¿Por qué sangra la nariz y qué hacer frente a una hemorragia nasal?


Un día cualquiera sientes una molestia en la nariz, tomas un pañuelo de papel, te limpias y lo que ves te hace entrar en pánico: ¡sangre! Seguramente sabes que algunos de los motivos porque sangra la nariz son problemas como hipertensión arterial, arterioesclerosis u otras más graves como la leucemia. Si estás embarazada debes prestar atención a sangrados anormales, y también puede ser que sangres por la nariz durante la menstruación. La buena noticia es que la mayoría de las veces la nariz sangra por motivos mucho más sencillos… y es muy fácil controlarla en casa.

Otros artículos que te interesarán: ¿Conoces los 5 síntomas de la tensión alta?

Sangre por la nariz
El sangrado nasal es común en los niños

Motivos porque sangra la nariz en los niños y qué hacer

En general las hemorragias nasales en los niños no son graves; de hecho son muy comunes. Se deben a que se pierde sangre por la membrana que forma el tabique nasal, tapizada por una red de pequeños vasos sanguíneos que se rompen fácilmente. Lee más acerca del sangrado nasal en esta interesante cartilla de la Asociación Española de Enfermería en Otorrinolaringología.

La causa de este tipo de sangrado nasal son irritaciones o resfriados propios del invierno o el cambio de estación; generalmente ocurre de un solo lado de la nariz. También por sonarse la nariz con demasiada fuerza, por hurgarse la nariz, o si estamos expuesto s a aire muy frío o muy seco.

Los sangrados nasales son muy habituales en los niños y pueden ocurrirles varias veces a la semana. La mayoría de las veces no son graves. Las causas son las que ya mencionamos, junto con traumas por meterse objetos en la nariz o problemas anatómicos aún no descubiertos como malformaciones y o crecimiento anormal de tejidos dentro de la nariz como los pólipos.

Si a tu niño le sangra la nariz sigue estos pasos:

  • No entres en pánico. El sangrado de nariz puede ser impresionante pero casi nunca es grave;
  • Mantén al niño de pie o sentado, con la cabeza ligeramente inclinada hacia adelante. Se cree que la cabeza debe inclinarse hacia atrás o acostarse, pero no hagas ninguna de estas cosas. Tampoco tapones la nariz con algodones, gasa o papel tisú;
  • Haz que se suene la nariz suavemente o hazlo tú si el niño está asustado o no puede hacerlo;
  • Presiona las aletas de la nariz entre tus dedos pulgar e índice por diez minutos mientras el niño respira por la boca; la presión constante hace que se detenga la hemorragia;
  • Libera la presión y espera; el sangrado debe haberse detenido. Si continúa sangrando repite el procedimiento. Si después de veinte minutos el sangrado no para… entonces sí, recurre al médico.
  • También debes recurrir al médico si el sangrado se debe a otras causas como heridas, golpes o alergias.

Cómo detener la sangre por la nariz en adultos

Para detener una hemorragia nasal debes hacer lo mismo que te recomendamos para tu hijo y además:

  • Siéntate o quédate de pie;
  • Presiona las aletas con tus dedos pulgar e índice para cerrar las fosas nasales;
  • Espera diez minutos; es el tiempo necesario como para que la hemorragia se detenga;
  • Puedes aplicar compresas frías o hielo sobre el puente de la nariz.
  • No te acuestes, ni te suenes la nariz o hagas esfuerzos como levantar objetos pesados hasta varias horas después de que se detenga el sangrado.
  • Si los sangrados son frecuentes, toma medidas preventivas como mantener los ambientes humidificados, y evitar que se reseque la nariz utilizando lubricantes nasales antes de acostarte, o también gotas de solución salina o geles.

Sangrado nasal en el embarazo

Durante el embarazo los cambios hormonales pueden causar hinchazón en algunas partes del cuerpo, ya que aumenta la circulación sanguínea. Esto puede llevar a que la nariz se congestione y se produzca sangrado por la nariz. No es grave y puedes controlar esta situación por ti misma en casa, pero si el sangrado está acompañado por síntomas de gripe, o la sangre no se detiene después de 20 minutos, te recomendamos consultar con tu médico.

Sangrado nasal en embarazo
Presta atención al sangrado nasal anormal en el embarazo

Junto con las medidas que ya hemos descrito para tratar y prevenir el sangrado por la nariz, si estás embarazada sigue estas estrategias:

  • Bebe abundante agua;
  • Utiliza un poco de vaselina para untar por dentro la nariz y evitar el resecamiento de las membranas nasales;
  • No utilices medicamentos no recetados;
  • Si pasó un poco de sangre a la garganta evita tragarla.

Sangrado nasal y menstruación

Durante la menstruación también se producen cambios hormonales que pueden aumentar la vascularización de las fosas nasales. Si has notado que durante la menstruación te sangra la nariz te interesará saber que este problema se llama epistaxis vicariantes o cataminiales (de hecho el sangrado por la nariz clínicamente se denomina epistaxis, que significa goteo). Generalmente se debe a algún trastorno menstrual por lo que te recomendamos consultar con tu médico.

Remedios caseros para el sangrado nasal

Junto con las simples medidas de prevención que ya indicamos, en el caso de sangrado por la nariz hay algunas plantas que pueden ayudar a detener el flujo de sangre favoreciendo la coagulación aplicando sus preparaciones en forma externa.

  • Decocción de Castaño de Indias: esta planta es muy conocida por su riqueza en taninos es decir que tiene grandes propiedades astringentes. De hecho actualmente es uno de los tratamientos naturales de las várices más aceptados. Prepara una decocción con 50gr. de corteza de Castaño de Indias en un litro de agua y deja hervir durante10 minutos. Aplica con un algodón en las fosas nasales.
  • Jugo de limón: un remedio casero si te sangra la nariz que seguramente siempre tienes a mano. El jugo de limón tiene propiedades astringentes naturales, por eso se utiliza para el tratamiento de espinillas o acné. Embebe un trocito de algodón en jugo de limón y colócalo en el interior de la nariz del lado que sangra. Déjalo por lo menos 10 minutos.
Jugo delimones
El jugo de limón tiene propiedades astringentes

Sigue leyendo: ¿Conoces los mejores remedios naturales para la tos?