Cómo comer comida casera en el trabajo de manera segura


La decisión de comer comida casera implica tiempo y ocupación, pero tiene grandes beneficios para todos los integrantes de la familia. Como no tiene conservantes, el mayor desafío, es lograr que esta comida casera pueda llegar al trabajo en buen estado.

Para asegurarnos de que los alimentos lleguen en buen estado al momento de comerlos, debemos tener en cuenta varios elementos. Entre ellos se encuentra la elección de los envases en los cuales se transportará la comida, elección y preparación de los alimentos, opciones de cocción, mantenimiento y calentamiento.

Comida casera

Aquí te acercamos algunos consejos que reducen el riesgo de intoxicación por manipulación de comida casera.

Envases seguros para transportar comida casera

Optar por una comida casera es una excelente opción cuando deseamos comenzar un estilo de vida saludable. Para ello debemos comenzar a revisar los envases donde trasladaremos dichos alimentos.

Uno de los puntos, es verificar que dichos envases tengan el símbolo de tenedor y copa. Esto significa que es apto para que esté en contacto con los alimentos. Además, debemos seguir las instrucciones de uso que se encuentran en el mismo envase.

Como, por ejemplo, el símbolo de microondas que permite calentar la comida en el microondas. En el caso de que no se encuentre el símbolo de microondas significa que no lo debemos usar para dicho tipo de cocción.

Transporte de la comida casera

En el caso de que los alimentos necesiten una temperatura adecuada para mantenerlo en buen estado, se debe recurrir a las bolsas isotermas. Al manipular este tipo de bolsas se debe tener mucho cuidado y usarlo de manera adecuada. El objetivo es evitar que el alimento sufra un cambio brusco de temperatura.

Además, también se debe evitar los derrames de los alimentos y golpes. Para mantener adecuadamente el estado de las bolas isotermas se debe extremar la limpieza de los mismos, especialmente si ha ocurrido algún tipo de derrame en su interior.

Cómo comer comida casera

Otro punto muy importante en cuanto a salud es que una comida o sobra de comida no debe consumirse fría, se debe calentar a 75º cómo mínimo. Prestando atención de que todo el alimento reciba dicha temperatura. Para ello puedes cubrir el alimento, removerlo o girarlo, las veces que sean necesarias.

En caso de que se trate de salsas o caldos, trata de que hierva. Cuando llevamos comida hecha comprada en supermercados, se debe seguir las instrucciones del envase al pie de la letra.

Cómo preparar la comida casera para que sea segura

La preparación de la comida es el punto de inicio de comer comida casera segura en el trabajo. El mayor beneficio de este tipo de alimentación es que es muy saludable. Especialmente si se tiene en cuenta una planificación diversificada de alimentos.

Calidad de los alimentos a cocinar

Es importante controlar la calidad de los alimentos al comprarlos, revisando la fecha de caducidad y su estado en general.

Al momento de comprar la carne debe estar en una bolsa individual separada de los demás alimentos. En caso de que sean bolsas reutilizables ten la precaución de lavarlas inmediatamente al retirar la carne de su interior.

Transportar de manera segura los alimentos

Los alimentos que estén congelados o refrigerados deben cargarse al carrito en último lugar y mantenlos en las bolsas especiales para ellos. Los mismos deben ser guardados en el refrigerador inmediatamente se llega al hogar. Para que no pierdan la cadena de frío.

Porque los microorganismos pueden multiplicarse cuando la temperatura no es adecuada. Por ello, es fundamental que se lean las etiquetas de los alimentos para una mejor conservación del mismo.

Porciones individuales

Para evitar riesgos en la manipulación de los alimentos, es mejor dividir la comida en porciones individuales.

Limpieza adecuada

El siguiente es la limpieza. Antes de comenzar a cocinar debes lavarte las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos.

Evita la contaminación cruzada manipulando cada tipo de carne, mariscos, pescados y huevos con utensilios diferentes y por separado de los demás alimentos. Al terminar de usarlos deben ser lavados inmediatamente.

Cocinar comida casera

Los alimentos que se van a consumir crudos como los vegetales o frutas deben ser lavados muy bien con agua. Para lograr una mayor desinfección se puede utilizar agua con lejía.

Para preparar el agua se coloca una cucharadita pequeña de lejía en un litro de agua y allí se sumergen las frutas y verduras que se consumirán crudas por diez minutos como mínimo. Después de ese tiempo se debe enjuagar con abundante agua.

El refrigerador también puede ser un foco de infección si no se lo mantiene lo suficientemente limpio. Se necesita realizar una limpieza general una vez al mes como mínimo.

Mira estas: Recetas de comida casera.

Qué tener en cuenta al cocinar en casa

Lo más importante es la cocción de los alimentos. Para ello se debe controlar de que la temperatura sea la misma en todo el alimento. Para asegurarse de que esté cocinado se debe controlar en varios puntos de la comida, especialmente en el centro.

Para saber si la carne está correctamente cocinada, al pinchar con el cuchillo o tenedor en las zonas más gruesas no debe salir jugo. En caso de que sean pescados, la textura de los mismos debe ser firme cuando están cocidos.

Cómo cocinar para el trabajo

La yema y la clara de los huevos deben tener una textura firme para saber si están correctamente cocinados. Para evitar la manipulación de los alimentos se puede dividir en porciones. De esta manera también se enfría más rápido y se los puede guardar en el refrigerador.

Una vez que ya están cocinados, los alimentos no deben permanecer a temperatura ambiente por más de dos horas. Porque las bacterias crecen con mayor facilidad en temperatura ambiente.

Cada porción debe estar guardada en el refrigerador en un envase herméticamente cerrado y ubicados lejos de los alimentos crudos y quesos. Si deseas guardar alimentos crudos debe ser en envases separados.