Ser mujer ideal, ¿sabes lo qué significa? Descubre si eres una mujer ideal


Desde tiempos antiguos las mujeres han intentado acercarse lo máximo posible a la idea de mujer ideal. Este concepto depende mucho de los gustos de cada uno, aunque está siempre influenciado por las normas sociales. A día de hoy los hombres también buscan alcanzar ese ideal de la perfección pero las mujeres tienen una larga trayectoria histórica intentando conquistar el concepto mujer ideal.

Te puede interesar leer por qué es malo depilarse el vello genital

Distintos tipos de mujeres
El concepto de mujer ideal depende mucho de los gustos de cada uno, aunque está siempre influenciado por las normas sociales

¿De dónde eres? ¿Qué tipo de mujer ideal quieres?

Hoy día todo está muy globalizado, incluido el concepto de mujer ideal. Pero dependiendo del lugar hay distintos tipos de preferencias. Los medios de comunicación, las películas, internet… Todos éstos contribuyen a que comprendamos mejor gente de culturas muy distintas e incluso que comenzamos a compartir gustos y opiniones.

Por ejemplo en los países asiáticos prefieren mujeres con poca estructura ósea, grandes pechos pero pocas caderas, el pelo largo y oscuro. Este concepto de mujer ideal se puede ver claramente en los dibujos japoneses donde suelen retratar así a las chicas. Sin embargo, por contraposición, en países del norte de Europa se inclinan por mujeres altas, con estructura fuerte sin llegar a ser ruda, rubias principalmente y con un carácter muy seguro de sí mismas.  Por otro lado tenemos el concepto de mujer ideal latina, basado en una mujer de grandes curvas, caderas anchas y cintura estrecha, cabello oscuro y largo y carácter cariñoso aunque un poco temperamentales.

¿Cada sociedad tiene la misma mujer ideal?

Mujeres bellas por el mundo
A lo largo del mundo los cánones de belleza y los ideales para ser una mujer perfecta pueden ser totalmente diferentes

Estos ejemplos nos ayudan a comprender la gran diversidad de opiniones y de gustos dependiendo del lugar donde hemos sido criados, tanto nos puede afectar que nos cambia incluso el concepto de mujer ideal que tenemos en nuestra mente. Pero ello no quiere decir que todos pensemos igual, a pesar de esto cada individuo tiene una opinión personal y un gusto distinto. Este es el gran dilema para las mujeres, porque ya es difícil encajar en un concepto de mujer ideal como para intentar encajar en los distintos gustos que tiene cada uno. Por ello lo mejor es ser uno mismo e intentar ser feliz con cómo es cada uno sin intentar conseguir el ideal de belleza que tenemos en mente ya que es poco pragmático.

La mujer ideal no es sólo físico

Cuando una mujer intenta ser lo más perfecta posible, comúnmente se centra en la parte física. Comienza a hacer dieta, hacer ejercicio o cambia su forma de maquillarse y vestirse. Pero al final lo que más atrae de una mujer es su forma de ser, su cultura, su capacidad dialéctica. Poco querrás estar con una mujer con un físico 10 si cuando os ponéis a hablar sólo te sabe contar el cotilleo de turno de la prensa del corazón. Poco te apetecerá estar con ella si el único plan que le apetece es salir a bailar reggaetón. Y poco te podrá aportar si su mayor ambición en la vida es encontrar un persona que la mantenga mientras ella está en el sofá viendo la tele sin siquiera haber leído un libro en su vida.

Normalmente  confundimos ese concepto de mujer ideal y no pensamos que es mucho más ideal tener al lado una persona que tenga aficiones tan lícitas como pintar, tocar un instrumento, que tenga inquietudes culturales y sociales, una persona que tenga buen corazón y a la vez luchadora, que tenga claro lo que quiere en su vida. Una mujer que cumpla este tipo de condiciones sí que es una mujer ideal.

Decide ser una mujer ideal
Mujer ideal es quien eres, quien decidas ser. Solo tú pones los límites

Mujer ideal en pareja

No es que para ser una mujer ideal debas tener una pareja y mucho menos que tu pareja deba ser un hombre. Por suerte en la mayoría de sociedades de hoy día las mujeres tienen la libertad de poder elegir si quieren vivir en pareja o no y de escoger qué tipo de pareja quieren. Pero este apartado es una guía básica que da unas pautas generalizadas para poder ser una mujer ideal en pareja. Aunque también se le puede aplicar al hombre para que seamos unos hombres ideales en pareja.

  • No es sano no dejar tiempo libre. Para que la relación siga siendo fresca es bueno que cada cual tenga actividades fuera de la relación. Por ejemplo ir al gimnasio, salir con los amigos a tomar algo o aficionarse a algún tipo de actividad. Esto no quiere decir que todo se tenga que hacer por separado, estos límites los pone cada pareja.
  • Si está cabreada, la mujer ideal debe decir por qué lo está. Si preguntamos si están enfadadas y nos dicen que no, por muchos morritos que nos pongáis seguiremos pensando que no estáis enfadadas. Lo mejor ser claro pero intentando no desmadrar una discusión en la tercera guerra mundial.
  • No critiques de forma habitual tu condición física. Nadie es perfecto, a todos nos sobra un poco de barriga, nos falta músculo o queremos el pelo en otro color. Pero a los hombres nos gusta estar con una mujer segura de sí misma y a nuestros ojos es perfecta por lo que nos fastidia escuchar quejas del físico que además no tienen respuesta correcta.
  • La mujer ideal debe saber escuchar. En una pareja no sólo hay que oír lo que nos cuentan, hay que escuchar, prestar atención e intentar apoyar o ayudar siempre que la pareja lo necesite.
Ser su mujer ideal
Para ser una mujer ideal en el ámbito de la pareja es fundamental la confianza, el respeto y hablar
  • Se lleva bien con la familia y amigos. Hay veces que con ciertas personas es prácticamente imposible llevarse bien, pero si una persona es importante en la vida de tu pareja al menos hay que intentar no llevarse mal y tolerarse.
  • Confianza en el sexo. Obviamente el sexo es una parte imprescindible en toda relación de pareja. Cada persona tiene unos gustos y unas preferencias distintas en este ámbito por ello la mujer ideal debe tener confianza para expresar lo que quiere y lo que no para poder llegar a tener el mejor sexo posible. Una buena relación de pareja sin un buen sexo está abocada al fracaso. Quítate esos prejuicios, habla claro y disfruta de tu pareja.
  • Controlar esos celos. Obviamente los celos en una pareja no son sanos y hay comportamientos que incitan al aumento de estos como mirar el móvil o escuchar conversaciones a escondidas. Este tipo de comportamientos hay que controlarlos para que no te vuelvan loca los celos. Ahora esto siempre que no te den motivos, una cosa es no ser celosa y otra es pasar por todas.
  • Y finalmente lo más importante es quererse. La mujer ideal necesita una relación ideal y para ello necesita mucho amor, mucho sexo de calidad, muchos mimos y muchos piropos.

Te gustará leer nuestro artículo: Beneficios de viajar