Ganglios inflamados en el cuello: causas y remedios


Cuando notamos ganglios inflamados en el cuello nos suelen invadir grandes dudas que nos suelen preocupar. Porque generalmente asociamos a los ganglios inflamados al cáncer, pero en realidad no es así.

La función de los ganglios linfáticos es protegernos de virus y bacterias que nos pueden causar infecciones. Por ello, cuando nuestro organismo está luchando contra alguna infección, los ganglios tienen que trabajar un poco más y suelen inflamarse, causando dolor.

Causas de ganglios inflamados
Consulta por ganglios inflamados en el cuello

¿Dónde están ubicados los ganglios inflamados en el cuello?

En el cuello se encuentran aproximadamente 300 ganglios linfáticos que pueden inflamarse de acuerdo a la zona de la cabeza o cuello que desean proteger. Su estructura es más bien blanda y con forma redondeada u ovalada.

Aunque son superficiales no se ven ni se pueden notar al tacto. En cambio, cuando estén pasando por un proceso inflamatorio o infeccioso, se inflaman y pueden aumentar de tamaño.

Causas de ganglios inflamados  en el cuello

Entre las causas más comunes de inflamación de ganglios linfáticos en el cuello se encuentran las infecciones, trastornos en el mecanismo de defensa de nuestro organismo y algunos tumores.

Infecciones

Una infección de oído es una de las causas más comunes  que provocan la inflamación de ganglios. Aunque también el dolor en la garganta y otras enfermedades sistémicas, como la gripe.

Trastorno en el mecanismo de defensa

Nuestro sistema de defensa o inmune nos protege de los virus y bacterias que están a nuestro alrededor. Pero cuando nuestro sistema inmune sufre algún trastorno, se debilita. Lo que puede dar lugar a algunas patologías típicas de un sistema inmune debilitado como en el caso de lupus o artritis reumatoide.

Tumores benignos y malignos

El sistema linfático es parte de nuestro organismo y como tal no está excluido del cáncer. A veces, las denominadas células blancas cambian de comportamiento y se multiplican sin control. Provocando la formación de linfomas o tumores linfáticos.

Examen de ganglios inflamados en el cuello
Síntomas y causas de ganglios inflamados en el cuello

Síntomas de ganglios inflamados en el cuello

Una infección en los ganglios nos indica que algo en nuestro organismo no está funcionando como debe y nos lo hace saber a través de algunos síntomas como los siguientes:

  • Dolor en los ganglios ubicados en el cuello
  • Aumento de sensibilidad en dichas zonas
  • Tamaño aumentado de los ganglios
  • Síntomas de alguna infección del sistema respiratorio superior.
  • Sudor por la noche

Con la palpación de ganglios y los síntomas anteriores, el médico podrá definir un diagnóstico. En el caso de que se trate de una inflamación de ganglios más profundos es posible que se requiera una tomografía computada u otro estudio para determinar el diagnóstico.

Mira un poco más acerca de las: Funciones de los ganglios linfáticos y por qué duelen

¿Cómo aliviar los síntomas de ganglios inflamados  en el cuello?

Sentirte anímicamente mejor es primordial para aumentar las defensas de nuestro organismo. Así que cuanto antes pruebes estos remedios caseros para aliviar  las molestias que nos puede ocasionar tener ganglios inflamados en el cuello más rápido te curarás.

Compresas tibias

Para un alivio local instantáneo recurre a las compresas húmedas tibias. Aplícalas diariamente varias veces en la zona inflamada y te sentirás mucho mejor.

Masajes

La inflamación de los ganglios puede ser reducida a través de masajes suaves diarios de al menos 15 minutos. A través del masaje se estimula al ganglio a recuperar su función, eliminando las impurezas que lo están bloqueando.

Relajación

El estrés está estrechamente relacionado con el sistema lifático. Los problemas sociales, familiares o del trabajo realmente pueden hacer estragos en nuestro organismo.

Por lo tanto, la mejor manera de aliviar los síntomas es atacar a la razón de nuestro estrés. Tratando de organizar mejor nuestra agenda, delegar un poco de nuestras funciones y resignarse ante situaciones que no está en nuestras manos resolverlas o no tienen solución.

Los niños son propensos a tener ganglios inflamados en el cuello
Virus y bacterias inflaman los ganglios linfáticos de niños

Una vez que comencemos a trabajar en ello también tenemos que deshacernos del estrés diario con ejercicios de relajación.

Además de los ejercicios de respiración, un baño relajante también nos puede ayudar a bajar el nivel diario de estrés.

Ejercicios

Practica algunas posiciones de yoga que te permita colocar la cabeza a un nivel más abajo que las piernas, como la posición invertida. De esta manera se facilitará el movimiento de todo el fluido del sistema.

Además de yoga también puedes practicar caminatas o clases de aerobics que favorecen al movimiento del sistema linfático, favoreciendo a la desinflamación de ganglios.

Ganglios inflamados  en el cuello de niños

Cuando encontramos algunos ganglios inflamados en los niños la preocupación aumenta. Sin embargo, tienes que saber que son muy comunes ante ciertas enfermedades como gripe, amigdalitis o tos.

Como los niños son más propensos a las infecciones por virus y bacterias, la inflamación de ganglios suele ser muy común en ellos.

Algunas enfermedades muy contagiosas como la rubéola y el sarampión también pueden producir una inflamación de ganglios en el cuello. Los mismos suelen aumentar de tamaño y causar molestias o  dolor al niño.

Para aliviarlos puedes utilizar compresas de agua tibia, además de tratar la causa que le está afectando.