Síntomas de la colitis nerviosa que deberías conocer


A veces, nos duele el estómago pero la causa no está en haber comido algo en mal estado o en un virus. Los nervios, el estrés, las preocupaciones, el ritmo frenético de vida… todo ello puede afectar (¡y afecta!) a nuestro estómago, alterando su normalidad. Es cierto que hay gente más propensa a esto que otra pero, en un momento dado, todos podemos sufrir este tipo de trastornos. Por ello, hoy queremos que conozcas los síntomas de la colitis nerviosa, para que identifiques lo que te está ocurriendo y le pongas solución tan pronto como puedas para evitar futuras complicaciones.

Sigue leyendo: Dieta blanda, ¿qué debo comer para mejorar mi estómago?

Las ganas de vomitar

Síntomas de la colitis nerviosa más habituales

Como su propio nombre indica, la colitis nerviosa suele estar causada por nervios, estrés y otros factores de tipo psicológico. La mente y el cuerpo están más conectados de lo que piensas, por lo que si algo no va bien allí arriba, con toda probabilidad se reflejará en tu cuerpo. Ya sea en un dolor de cabeza, una diarrea o un dolor de barriga.

Te contamos los síntomas de la colitis nerviosa más comunes: comenzamos con problemas en el tránsito intestinal, ya sea a modo de diarrea o de estreñimiento. Pueden ocurrir ambas cosas y depende de a qué sea más propensa la persona. Hablando de heces, también cambia su apariencia, tanto en textura como en color. Obsérvalo y lo veras.

La aparición de gases propicia que tengamos también dolores de barriga e hinchazón, mientras que los nervios en sí nos pueden provocar náuseas o incluso acidezfalta de apetito vómitos.

Otra forma en la que nuestro cuerpo refleja estos síntomas de la colitis nerviosa es mediante cansancio o fatiga inusual, además de pérdida de peso, que es lógica ya que probablemente se te cierre el estómago y comas menos.

Pero además de esto, hay otros síntomas de la colitis nerviosa que, aunque en principio podemos pensar que no están relacionados, en realidad sí lo están. ¿Por ejemplo? Dolores de cabeza, dolores de espalda, ansiedad, insomnio, falta de líbido, palpitaciones o micciones más frecuentes.

Todo esto puede estar asociado a dicha colitis nerviosa.

Dolor de estomágo

Pero, ¿cómo sabemos que se trata realmente de una colitis nerviosa?

Como ves, los síntomas de la colitis nerviosa son bastante comunes y seguro que ya los has padecido en otras ocasiones, probablemente por virus, infecciones y simples resfriados o épocas más bajas. Lo importante es que sepas escucharte a ti mismo, que identifiques si estás sufriendo una época de nervios o estrés y que trates de relajarte.

De todos modos, te recomendamos pasar siempre por la consulta de un doctor para que evalúe el origen de tus síntomas y determine si necesitas seguir algún tipo de tratamiento o tomar medicación o si simplemente debes relajarte y dejar pasar los días para que desaparezcan estos síntomas de la colitis nerviosa. Por último, recuerda que no debes dejarlo pasar, ya que estos síntomas pueden ir desembocando en otros peores. No dejes que una enfermedad se complique.

Dolor de estómago

Otros artículos de interés: Cómo tratar el dolor abdominal