Usos de la clara y yema de huevo para la belleza de tu piel y cabello


Conoce cuáles son los usos de la clara y yema de huevo para aprovechar de todos sus beneficios. Las propiedades que tiene la clara de huevo son diferentes a las de la yema. Cada uno tiene beneficios diferentes para nuestra piel, por lo tanto, sepáralas y aprovecha al máximo su poder de embellecimiento natural.

Usos de la clara y yema de huevo

Propiedades de la clara de huevo

La parte clara del huevo retirada de su yema, tiene propiedades muy valiosas para la piel. Esa textura viscosa está formada por una importante proporción de agua y algunas proteínas, como la ovoalbúmina y vitaminas.

Esto hace que la clara de huevo tenga la capacidad de ser astringente, antiinflamatoria y descongestiva para nuestra piel y el cabello.

Tratamientos para la piel

Tratamiento natural de acné

La astringencia que aporta la clara puede ser utilizada para controlar el acné o exceso de grasa de nuestra piel. Para ello solo debes aplicar con un poco de clara con un hisopo de algodón en la zona a tratar.

Deja actuar por unos minutos y luego enjuaga con agua tibia. Sentirás una sensación de tirantez, como señal de que funciona. Si tienes piel grasa prueba aplicando esta mascarilla para piel grasa dos veces a la semana.

Bate la clara de un huevo a punto nieve e incorpora tres cucharadas de harina de avena. Mezcla hasta que todo quede integrado y aplica en el rostro, realizando un pequeño masaje con la yema de los dedos.

No olvides que también el cuello y escote necesita de atención. Deja actuar por unos 15 minutos y retira luego con agua tibia.

Reducción de bolsas debajo de los ojos

La propiedad descongestiva de la clara ayuda a minimizar la hinchazón que se produce debajo de los ojos, cuando no descansamos bien o tenemos un poco de retención de líquidos.

Usos de la clara y yema de huevo

Para lograr una mirada despejada y fresca, solo tienes que aplicar con un hisopo con suavidad un poco de clara. Deja que actúe por unos 10 minutos para retirarla suavemente con agua templada.

Limpieza y reducción de poros

Uno de los usos de la clara y yema de huevo, conocido por nuestras abuelas es el de limpiar los poros y disminuir su tamaño para evitar la formación de puntos negros.

Para efectuar una limpieza profunda, hierve agua, retira del fuego y acerca tu rostro al vapor. Cuida de no quemarte, la distancia ideal es esa donde sentís la humedad del vapor y el calor no te quema.

Bate hasta punto nieve, la clara de un huevo a punto nieve y colócala en el rostro, especialmente en la zona de la frente, nariz y mentón. Espera unos minutos que la clara se seque y forme una película que puedas retirar con la mano, como una especie de mascarilla peel off.

Luego enjuaga bien con agua y notarás que tu rostro luce más limpio y tenso.

Hidratación de la piel

Las proteínas presentes en la clara permiten hidratar a la piel del rostro evitando realizar una limpieza muy abrasiva. Para potenciar la hidratación la podemos mezclar con otros ingredientes naturales como la miel o el aceite de almendra, que tienen excelentes propiedades nutritivas para la piel.

Para preparar esta mascarilla hidratante puedes batir a punto nieve la clara de un huevo e incorporar de a poco una cucharada de miel y unas 20 gotas de aceite de almendras. Mezcla hasta que quede todo integrado y aplica en el rostro.

Déjala actuar por unos 20 minutos y después enjuaga con agua templada. Esta mascarilla hidratante puedes aplicar luego de la limpieza profunda.

La clara de huevo también es muy beneficiosa para el cabello.

Control del cuero cabelludo graso

Si notas que el cabello no dura limpio, al poco tiempo se siente sucio y pegajoso puede deberse a un cuero cabelludo graso. Una solución natural es este acondicionador preparado con una clara batida de huevo.

Aplica bien por el todo el cuero cabelludo y luego por el cabello, deja actuar por media hora y luego lava el cabello con el champú de todos los días. Notarás que tu cabello dura limpio por más tiempo.

Propiedades de la yema de huevo

La yema de huevo también aporta muchos beneficios para la piel y cabello. Su gran aporte se debe a las proteínas que nutren la piel. Aquí te enseñamos a combinarla con otros ingredientes naturales para potenciar sus beneficios.

Usos de la clara y yema de huevo

Tratamientos para la piel

Mascarilla para piel seca

Dentro de los usos de la clara y yema de huevo para la belleza se encuentra esta mascarilla para piel seca también ayuda a aclarar la piel y minimizar las manchas. Para prepararla tienes que añadir a la yema de un huevo, el jugo de un limón y media cucharada de aceite de oliva.

Mezcla bien hasta que quede todo integrado y aplica en el rostro, cuello y escote. Deja actuar por unos 10 minutos y luego enjuaga con abundante agua templada. Se recomienda aplicar esta mascarilla a la noche, porque los rayos del sol pueden manchar la piel.

De lo contrario tienes que usar una buena pantalla solar en todo el rostro, cuello y escote.

Tratamientos para el cabello

Solución para el cabello seco

Lava el pelo con el champú de costumbre y luego coloca esta crema acondicionadora que se realiza de la siguiente manera. Añade a un huevo, una cucharada de aceite de oliva y media taza de yogur natural.

Mezcla bien todo hasta que quede integrado y coloca la pasta en todo el cabello. Luego coloca una bolsa plástica que cubra todo el cabello. Deja actuar por una media hora y luego enjuaga con agua tibia hasta que no quede rastros de la crema. El cabello lucirá suave y con brillo natural.

Otra mascarilla muy eficiente para aportar nutrición a un cabello dañado se obtiene mezclando un huevo con media taza de leche. Una vez que quede todo integrado, aplica la crema en todo el cabello y enciérralo con un gorro o bolsa de plástico por una media hora. Luego retira todo con agua tibia.

Notarás al instante que tu cabello ha rejuvenecido.

Tratamiento para volumen y brillo

Mezcla un huevo entero con un poco de jugo de limón y aplica sobre el cabello húmedo recién lavado con el champú de costumbre. Deja actuar por unos 30 minutos y luego enjuaga bien con agua tibia. Notarás que el cabello luce más claro, con brillo y volumen.

Las propiedades del huevo se absorben por dentro y por fuera: Cuatro formas distintas de cocinar un huevo

Todos estos consejos de belleza son algunos de los usos de la clara y yema de huevo. Mímate para lucir cada día mejor, pero recuerda que tu actitud es lo que realmente importa.