Relación a distancia: cómo conseguir que funcione


Nadie tiene la receta mágica para hacer que las cosas funcionen, sin embargo, la mayoría de nosotros conocemos los pasos más acertados para acercarnos a nuestro objetivo o, por lo menos, intentarlo y que no seamos nosotros los que nos hayamos puesto piedras en nuestro camino. Concretamente, hoy vamos a hablar de un tema que resulta bastante complicado de manejar pero que se puede conseguir: las relaciones a distancia.

Mucha gente las rechaza inmediatamente. Una relación a distancia es algo muy difícil de llevar, simplemente porque hay quienes no creen en el amor sin ver. Pero nada más lejos de la realidad: si estáis convencidos de hacer que funcione lo conseguirás.

En este artículo te queremos dar 5 claves para conseguir que funcione tu relación a distancia. ¡No te las pierdas y alcanzar el éxito en tu relación!

Otros artículos de interés: Vivir con la pareja, ¿es tan difícil como dicen?

Cómo conseguir que funciona una relación a distancia

La tecnología: el tercero en vuestra relación

ets enfermedades

Está claro que hoy en día las relaciones a distancia son más sencillas de lo que lo eran antiguamente. Ahora, la tecnología ha puesto en nuestras manos todo un mundo de posibilidades para sentir a la otra persona a nuestro lado aunque nos separen cientos o miles de kilómetros.

¿Cómo podemos aprovechar la tecnología para hacer que nuestra relación a distancia funcione? Tirad mucho de teléfono, llamaros todo lo que podáis y haced videoconferencias. Hay muchas apps que te permiten veros en cualquier momento y sin coste, por lo que debéis aprovecharlo.

Siempre que podáis, es mejor hablar y veros que simplemente enviaros mensajes de texto. La cercanía es mayor, sentiréis al otro a vuestro lado y habrá menos malentendidos.

También podéis aprovechar la tecnología para hacer cosas juntos: desde ver películas hasta jugar o planificar juntos vuestro próximo viaje. Lo importante es que gracias a ella se eliminen las barreras y podáis sentir al otro a vuestro lado, aunque no podáis tocarlo.

Hoy en día es mucho más fácil llevar una relación así: quien quiere estar, está. No lo olvides nunca.

Cread un plan de futuro o un proyecto común

Una pareja sin un plan de futuro no es nada, está abocada al fracaso. Por eso, lo más importante es que, aparte de que os dediquéis a vivir el día a día y seáis felices, tengáis un plan de futuro, un objetivo común o en un proyecto en el que trabajéis y os haga estar más unidos.

Por supuesto, el principal plan de futuro es conseguir eliminar la distancia algún día y tener una vida conjunta. Esto es algo que toda relación a distancia se debe plantear en algún momento. Es posible que, por las circunstancias presentes, sea algo que no podáis conseguir aquí y ahora, pero vuestros esfuerzos, vuestros planes a medio o largo plazo, deben estar siempre enfocados a conseguir ese futuro en común.

¿Cómo elegimos quién de los dos se va a mudar? Poco a poco, con el tiempo, lo iréis viendo. Ya sea porque uno tenga trabajo y el otro no, o porque uno tenga alguna carga familiar. Sea como sea, es algo que debéis poner en común y decidirlo, pero, como te contaremos más adelante, la clave está en que los dos sepáis ceder y apostar por ello, tomando en cuenta cómo está la realidad y cuál de las dos opciones es la más plausible, dentro de lo difícil que puede ser una relación a distancia.

Viajad siempre que podáis

relación a distancia ser amigo de tu ex celebrar San Valentín en pareja

Por supuesto, si vives una relación a distancia tienes que tener claro que la maleta va a ser tu fiel compañera de vida, al menos hasta que consigáis estar juntos bajo el cielo de la misma ciudad.

Tenéis que ser los dos los que viajéis, siempre que el trabajo lo permita y el presupuesto. Buscad opciones de viajes baratos, pero si la distancia es muy grande, intentad también que el trayecto sea lo más cómodo posible. ¿Por qué? Porque si tienes que hacer muchas horas o escalas en medios de transporte incómodos al final terminaréis por ver solo la parte negativa y apenas os moveréis.

Viajar y veros, poner fin a esa distancia aunque sea durante unos días, es fundamental para que la relación siga tomando fuerza, para que cojáis aliento y viváis unos días juntos y felices. Además, es importante que siempre tengáis una futura fecha a la vista para veros. Intentad siempre terminar un viaje sabiendo que habrá un siguiente y sobre todo sabiendo cuándo. De este modo te será mucho más sencillo superar la distancia.

La confianza y la transparencia es clave

Si no piensas tener confianza en tu pareja, no te metas en una relación a distancia. Si no piensas ser totalmente sincero, tampoco lo hagas. Ser sincero, transparente, y confiar en el otro son clave para garantizar el éxito cuando no podemos ver a la otra persona tanto como nos gustaría o cuando toda la comunicación se basa en llamadas telefónicas o por Skype.

Es importante que la comunicación sea vuestro mayor pilar. Si te preocupa algo, dilo. Si tienes algo rondando la cabeza, dilo. Si consideras que tienes que contar algo o preguntar, hazlo. Pero sobre todo, confía en el otro, no te dejes llevar por malos presentimientos o por experiencias pasadas. Cada persona es un mundo y lo que debes hacer si estás en una pareja, estar al 100% en ella, siendo sincero y confiando en el otro. Eso sí, recuerda que para que confíen en ti tú también debes ser transparente.

En una relación marcada por la distancia una pequeña mentira, aunque sea piadosa, puede hacer mucho daño, así que, por favor, si de verdad quieres que esto funcione, sé siempre totalmente sincero y transparente. No tengas nada que esconder.

Ceded los dos

apego en adultos

Como te hemos dicho en el punto del proyecto común de terminar viviendo juntos, es importante que sepáis ceder los dos. Todo el esfuerzo que requiere una relación de este tipo no puede venir solo de un lado.

No hablamos solo a la hora de viajar o de mudarse, hablamos de todo: llamar, hablar, contar tus problemas, enviar una sorpresa, apoyar… La relación es cosa de dos, no lo olvides.

También a la hora de solucionar las peleas, que las habrá, es importante que sepáis ceder los dos, que no esperéis a que sea el otro siempre el que llame o corra a pedir disculpas. No te dejes llevar por el orgullo.

En definitiva, para que funcione la relación…

Debes tener claro que no va a ser fácil. Pero también debes tener claro que, si de verdad os queréis, merecerá la pena. No dejes que algo como los kilómetros arruine al amor de tu vida, si es que lo es. Por tanto, luchad juntos por él, remad en la misma dirección, tened un objetivo común y sed totalmente transparentes con el otro.

Si sostener una relación ya es complicado, imaginaos si además le sumamos el hecho de que no os podéis ver a diario ni compartir las rutinas básicas del día a día.

Solo si el amor es verdadero y estáis dispuestos a luchar por él conseguiréis que funcione. Depende de vosotros, no veáis solo la parte mala de la historia y luchad por lo que queréis. Si de verdad estáis convencidos de ello, no habrá nada que pueda estropearlo.

Sigue leyendo: Trucos para sorprender a tu pareja