Tengo tensión baja en el embarazo, ¿me tiene que preocupar?


Tener tensión baja en el embarazo es un tema muy común que puede causar algunos trastornos como visión borrosa, mareos, zumbidos en oídos y tener la sensación que te vas a desmayar. Pero, ¿es peligroso? ¿Tengo que concurrir a alguna consulta urgente o no?

Trastornos normales de embarazo

En los primeros meses de embarazo ocurren cambios fundamentales en nuestro organismo, los mismos pueden provocar algunos trastornos. Tener presión baja es uno de ellos y es tan común que a veces se considera un síntoma normal de embarazo.

Tensión baja en embarazada
Es necesario medir la presión para estar seguros de que es presión baja

Lo que no es lo mismo cuando la tensión es alta, lo que se considera una enfermedad y por lo tanto necesita de atención, porque puede poner en peligro la continuación del embarazo.

En el caso de tensión baja se deben tomar medidas preventivas que son muy sencillas pero por supuesto muy importantes para tenerlas en cuenta.

Causas de sufrir tensión baja en el embarazo

Existen muchas causas físicas que pueden causar esta baja de la presión arterial, sin embargo, dentro de las más comunes podemos nombrar a los cambios de niveles de hormonas.

Que también influye en nuestro estado emocional, generando grandes variaciones de nuestro humor.

¿Cuándo se tiene tensión baja en el embarazo?

El objetivo fundamental de nuestro sistema c irculatorio es llevar las partículas de oxígeno a todas células de nuestro organismo. La fuerza con la cual la sangre es empujada por el corazón hacia el resto del cuerpo, además de la resistencia brindada por las arterias, es lo que marca el valor de la presión arterial.

La presión normal son 120 y 80 como máxima y mínima respectivamente y cuando baja puede llegar a 90 la máxima y 60 la mínima, sin generar preocupaciones.

Síntomas de tensión baja en el embarazo

Si eres una persona que tiene presión baja puede ser que hayas pasado por algunos síntomas antes de estar embarazada. Porque la hipotensión no es un trastorno exclusivo de la etapa de embarazo.

Sin embargo, a veces, suelen ser más suaves y no llegas a darle importancia. Así que aquí te contamos cuales son los síntomas comunes de tener tensión baja en el embarazo.

Hipotensión en embarazadas
Los mareos son algunos síntomas de la hipotensión en embarazadas

Mareos que pueden comenzar con una visión borrosa y con posibilidad de sufrir desmayos.

O simplemente una sensación de flojedad en las extremidades, principalmente en ambas piernas.

También se puede sentir vértigos, cuando realizas un movimiento rápido, como levantarte rápidamente de la cama.

Durante el embarazo sueles sentir un poco de cansancio y somnolencia, que suele aumentar cuando tienes una presión baja.

Nuestro estado de ánimo también puede variar cuando tenemos presión sintiendo un poco de depresión, pero suelen ser muy leves.

Los síntomas anteriores puede causar una falta de atención en tus tareas habituales pero en ningún momento podrían afectar al desarrollo normal del bebé ni ser un riesgo para ti. Sin embargo, se debe tener cuidado de que los mareos o desmayos no provoquen caídas ni golpes. Lo que sí puede ser un riesgo para la mamá y el bebé.

Por eso debes tomar ciertas precauciones apenas comienzas a sentir algunos síntomas de una tensión baja. Las cuales te contamos al finalizar este artículo.

Conoce: Otros síntomas de hipotensión 

¿Cómo prevenir una tensión baja en el embarazo?

La alimentación es uno de los pilares fundamentales de la salud y con mayor razón durante los meses de embarazo. Así que una alimentación sana y equilibrada es la mejor forma de prevenir cualquier trastorno durante esta maravillosa etapa.

Evitando pasar un tiempo prolongado entre una comida y otra. También es esencial que recuerdes que no se aconseja tomar alcohol ni café en exceso.

Un aumento de dosis de frutas y verduras es un gran comienzo para cuidarse. Porque así te aseguras de ingresar los nutrientes y minerales necesarios para mantener una presión arterial regulada.

Mantener una buena hidratación en todo momento es una gran recomendación, de esta manera evitarías cualquier descompensación por deshidratación leve.

Pararse o sentarse bruscamente pueden provocar una baja de tensión, por lo tanto, trata de realizar movimientos suaves en todo momento.

Trata de no acudir a lugares llenos de personas o con un ambiente demasiado saturado o caluroso.

Embarazada con hipotensión
Previene la hipotensión con una buena alimentación

Es importante mantenerte en movimiento. Realiza caminatas o ejercicios de yoga que te permitan movilizar el sistema circulatorio.

Qué hacer en el momento de sentir tensión baja en el embarazo

Cuando comienzas a sentir mareos es esencial que no entres en pánico. Trata de relajarte y buscar ayuda a la persona que se encuentre cerca, sin hacer movimientos bruscos porque pueden agravar los síntomas.

Lo que tienes que tratar de evitar son las caídas, las cuales pueden ser producidas por desmayos. Por lo tanto, trata de sentarte lo más lento que puedas y esperar a que te recuperes.

Pregunta a tu médico en la próxima consulta, que tratamiento seguir o que puedes tener a mano en caso de que sientas presión baja muy a menudo.