Remedios naturales para el dolor de garganta: un gran alivio


Durante los cambios estacionales, los remedios naturales para el dolor de garganta son de las recetas más socorridas. Muchas dolencias de las vías respiratorias superiores, virosis e infecciones provocan este síntoma.

Zona del dolor de garganta
El dolor de garganta no es una afección grave pero si muy molesta y que se puede acompañar de dificultades para deglutir y hablar pero se puede aliviar con numerosos remedios naturales de comprobada efectividad

El dolor de garganta es muy molesto y puede  provocar dificultades para ingerir alimentos y para hablar, ocasionándonos ronquera. Estos dolores pueden anteceder a la aparición de un catarro, gripe o las anginas.

Te interesará conocer sobre: La medicina herbaria: pasado, presente y futuro

Los remedios naturales para el dolor de garganta son una alternativa empleada durante siglos para atenuar las consecuencias de esta afección,  por fortuna, existen numerosas alterativas para su control. Hoy comentaremos sobre algunos de ellos.

¿Por qué me duele la garganta?

Las causas que provocan el dolor de garganta son variadas: desde irte de fiesta y gritar a voz en cuello durante un concierto hasta el comienzo de una infección viral o bacteriana.

La molestia fundamental radica en que dificulta nuestra vida cotidiana. La mayoría de sus síntomas son locales, dificultando la ingestión de alimentos y en muchas ocasiones dificultando la capacidad de hablar. Pero también puede manifestarse acompañada de cansancio y malestar generalizado. Estos remedios naturales para el dolor de garganta, te ayudarán a atenuar las molestias y a pasar la afección un poco mejor.

Remedios naturales para el dolor de garganta

Los remedios naturales para el dolor de garganta han sido empleados desde tiempos inmemoriales,  son parte de las tradiciones populares y de la cultura de cada pueblo, han pasado de generación en generación y siguen teniendo una total vigencia.

Los remedios naturales de los cuales te hablaremos son fáciles de adquirir y preparar, además de su probada efectividad demostrada por el conocimiento empírico. La mayoría no dispone de ensayos clínicos que los avale, pero están respaldados por su uso práctico.

Gárgaras de agua salada

La preparación de una solución de media cucharadita de sal de cocina, en una taza de agua de tibia puede ser empleada para hacer gárgaras varias veces al día. Esta solución reduce la inflamación en la garganta y ayuda a controlar la irritación provocada por diferentes microorganismos.

Propóleo

El propóleo es producido por las abejas, y está considerado como un antibiótico natural. Se postula que también actúa estimulando el sistema inmunológico.

Mediante su acción local sobre la garganta es efectivo para disminuir las molestias del dolor de garganta. Se recomienda su uso en solución acuosa en forma de gárgaras al menos dos veces al día.

Sopa de pollo
Las propiedades de la sopa de pollo como uno de los remedios naturales para aliviar el dolor de garganta son magníficas y es muy popular para las infecciones de vias respiratorias superiores

Sopa de pollo

Es el remedio universal de muchas dolencias, pues además de nutritiva el sodio contenido en la sopa de pollo mejora la inflamación de la garganta. A lo anterior se suma lo placentero que resultan los alimentos en forma líquida cuando tienes dolor de garganta. Ayuda también a fluidificar las secreciones nasales durante los resfriados.

Miel con limón

Puede ser uno de los remedios naturales para el dolor de garganta más avalados por el uso práctico. En cuatro onzas de agua caliente añade una cucharada de miel y una cucharadita y media de jugo de limón y bébelo. También se puede consumir directamente la miel con el jugo de limón.

Infusión de limón y miel
Un remedio natural muy popular para el dolor de garganta es la combinación de miel y limón con agua caliente, se le pueden adicionar otros componentes

Vinagre de manzana

Como es muy ácido la modificación del pH puede ayudar a un efecto antinflamatorio. Solo tienes que emplear una cucharada de vinagre de manzana, una cucharada de miel y una taza de agua tibia. Mezcla y bebe inmediatamente.

Otra variante es utilizarlo en forma de gárgaras en este caso no se adiciona la miel, solo el agua y la cucharada de vinagre de manzana.

Ajo

Excelente antibiótico y cargado de antioxidantes. Chupa un diente de ajo una vez al día.

Pimienta de cayena

Mezcla 1/8 cucharada de pimienta de cayena con 1/2 taza de agua caliente. Haz gárgaras varias veces al día. No sobrepases la dosis pues la cayena es muy picante.

Clavo de olor

Su olor nos recuerda el dentista, pero sus efectos son muy satisfactorios. Solo tienes que masticar dos o tres clavos de olor, después de masticarlos los eliminas porque su consistencia es muy fibrosa. Sentirás un alivio inmediato de las molestias al tragar.

