Trucos para comer menos realmente efectivos


En esta entrada nos vamos a centrar en una serie de trucos para comer menos, que nos van a ayudar a reducir la cantidad que ingerimos en cada comida, jugando sobre todo con la percepción que tenemos de las cantidades, “engañando” a nuestros sentidos para que nuestro cuerpo se llene con menos cantidad de forma que sin esfuerzo ingiramos menos calorías y podamos perder peso sin necesidad de seguir una dieta demasiado restrictiva.

Te puede interesar: Dietas para adelgazar 5 kilos rápido, ¿son realmente sanas?

Trucos para comer menos
Si quieres perder peso estos trucos para comer menos pueden ser de gran ayuda

Trucos para comer menos que te interesa saber

Mastica bien cada bocado.

A menudo trasladamos el estrés de nuestro día a día a la mesa y más que comer “engullimos” la comida, olvidando por completo que la digestión comienza en la boca. Se recomienda masticar cada cucharada unas treinta veces, de este modo tardaremos mucho más en comer y nos sentiremos saciados mucho antes a pesar de que la cantidad que comemos sea mucho menor. Otro beneficio de masticar la comida lo suficiente es que el estómago trabaja mucho menos, facilitando la digestión y creando menos gases, con lo que además estaremos mucho menos hinchados.

Utiliza platos más pequeños.

Aunque la digestión empieza en la boca, la vista es la primera que trabaja. Si mantenemos los platos de siempre y reducimos las cantidades nuestro plato parecerá medio vacío y algo “triste”, haciendo que tengamos desde el principio la sensación de que no vamos a comer lo suficiente. Si esa misma cantidad, que hemos reducido, la ponemos sobre platos más pequeños, éstos estarán muy llenos y nuestro cerebro creerá que vamos a ingerir más de lo que realmente es.

Separar en distintos platos.

Si la comida es de cuchara no podrás usar este truco, pero si haces una ensalada de primero y un revuelto de huevo o algún filete a la plancha, en vez de ponerlos juntos en el mismo plato es mejor separarlos en dos platos pequeños, ya que de nuevo nuestro cerebro interpretará que vamos a comer más de lo que en realidad hemos preparado, de este modo comer menos es muy sencillo.

Usar cubiertos pequeños.

De nuevo los utensilios pequeños nos van a ayudar a que la percepción de lo ingerido juegue a nuestro favor para comer menos. Al utilizar cuchara y tenedor más pequeño de lo habitual daremos más vueltas para comer todo el plato, tardando más, así nuestro cuerpo no notará la disminución real de lo que comemos y se sentirá saciado.

Trucos para comer menos
El agua puede ser tu aliada si quieres comer menos si la bebes en los momentos adecuados

El agua es tu aliada.

Bebe un vaso de agua media hora antes de comer y otro justo antes de la comida. Este sencillo gesto te llenará el estómago y evitará que comas más de lo que realmente necesitas. Y elimina los refrescos de las comidas, sólo nos aportan un montón de calorías vacías y un montón de gas que sólo sirve para que nos sintamos hinchados y echar a perder todo el trabajo que tanto nos cuesta.

¿Es realmente hambre?

Hay veces en que nos entra unas ganas enormes de comer y no es por hambre, lo que tenemos es ansiedad. Es importante saber diferenciar cuando es una cosa o la otra para actuar en consecuencia. Por lo general cuando se trata de ansiedad lo que nos pide el cuerpo son cosas ricas en hidratos y azúcares, lo que más nos engorda, en estos casos lo mejor que podemos hacer es prepararnos una infusión (sin azúcar) o comer una pieza de fruta e intentar relajarnos, si lo hacemos bien en quince minutos se nos habrá pasado.

Trucos para comer menos
¿Sabes diferenciar el hambre de la ansiedad? Es importante si quieres comer menos

Seguro que te interesa: 4 cenas de dieta para el invierno

Estos trucos para comer menos pueden parecer simples, pero aunque seamos nosotros quienes los preparamos y seamos conscientes del “engaño”, funcionan de forma sorprendente.