3 trucos para desayunar sano sin que te dé pereza


Como seguro que bien sabes, desayunar sano es fundamental para muchísimas cosas. Desayunar bien (o mal) se va a reflejar en muchos aspectos de nuestra vida: tendremos más energía, conseguiremos adelgazar, protegeremos nuestro sistema inmunológico… entre otros muchos beneficios.

Pero muchos de vosotros nos decís que no soléis desayunar sano porque os da pereza, porque tenéis el estómago cerrado a primera hora de la mañana o porque no tenéis tiempo. Excusas.

Hoy te vamos a demostrar que es posible tomar un desayuno sano independientemente de tus características personales o tus rutinas diarias.

Otros artículos de interés: Alimentos prohibidos en el desayuno

3 trucos para desayunar sano

Levántate 15 minutos antes:

desayunar sano
Levántate un poco antes y haz un desayuno más pausado, sin prisas. Verás como lo agradeces

Si tu problema es que no tienes tiempo de desayunar porque te levantas muy temprano o porque tienes el estómago cerrado después de dormir, lo ideal es que te levantes 15 minutos antes. Este lapso de tiempo no va a interferir en tu descanso y te ayudará a empezar el día más pausadamente.

Si no te apetece comer nada más levantarte, puedes empezar a hacer otras tareas: la ducha, preparar el material para el día de hoy, ordenar un poco la casa… Así irás haciendo hambre.

Y, aunque no te apetezca, intenta hacer el esfuerzo. Empieza con porciones pequeñas y poco a poco irás acostumbrando a tu estómago a comer más a esta hora. Piensa una cosa: si cuando vas a un hotel desayunas en un buffet varios platos de comida, ¿por qué en casa te cuesta tanto tomarte una simple tostada? Todo está en la mente.

Prepáralo la noche de antes:

desayunar sano
Por ejemplo, si planeas desayunar fresas, puedes dejarlas partidas y lavadas la noche de antes.

Otra de las cosas que nos impiden desayunar sano es la pereza de preparar nada tan temprano. Nuestro consejo es que te lo dejes planificado la noche de antes, ya sea la lista de ingredientes si no tienes nada que cocinar o, en la medida de lo posible, la receta ya hecha.

Por ejemplo, puedes hacer un bizcocho casero de nueces y solo tendrás que partirlo por la mañana o preparar un listado de lo que va a llevar tu cuenco de frutas y así, por la mañana, solo tienes que seleccionarlas, pero ya vas a tiro hecho.

Cuida bien los ingredientes:

desayunar sano
Opta por ingredientes sanos para preparar tu desayuno. Por ejemplo, el aguacate es una fuente de salud y esta es la mejor hora del día para tomarlo.

Y hablando de frutas y otros ingredientes, recuerda que lo que comes en el desayuno es fundamental no solo para el resto del día, también para tu salud y tu estado de salud general. Di NO totalmente a la bollería industrial, no hay forma de empezar peor el día.

Apuesta por frutas y otros elementos naturales, como la avena, la leche, los zumos… Come sano, aunque solo en el desayuno, pero conciénciate ya de la importancia de desayunar bien.

Sigue leyendo: Más ideas de desayunos sanos