismo ingerir vitamina C a través de los alimentos que aplicarla directamente sobre la piel. No existe dudas que esta vitamina tiene grandes beneficios para todo el organismo cuando la ingerimos. Pero para la piel del rostro y de todo el cuerpo es mejor utilizar la forma tópica.

¿Se puede aplicar vitamina C para la piel sensible?

Todos los tipos de vitamina C son aconsejables para todos los tipos de piel, incluyendo la piel seca y la sensible. La pureza garantiza la potencia de las ventajas de rejuvenecimiento que ofrece, al igual que el pH. Pero en todos sus formatos son aptos para todos los tipos de piel.

Para evitar cualquier inconveniente puedes probar el producto en la zona interna de la muñeca para ver si se tiene alguna reacción o no.

¿Cuándo aplicar la vitamina C para la piel?

El primer paso de belleza es limpiar y después tonificar. La crema, serum o vitamina C pura debe aplicarse después de tonificar la piel, para luego terminar la rutina de belleza aplicando la crema hidratante o nutritiva para la noche. Esta rutina la debemos repetir al despertar y antes de acostarnos.

Vitamina C para la piel

Tipos de vitamina C para la piel

Ácido L-ascórbico

La forma más pura es el ácido L-ascórbico, se absorbe rápidamente y su efecto es mucho más rápido. Por eso es utilizada en varios productos que se utilizan como productos antienvejecimiento.

Vitamina Cg

Un derivado de esta vitamina C se denomina ascorbil glucósido, el cual es utilizado para incrementar la elaboración de colágeno y mantener en el tiempo los grandes aportes que esta vitamina hace a nuestro organismo.

Activo C

Este formato es otro derivado que apareció en los últimos años. La ventaja de este producto es que puede penetrar hasta la capa dermis para el tratamiento de acné, manchas de la piel y otros efectos de la radiación.

La vitamina C para la piel es un potente antioxidante que debemos aprovechar para mantener un rostro joven y saludable. Pero los efectos positivos de esta vitamina también se aprovechan cuando se ingiere alimentos ricos en esta vitamina.

Conoce: otros alimentos son ricos en vitamina C, además de la naranja