5 remedios caseros para las manos secas muy fáciles de preparar


El invierno causa estragos a diferentes niveles. El frío no solamente afecta a nuestro sistema inmunológico, también la piel puede verse afectada por ellos. Es posible, que en el momento en que entre el frío, comiences a notar la cara más tirante, las manos más secas o incluso ciertas zonas del cuerpo (pies, codos, rodillas…) más ásperas. ¿Es tu caso? Hoy nos vamos a centrar en darte algunos remedios caseros para las manos secas, que puedes preparar en casa de forma sencilla y que te van a ayudar, en gran medida, a paliar este problema.

El primer consejo que te podemos dar es que lleves siempre contigo una crema hidratante específica para las manos para poder usarla con cierta frecuencia fuera de casa, especialmente cuando estés por la calle, que es el momento en el que más afecta el frío a la piel de las manos. Pero también, en casa hay algunas pautas que puedes seguir, como utilizar solo jabones naturales en lugar de jabones con sabores / olores, ya que pueden tener ingredientes que resequen más las manos.

Estos son dos pequeños conseguir para cuidar más esta importante parte del cuerpo, pero además, hay una serie de remedios caseros para las manos secas que te va a encantar probar. Te los contamos a continuación.

Otros artículos de interés: remedios caseros para la piel

5 remedios caseros para las manos secas

Aceite de oliva y limón:

remedios caseros para las manos secas Usa esta mascarilla con constancia y notarás los resultados
Las propiedades antioxidantes del aceite de oliva para la cara no ayudan a combatir las arrugas y el envejecimiento de la piel.

El primero de nuestros consejos para utilizar las cosas que tienes por casa para crear efectivos remedios caseros para las manos secas es el aceite de oliva. Coge un pequeño tarrito, échale un par de cucharadas de aceite de oliva y añádele un par de gotas de limón. El limón, como veremos más adelante en otros remedios caseros para el mismo propósito, es un ingrediente muy bueno.

Junto con las propiedades oleosas del aceite, tendremos una especie de mascarilla de manos ideal para hidratarlas y devolverles la suavidad que el invierno nos ha robado.

Para aplicarlo, podemos coger un poco de cantidad con los dedos y aplicárnosla como si fuese una crema hidratante convencional o, si no te apañas bien con la textura tan líquida, puedes servirte de un algodón bien empapado para pasarlo suavemente por las manos. Cuando ya tengas el producto aplicado, frota una mano contra otra, de forma firme pero suave para que penetre bien en todos los lugares de las manos. Ten cuidado con el espacio entre los dedos, aplica producto pero en mucha menor cantidad, ya que este lugar no necesita (normalmente) demasiada hidratación y puedes desarrollar hongos si luego no te lo limpias bien.

Deja actuar al menos un par de horas, teniendo cuidado de no manchar nada.

Vaselina:

remedios caseros para los talones agrietados

Otra opción muy buena es la vaselina. Es cierto que (aunque se puede hacer en casa), normalmente la compramos ya hecha en farmacias, tiendas cosméticas o incluso en grandes superficies y otros lugares como kioscos, aeropuertos, estaciones… La vaselina tiene muchos usos, pero sobre todo es uno de los productos cosméticos básicos tanto para hombres como para mujeres.

Si lo quieres utilizar para las manos, compra un tarro relativamente grande para poder coger suficiente cantidad de producto. Gracias a ella, podremos mejorar la suavidad de la piel, su elasticidad y devolverle la vida que tenían antes de convertirse en manos secas. Además, también ayuda a eliminar las células muertas, por lo que cuidará nuestra piel de la manera más efectiva.

¿La mejor forma de utilizarla cuál es? Es muy sencillo. Coge una pequeña cantidad de producto (el tamaño de una almendra nos puede bastar para cada mano) y aplícala en la piel, frotando hasta que se absorba para evitar que manches nada. Lo ideal es usarla por la noche, dejarla actuar y no lavarte las manos hasta el día siguiente al despertar. Si la absorbes bien no tienes que preocuparte por manchar las sábanas.

Tómalo como una rutina diaria y verás qué buenos resultados.

Huevo:

huevo batido

Otra opción que nos va a venir muy bien para utilizar como remedios caseros para las manos secas es crear una mascarilla de huevo natural. ¿Cómo la preparamos? En este caso, solo vamos a necesitar la parte de la yema. Separamos la clara y la yema y reservamos la clara para otro tipo de usos, como por ejemplo, para hacernos una tortilla solo de claras, muy rica en proteínas y baja en grasas y calorías.

Con la yema, la ponemos en un pequeño bol y batimos bien. Con la ayuda de un algodón o de los propios dedos si no eres escrupuloso, la aplicamos sobre las manos y a continuación nos frotamos una contra la otra, con cuidado pero con firmeza. Dejamos actuar un cuarto de hora, con cuidado de no tocar nada en ese tiempo ya que podría manchar bastante, y pasado este tiempo enjuagamos con agua templada y sin jabones para que penetre bien y no se pierda la suavidad de las manos.

Gracias a la yema del huevo, mantendremos nuestras manos hidratadas, eliminaremos células muertas y las tendremos libres de virus y bacterias.

Miel:

Miel curativa

¿Tienes miel en casa? Entonces tienes unos de los mejores remedios caseros para las manos secas que puedes preparar. Y decimos preparar por decir algo, porque en realidad no necesitarás hacer ningún tipo de elaboración. En un tarrito, echa un par de cucharadas de miel y frótala contra las manos para que penetre bien. Si con el huevo era importante no tocar nada, ahora lo es más aún. Notarás las manos pringosas, no te preocupes, es normal al estar utilizando miel. Dejamos actuar durante unos 10 minutos y por último lavamos con agua templada, de nuevo, sin utilizar jabones.

Gracias a la miel hidrataremos las manos y equilibraremos su pH natural. Además, podemos hacer una variante, que consistiría en añadir una cucharadita de azúcar para crear una especie de exfoliante natural que nos ayudará a eliminar de una forma más efectiva las células muertas de la piel.

Tomate y limón:

tomates

Por último, vamos a preparar una especie de zumo que, aunque sería muy sano también para nuestra salud, nos va a venir genial utilizarlo en las manos para hidratarlas, eliminar manchas y prevenir que se arruguen antes de tiempo, gracias a su gran cantidad de antioxidantes. El tomate y el limón son ingredientes excelentes por separados y juntos más aún.

Para preparar el último de los remedios caseros para las manos secas, solo tendremos que coger de nuevo un pequeño tarrito en el que echaremos una cucharada de limón con tres cucharadas de zumo de tomate natural que habremos batido previamente. Normalmente, aunque depende del tamaño del mismo, con un tomate bastará. Mezclamos bien y con ayuda de un algodón extendemos bien por todas las manos. Frotamos una contra la otra de forma suave pero con firmeza y dejamos que actúe durante un cuarto de hora, de nuevo teniendo cuidado de no manchar nada ya que este remedio casero también mancha bastante al estar compuesto principalmente por tomate. Pasado este tiempo, enjuagamos con agua templada y listo.

Si quieres que estos remedios caseros para las manos secas tengan una mayor efectividad, solo necesitarás ser constante y usarlos todos los días o como mucho un día sí y un día no. Elige el que más te guste por textura y sensaciones tras su uso y llévalos a cabo en las últimas horas del día. Verás como pronto notas los resultados.

Sigue leyendo: Mascarillas para el pelo seco