Tuppers a domicilio: la nueva fiebre de comida casera que está triunfando


¿Imaginas tener todos los días comida casera en la nevera, lista para consumir y sin tener que cocinar nada? Seguro que la idea te suena muy bien y es precisamente por esto por lo que están arrasando las empresas de reparto de tuppers a domicilio. La relación calidad – precio suele ser buena, utilizan ingredientes naturales y todos los procesos son caseros, además, garantizan una óptima conservación durante varios días e incluso se puede meter al congelador para consumirlo en otro momento.

Entre los tuppers a domicilio, Wetaca suena con nombre propio, pero hay muchos más, como Tappers o Prozis, por ejemplo. Aunque cada una de estas empresas tiene su propio funcionamiento, hoy te queremos hablar sobre cómo funcionan de manera general y qué ventajas te puede aportar a ti, como consumidor, comprar en este tipo de negocios. Y es que, aunque a priori puede parecer que es más caro que comprar los ingredientes en el supermercado y cocinarlos en casa, lo cierto es que hay ocasiones en los que merece mucho la pena este nuevo servicio de tuppers a domicilio que se está poniendo tan de moda.

Sigue leyendo: Recetas rápidas y fáciles para hacer en casa

Ahorra tiempo y dinero con los tuppers a domicilio

Está claro que la mayor ventaja es no tener que cocinar, pero no te olvides que, además, te va a ahorrar muchísimo tiempo en otras tareas, como ir al supermercado a comprar los ingredientes que necesitas para las recetas que quieras elaborar. Si vives solo o en pareja, tal vez hay ciertos ingredientes que no te merece la pena comprar porque los vas a usar en muy poca cantidad y, finalmente, terminan por ponerse malos. Si es tu caso, el hecho de que te preparen la comida te va a venir muy bien, porque te podrás olvidar de ir al super.

Pero, además, también ahorras tiempo y dinero en electricidad a la hora de cocinar e incluso fregar los platos, ya que los tuppers a domicilio suelen venir preparados para que los consumas directamente en ellos y que, una vez que hayas terminado, lo deseches al cubo de reciclado y listo. Calcula cuanto te ahorras en tiempo y dinero y seguro que no te parece nada caro pagar una media de 6 euros por plato, que es lo que suele costar este servicio.

¿Cómo funciona el servicio de tuppers a domicilio?

Antes de nada, queremos recordarte que cada empresa sigue sus propias pautas de funcionamiento, por lo que el proceso, aunque suele ser similar, diferirá de una a otra. En sus páginas web suele venir super bien explicado todo esto para que sepas exactamente cómo es el proceso de compra, cuánto cuesta, cuándo recibirás el pedido, cómo pagar…

En términos generales, la experiencia suele ser así:

Te registras en la página web que hayas elegido para que te envíe sus tuppers a domicilio, introduciendo tus datos personales básicos: nombre completo, dirección de entrega, teléfono… Ahora, podrás ver la carta de platos disponibles. Normalmente suelen ser caseros y variados, para que puedas tener una alimentación equilibrada y comer verduras, carne, pescado, legumbres, hidratos… Ahora, ya depende de ti lo que escojas pero si quieres comer bien, podrás hacerlo.

Añade al carrito de la compra los platos que quieres consumir y revisa el total. Ahora solo tienes que confirmar el pedido, elegir día de entrega y franja horaria y proceder al pago. Se suelen aceptar los medios de pago tradicionales, como tarjeta bancaria o PayPal o incluso en muchas de ellas aceptan también cheque restaurante porque, a fin de cuentas, ¡es comida!

Una vez que se ha hecho el pedido, se recibirá la confirmación por correo electrónico y entonces solo queda que estés en casa, en la oficina o en el sitio de entrega acordado el día que hayas solicitado la entrega para recibir al mensajero. En grandes ciudades, como Madrid, algunas tienen reparto propio, mientras que en otras se envían mediante mensajero.

recetas para estudiantes

Te llegará tu pedido en una caja y en su interior encontrarás todos los tuppers con información bien detallada, desde la lista de ingredientes hasta la temperatura óptima de conversación, la fecha de caducidad, las calorías y el resto de info nutricional que debes conocer para saber exactamente qué estás comiendo.

La comida la debes mantener en la nevera o, si crees que no te la vas a comer antes de la fecha de caducidad, puedes congelarla sin problema. Recuerda que hay ciertos alimentos, como la patata, que no tienen un buen proceso de congelado, por lo que tenlo en cuenta ya que esto es comida casera, sin conservantes ni colorantes y, como tal, se debe tratar igual que si la hubieras hecho en casa.

Ventajas de este tipo de empresas

La mayor ventaja, como ya hemos dicho, es que estos tuppers a domicilio ahorran mucho tiempo en todo el proceso desde que piensas qué quieres comer hasta que encuentras el plato en la mesa (ir al supermercado, limpiar los ingredientes, cocinarlos, limpiar la cocina, fregar los platos…). Pero, aunque pueda parecer más caro, también ahorran dinero si es solo para 1 o 2 personas, tanto por el consumo energético que no tendrás que hacer en tu cocina como por el hecho de que cocinar para 1 o 2 siempre es más caro.

Otra de las ventajas es que, tal y como viene preparado, podrás consumirlo en cualquier lugar donde tengas un tenedor y un microondas. Es decir, puedes tomarlo en casa, bien porque teletrabajes y no tengas tiempo de cocinar, en la oficina porque allí no tienes cocina y el tiempo para comer está medido o en cualquier otro lugar.

Además, estas empresas suelen estar muy concienciadas con el hecho de ofrecer comida casera con ingredientes naturales, por eso siempre será como si lo hubieses preparado en casa, a diferencia de la comida precocinada de los supermercados, esta sí es sana y de calidad y puedes estar tranquilo de que todo lo que consumes es natural.

Además, como se puede congelar, te permite tener siempre platos de comida en la retaguardia por si se te complica algún día o incluso si te quieres tomar un fin de semana libre de cocina y quieres seguir comiendo rico y sin complicaciones, regalándote tiempo para ti.

recetas saludables Espinaca en forma de canelones

Desventajas de este servicio

Pero, como todo, también puede tener sus desventajas. Probablemente el mayor escollo es el hecho de que sale ligeramente más caro que cocinar en casa, especialmente si va a ser un menú destinado a una familia. Algunos platos sí salen más a cuenta que otros.

Otra desventaja es que al tener carta tan variada y al cocinar de un modo muy casero, habrá platos que te gusten más que otros y no lo sabrás hasta que no pruebes varios y veas cómo cocina la empresa que has elegido ciertos ingredientes.

Pero sin duda, si las empresas de tuppers a domicilio están arrasando es por algo y es que poder olvidarnos de cocinar sin renunciar a comer comida casera, sana, rica y natural, es una gran idea. Además, al existir ya muchas empresas que se dedican a esto tienes la opción de comparar y elegir aquella que más y mejor se adapta a ti.

Sigue leyendo: Ideas de comida para llevar al trabajo