Trucos para hacer la maleta y no morir en el intento


Tanto si ya has vuelto de vacaciones como si todavía te quedan algunos días libres (¡o incluso el mes entero!) para disfrutar en un lugar diferente al de tu residencia habitual, una de las tareas más pesadas siempre es hacer la maleta. De pequeños nos encanta, quizás porque relacionamos este hábito con el hecho de movernos, de que se acerca la esperada fecha y de que los preparativos son, indudablemente, parte del viaje. Sin embargo, cuanto más viajamos y cuanto más mayores nos hacemos, la maleta pasa a ser una de las partes más temidas del viaje y cada vez nos gusta menos.

¿Existe algún truco para que esto no se convierta una pesadilla que empiece arruinando nuestras vacaciones? Sí, ¡claro que sí! Siempre hay truquitos para todo que podemos llevar a cabo para que el proceso sea menos pesado, incluso para facilitarnos la vida o, ¿por qué no?, para disfrutar también con ello.

Porque, nunca lo olvides, las vacaciones están para disfrutar. Desde el momento de buscar destino, hacer la reserva y preparar la maleta. No esperes a llegar al sitio para empezar a disfrutarlas, porque entonces ya habrás perdido parte de este tiempo que no volverá y que con tanto esfuerzo te has ganado.

Así que, dicho esto, vamos a ponernos manos a la obra y vamos a aprender a hacer la maleta de una forma sencilla, práctica e incluso divertida.

Otros artículos de interés: Cómo cuidar el pelo después de vacaciones

Trucos para hacer la maleta

La importancia de hacer una lista

como hacer la maleta

Seguro que has escuchado mil veces que para hacer una maleta lo mejor es hacer una lista para que no se te olvide nada. ¿Verdad? Tal vez pienses que es una actividad que solo te hará perder tiempo, que te parezca aburrida o que en tu caso no sirva para nada. Estás equivocado.

La ventaja de hacer una lista previa al momento de la preparación de la maleta es que no solo te ayudará a no olvidarte de nada, si no que también podrás saber con antelación si necesitas comprar algo e incluso te puede servir para invertir en algo productivo tus ratitos muertos.

Aunque seas de esas personas que dicen que nunca se aburren, no lo niegues, a todos nos pasa. A veces, simplemente estamos tirados en el sofá, otras veces nos puede el insomnio. En estos momentos es en los que empezar a hacer la lista para tu maleta te va a ayudar a matar el tiempo y, sobre todo, a relajarte y a empezar a visualizar tus vacaciones.

Tienes mil formas de hacer esta lista. Desde un simple boli y un folio en blanco hasta una app específica para ello en el móvil o algún imprimible bonito de los que encontrarás miles en internet (por ejemplo, Mr. Wonderful tiene uno para descargar gratis que te encantará).

¿Quién dijo que hacer listas es aburrido?

Todo en orden y limpio

Una vez que tengas tu lista y tu maleta en el suelo o en la cama dispuesta a llenarse, lo importante es que lo hagas en un ambiente limpio y ordenado. ¿Por qué? Porque de esta manera estarás más relajado, conseguirás no distraerte al tratar de ordenar otras cosas mientras preparas la maleta y encontrarás todo mucho más rápido. Además, también te ayudará planchar previamente aquellas prendas que has puesto en tu lista, y sobre todo no usarlas antes de hacer la maleta o, al menos, prever lavarlas con anterioridad.

Visualiza el espacio y juega al Tetris con el método Marie Kondo

hacer la maleta

El método de Marie Kondo o método KonMari es mundialmente conocido. Si aún no te has leído su libro te lo recomendamos. Es muy ameno, divertido y aporta interesantes lecciones no solo de orden y almacenaje, también para nuestra propia psicología.

Pero si hay algo que se ha hecho muy famoso de Marie Kondo es la forma de doblar la ropa. Esta manera de hacerlo te ayudará a reducir muchísimo el espacio que ocupa cada prenda en tu maleta, a que te entren muchas más cosas y sobre todo a que todo vaya ordenado y que puedas acceder a cualquier prenda por igual. Siempre pasa que lo que dejamos al fondo de la maleta es de más difícil acceso y que, para sacarlo, necesitamos desarmar el resto. Con el método KonMari esto no pasa.

Consiste, simplemente, en doblar la ropa de forma que quede en vertical, con todas las prendas a la vista. En serio, optimizarás mucho mejor el espacio. Compruébalo por ti mismo.

Además, te ayudará también probar diferentes formas de repartir el espacio. Por ejemplo, si llevas un bolso dentro de la maleta, úsalo para guardar aquí dentro algo. Incluso en el interior de tus zapatos puedes guardar los calcetines o la bisutería. Échale ingenio.

¿De verdad necesitas todo eso?

Nos gustaría proponerte un ejercicio muy útil. ¿Cuántos porsiacasos llevas en la maleta? No te van a servir de nada. Ya te lo adelantamos. Lo único que van a hacer es robarte tiempo, espacio y energía. Porque sí, recuerda que durante parte del viaje tendrás que cargar con ello. ¿No es mejor ir lo más liviano posible?

Te invitamos a sacar todos los porsiacasos de la maleta y a calcular la ropa que llevas en función de los días que vas a estar. Ni más ni menos. También reduce cantidad de cosas del neceser o la miscelánea. Menos, es más.

Y, por último, no te olvides de rehacerla pensando en deshacerla

trucos para hacer la maleta

Y sí, recuerda que en algún momento tendrás que deshacerla, por lo que, además de que te ayudará mucho en este tema el hecho de que lleves cuantas menos cosas mejor, también te recordamos que la forma de rehacerla te ayudará a la hora de organizar tus cosas de casa cuando vuelvas.

Una de las cosas que menos nos gustan de la vuelta es precisamente el de deshacer la maleta. Para esto también tenemos un truco. Llegas muy cansado, lo sabemos, pero en lugar de dejar la maleta en el salón durante varios días y no prestarle atención hasta que llega el momento de poner la lavadora de rutina, hazlo ahora. Ya. Conforme entres por la puerta, descálzate y lleva toda la ropa a la lavadora. Luego descansa un rato y, en una hora o dos horas, según el ciclo que elijas, dedica otros 30 minutos a tenderlo. Al día siguiente destiéndelo, no lo planches si no quieres, no hace falta hacerlo ya. Pero, con este sencillo método, te aliviarás de la carga de tener que deshacer la maleta.

Y para que este proceso sea rápido, también hay un truco. Cuando hagas la maleta, pon en el mismo lado todo lo que sea para lavar y en el lado contrario los objetos que no vayan a pasar por la lavadora. De esta forma evitarás estar rebuscando, podrás coger la ropa en bloque y llevarla a lavar en menos de cinco minutos.

En este sentido, hay personas que utilizan unas especies de organizadores para maletas, y a la vuelta los usan precisamente para que el orden al llegar a casa sea más fácil. ¿Qué tal si los pruebas?

Sigue leyendo: Cómo prevenir los robos en casa durante las vacaciones