Cómo organizar el tiempo libre con la pareja: trucos y consejos


Pasar tiempo con nuestra pareja es algo que todos deseamos. A fin de cuentas, es el compañero que hemos elegido para el viaje de la vida y a todos nos gusta compartir cosas con él o ella. Sin embargo, no siempre sabemos cómo organizar el tiempo libre con la pareja, bien sea por falta de imaginación, por no saber salir de la rutina o simplemente porque tenemos horarios incompatibles y nos cuesta encontrar el momento para hacer cosas juntos con las que disfrutemos los dos.

Sin embargo, no debes restarle importancia a este tema, ya que organizar el tiempo libre con la pareja y disfrutarlo es básico si queremos que la relación llegue a buen puerto y sea estable y feliz. No podemos pretender que una relación vaya bien si no disfrutamos de nuestra pareja más allá de las obligaciones diarias.

¿Quieres saber cómo puedes conseguirlo? Te damos a continuación algunos consejos para llegar a buen puerto. Eso sí, no olvides que debéis remar los dos.

Otros artículos de interés: Convivencia en pareja, ¿cómo superarla?

Consejos para organizar el tiempo libre con la pareja

Encuentra hobbies en común:

ser amigo de un ex Ser su mujer ideal

Una pareja sin hobbies en común está destinada al fracaso. Es cierto que cada uno debe tener su espacio, de hecho hablaremos de ello más adelante, pero también debéis hacer cosas juntos que os gusten a los dos. No se trata de ceder siempre o de hacer cosas para el otro, si no de disfrutarlo de verdad.

Tratad de identificar qué hobbies tenéis en común. Puede ser el cine, la música, el deporte, viajar, cocinar o incluso leer… Lo importante es que detectéis dónde os sentís a gusto los dos, qué cosas os motivan a levantaros cada día y qué queréis compartir con el otro. Haced cosas juntos, solos, sin que necesitéis siempre tener la comparsa de los amigos o la familia, aprended a pasar tiempo de calidad el uno con el otro y no paséis los días libres simplemente tirados en el sofá viendo Netflix. Disfrutad juntos, disfrutad de la vida, pero recordad que compartir hobbies es básico para que la pareja se sostenga y aprendáis a ser verdaderos compañeros de vida, donde se comparta lo malo pero sobre todo se comparta lo bueno. En eso consiste, en saber disfrutar del otro.

La casa, vuestro escondite del mundo:

beneficios de irte a vivir con tu pareja

Y aunque te hemos dicho que es importante que no paséis el día metidos en casa y que salgáis ahí fuera a disfrutar del mundo, es importante también que dentro de casa sigáis disfrutando. Para muchas personas, la casa es rutina, obligaciones, casi una cárcel. Si lo estás enfocando así, vas mal, muy mal.

Es cierto que la casa puede aburrir y saturar, pero también debe ser un lugar donde os sintáis cómodos, donde podáis escapar del mundo y donde sintáis que es vuestro refugio, vuestro hogar. Cuatro paredes no son nada si le dais identidad propia, por lo que es muy importante que, incluso si estáis de alquiler o de paso porque penséis mudaros más adelante, le deis vuestra propia personalidad.

Buscad tareas que os gusten hacer en casa y compartidlas. Por ejemplo, ver películas de un género determinado, cocinar juntos, engancharos a alguna serie, aprender a jugar a algún juego de mesa o hacer reuniones con vuestros amigos.

No olvidéis tampoco que el tiempo antes de ir a dormir es clave para sostener una relación. Invertid en tiempo de calidad para vosotros y veréis como no habrá nada ni nadie que pueda nunca con vuestra pareja.

Compartid círculo social:

adelgazar en pareja con constancia.

Otro pilar básico para organizar el tiempo libre con la pareja es compartir un círculo social más o menos estable. Si venís de mundos diferentes o lleváis poco tiempo juntos, es posible que cada uno tenga sus propios amigos, su círculo del instituto, la universidad, el gimnasio, el trabajo… Esto está muy bien y de hecho no debéis perderlo nunca, compartir amigos es importante para que estéis a gusto, pero debe ser un camino de doble sentido. Es decir, no dejes de lado los tuyos para irte solo con los del otro, ni viceversa.

Lo ideal es que seáis una pareja lo suficientemente unida como para compartir círculo social y que conozcáis a los diferentes amigos del otro, os llevéis bien y hagáis cosas en común, pero también que seáis independientes en el sentido de que podáis salir solos si el otro no puede o no quiere un día determinado.

Eso sí, es importante que le pidas a tus amigos que también colaboren para que el otro se sienta integrado en el grupo, que todos estén a gusto y que llegue un momento en que no se distingan amigos de uno u otro, si no que el círculo social sea común.

Enriqueceos mutuamente:

¿Por qué es más fácil superar una ruptura en verano? celebrar San Valentín en pareja

Lo bueno de una pareja es que cada uno tenga sus propios gustos, necesidades, aficiones y curiosidades. No debemos perder nuestra identidad por nuestra pareja, pero sí intentar transmitirla nuestras inquietudes y compartir con ella lo que nos gusta, algo que también debe hacerse en el otro sentido.

Esto no solo os ayudará a descubrir cosas nuevas y sentir más curiosidad por temas que hasta ahora no te habían llamado la atención, si no que además conseguiréis enriqueceros y hacer vuestra vida más plena.

Dos personas totalmente iguales no suelen estar destinadas a terminar juntos, porque con el tiempo lo que hasta ahora era afinidad se convierte en aburrimiento. Por ello, trata de mantener tus propios gustos y si al otro no le gusta lo mismo no te preocupes. Compártelo con él o ella, disfruta enseñándoselo y, si os queréis de verdad, habrá curiosidad por el tema sin que esto signifique que tenga que adoptarlo como un hobby propio. Recuerda que cada uno necesita su espacio. Y hablando de eso, vamos a por el último consejo para organizar el tiempo libre con la pareja. Es, probablemente, una de las claves para una relación estable, larga y feliz.

Guardad espacio para cada uno:

La terapia sexual ayuda a la relación de la pareja

Uno de los errores de base de una pareja es intentar compartir el 100% con la otra persona cuando empezamos una relación. Y no es malo, ni muchísimo menos, pero no hay que olvidar que antes de ser una parte de una pareja somos una persona independiente, autónoma, y como tal necesitamos nuestro tiempo y nuestro espacio. Guárdate hobbies para ti mismo, ten tu momento de soledad, haz planes sin tener que contar siempre con la aprobación del otro…

Por supuesto, los dos debéis estar de acuerdo, entenderlo y actuar con tal. Si no caéis en una independiencia extrema que os haga olvidar que estáis en una pareja y simplemente intentáis regalaros tiempo, descubrirás que es posible organizar el tiempo libre con la pareja y a la vez seguir disfrutando de tu propia identidad y tu propia autonomía.

La clave de una relación perfecta no la tiene nadie, a veces, todo es cuestión de congeniar, simplemente, y al igual que cada persona es un mundo, cada relación también. Pero si hay algunos consejos que te van a servir para acercarte un poco más al éxito, sin duda estos te van a hacer mucho bien.

Y a ti, ¿cómo te gusta organizar el tiempo libre con la pareja?

Sigue leyendo: Planes para hacer en casa con tu pareja