Gárgaras con fresas

Las fresas son buenas para la garganta: hierve a fuego lento 25 gramos de fresas, ¾ de litro de agua y 30 gramos de hojas de fresa durante 15 minutos. Añade 1 cucharada de miel. Cuela y guarda en una botella bien sellada y refrigera. Haz gárgaras cada 45 minutos.

Bicarbonato de sodio y sal

Mezcla 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio con media cucharada de sal dentro de una taza de agua tibia. Haz gárgaras varias veces al día.

Gárgaras de tomillo

En una taza de agua hirviendo añade 1 cucharada de tomillo seco. Cuela, deja entibiar y haz gárgaras. Alivia el dolor de garganta en minutos.

Infusiones calientes excelentes remedios naturales para el dolor de garganta

Le toca el turno a las infusiones, son muy empleadas y su efecto aunque no tiene evaluaciones de rigor, al menos las vivencias de abuelos y padres las sitúan entre las alternativas como remedios naturales para el dolor de garganta.

Té de raíz de regaliz

En una taza de agua incorpora una o dos piezas de raíces de regaliz. Realiza una infusión y bébela de inmediato. No la uses de forma prolongada, pues eleva la presión arterial. Aunque puede ser muy útil, está contraindicada en mujeres embarazadas y en los  hipertensos.

Infusión de jengibre
La raíz de jengibre rallada preparada en forma de infusión con té negro es un reconocido remedio natural para el dolor de garganta

Jengibre

En una taza con agua hirviendo incorpora 3 cucharaditas de jengibre rallado. Deja reposar 5 minutos, añade un saquito de té negro y una cucharada de miel. Bébelo y sentirás alivio a tus malestares.

Té con miel y limón

En una taza de agua hirviendo agrega dos cucharadas de miel, una de zumo de limón y añade un saquito de té. Deja enfriar y bébelo.

Infusión de hojas de limón

Hierve agua y agrega hojas de limón (tres hojas de limón por taza) y añade una cucharada de miel. Bebe a temperatura tibia. Si deseas hacer gárgaras puedes emplear zumo de limón con agua o miel cinco veces diarias.

Té verde

El té verde bebido tibio alivia el dolor de garganta. También puedes hacer gárgaras con él, pues es excelente contra las infecciones.

Infusión de té verde
En general las bebidas calientes como la infusión de té verde son excelentes como remedios naturales para el dolor de garganta

Batidos y zumos excelentes como remedios naturales para el dolor de garganta…

La cebolla

En medio litro de agua, coloca 1 cebolla bien cortada, añade tres cucharadas de azúcar y deja macerar 12 horas. Bebe una taza cada dos horas hasta eliminar el dolor de garganta.

Batido de frutas

Prepara este excelente antioxidante con 1 cucharada de miel pura de abejas, 1 taza de granadas cortadas en trozos, 1 taza de yogur descremado, media taza de moras azules y una taza y media de plátanos cortados. Licúa bien los ingredientes y bebe este delicioso batido dos veces al día.

Zumo de zanahorias

Toma el zumo procedente de 2 zanahorias, 4 tallos de apio, 1 diente de ajo y ¼ hinojo. Licúa bien y bebe dos veces al día. Resulta ideal para mejorar el dolor de garganta

Zumo de zanahoria
Desde tiempos inmemoriales los remedios naturales para el dolor de garganta son empleados para aliviar sus molestias, el zumo de zanahoria es muy conveniente al igual que otros zumos muy populares

Una combinación prodigiosa

Con un poco de perejil, una cebolla, un diente de ajo y un vaso de agua tienes todo lo necesario. Licúa bien los ingredientes. Bebe un vaso diariamente.

Cataplasmas

Un cataplasma hecho con hojas secas de manzanilla es también un excelente remedio. Para hacerlo, agrega las hojas en dos tazas de agua hirviendo. Con cinco minutos cocinando es suficiente. Luego humedece un paño, escurre y aplícalo sobre tu cuello. Repite varias veces en el día.

 Y como conclusión…

Los remedios naturales para el dolor de garganta son el mejor modo de cuidar tu salud de una manera sencilla y eficaz, sin tener que acudir a medicamentos. No obstante, si persiste por más de tres días, acude a la consulta del médico o el otorrinolaringólogo. Puede que te estés enfrentando a algo más serio, y el dolor de garganta sea un llamado de atención de que algo no está funcionando bien en tu organismo.

Te resultará interesante leer: Dolor de garganta en el embarazo: ¿cómo acabar con él?